Teresa Teng: una cantante asiática querida en Japón

Hirano Kumiko [Perfil]

[09.05.2016] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | العربية |

Popularidad intacta

El año pasado se cumplió en vigésimo aniversario del deceso de Teresa Teng, una leyenda del pop asiático cuyas canciones le hicieron muy famosa en Japón. Teng contaba con tan solo 42 años cuando sufrió un fatal ataque de asma en 1995 en un centro turístico de Chiang Mai, en Tailandia. En Japón sus canciones siguen siendo tan populares como antaño en las listas de karaoke, y desde su fallecimiento se han vendido casi 3 millones de CDs y DVDs en el país. Es extraño que los japoneses profesen un cariño tan duradero a una cantante extranjera, y esto no se debe solamente a su magnífica voz o a su apariencia angelical.

Fotografía gentileza de Universal Music Japan.

La madre de Teng amaba la música. Desde su tierna infancia la estrella aprendió canciones tradicionales chinas, y es tal vez por ello que entendió la importancia de las letras. En China, la letra de las canciones (ci) solía considerarse una forma de expresión menor en comparación con la poesía (shi). Pero en la Dinastía Song (960-1279), obras ejemplares de reputados escritores ayudaron a convertirla en un género literario reconocido.

El álbum de Teng de 1983 Dandan youqing (Dulce y exquisito sentimiento) es un magnífico ejemplo de letras de la Dinastía Song incorporadas a melodías contemporáneas. Teng interpreta lamentos sobre la naturaleza de la vida y odas a la añoranza del hogar escritos por antiguos literatos, en una cascada de emociones que transciende el tiempo y el espacio.

Nexo entre Japón y sus vecinos asiáticos

Cuando cantaba también canciones japonesas, Teng prestaba especial atención a la letra. Con la ayuda de intérpretes, preguntaba repetidamente a los autores y productores de las canciones el significado de las distintas palabras y no entraba en el estudio de grabación hasta que consideraba que las había entendido plenamente. En sus actuaciones robaba el corazón de sus fans imbuyendo cada palabra de significado y cantándolas sobre la melodía de una forma que parecía estar hablando directamente con todas y cada una de las personas que la estaban escuchando.

Aparte de sus propios éxitos, Teng interpretó canciones pop japonesas kayōkyoku traducidas al chino. Grabó muchas de ellas cuando vivió en Los Angeles en 1980. Estos temas fueron posteriormente distribuídos en cassette y CD en Taiwán, Hong Kong y China así como en el Sudeste asiático, y llegaron a ser ampliamente conocidos en toda la región.

En 2002, el primer ministro Koizumi Jun’ichirō cantó la balada japonesa “Kitaguni no haru” (Primavera en el Norte) junto con miembros del Gobierno vietnamita en un banquete durante su visita a ese país. Este hecho fue recogido ampliamente por los medios de comunicación locales, pero la destreza vocal de Koizumi sólo despertó tanto interés porque Teng ya había hecho popular el género kayōkyoku en el Sudeste asiático.Yo misma he notado las ventajas de esta popularidad, ya que me ha permitido profundizar mi amistad con personas de toda Asia cantando canciones japonesas en sesiones de karaoke en todas partes, desde Taiwán y China hasta Vietnam y Camboya.

  • [09.05.2016]

Escritora de literatura de no ficción. Empezó a escribir tras trabajar en el sector editorial. Amante del té asiático. Su obra de 2000 Tantan yūjō (Dulce y exquisito sentimiento) ganó el Gran Premio de No Ficción Shōgakukan. Además de escribir sobre varios países asiáticos, Hirano está especialmente interesada en el periodo en que Taiwán estuvo bajo control japonés. Es autora, entre otras obras, de Teresa Ten ga mita yume: kajin kasei densetsu (El sueño de Teresa Teng: una leyenda de la canción china), Chūgokucha: fūga no uragawa (El té chino: detrás de la elegancia), Tōsan no sakura: chiriyuku Taiwan no naka no Nihon (Los cerezos en flor del padre: la pérdida de la cultura japonesa en Taiwán), y Mizu no kiseki o yonda otoko (El hombre que provocó un milagro de las aguas).

Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia