Un japonés venerado como “General tigre volador” en Taiwán
El regreso de una deidad a Japón

Katakura Yoshifumi [Perfil]

[12.05.2017] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 繁體字 | Русский |

Un santuario para un piloto japonés

Cerca de la antigua ciudad de Tainan, en el sur de Taiwán, existe un templo en el que se venera a un piloto japonés. Su nombre oficial era Sugiura Shigemine, y fue un piloto japonés que se distinguió por su valor durante una batalla aérea que le valió el sobrenombre de Feihu Jiangjun, “General tigre volador”.

El General Tigre Volador es un dios guerrero, y como tal concede la victoria en batalla. Pero también son muchos los formularios de examen que los fieles depositan a sus pies, para pedir ayuda. Es digno de mención el estandarte rojo, que da la bienvenida a los visitantes de Japón en japonés. (Imagen cortesía de Katakura Yoshifumi)

Taiwán posee una mezcla de culto a los antepasados, reverencia hacia la naturaleza y una rica historia y cultura, lo cual ha dado un variopinto panteón de dioses que incluye héroes de guerra, policías y profesores deificados. Existen algunos santuarios dedicados a japoneses, aunque ninguno alcanza el nivel de devoción del recinto dedicado al General Tigre Volador.

Para el visitante, el templo Zhenan es muy parecido a los muchos otros santuarios taoístas esparcidos por Taiwán; la única diferencia es un estandarte rojo escrito en japonés que reza “Bienvenidos sean todos los visitantes de Japón”. La primera vez que fui al santuario, en 1997, no vi ese estandarte, pero quienes se encontraban en el recinto me recibieron con gran hospitalidad. El ambiente de buena voluntad hacia los japoneses no ha cambiado desde aquella época.

Estatuas decoradas del General Tigre Volador. La estatua principal es la del centro, y las de ambos lados se utilizan cuando se debe transportar la imagen para algún evento. (Imagen cortesía de Katakura Yoshifumi)

Una vez dentro del recinto se puede ver la estatua de Sugiura en el centro. En Taiwán lo normal es que en cada santuario se adore a un número de deidades, pero este lugar está dedicado únicamente a una. Y lo que resulta aún más extraño es que esa deidad fuera, en vida, un japonés.

Junto a la imagen de Sugiura se encuentran otras dos esculturas, pero las tres son del General. La estatua central es la principal, y las laterales son lo que se denomina “de culto separado”; se utilizan en ceremonias especiales o cuando uno de los numerosos festivales requiere que se mueva la imagen.

  • [12.05.2017]

Escritor japonés residente en Taiwán. Nace en la prefectura de Kanagawa en 1969.Viaja por primera vez a Taiwán como estudiante de la Escuela de Educación de la Universidad de Waseda. Tras graduarse, entra en la empresa editorial y de enseñanza que hoy es conocida como Benesse. Ha vivido y trabajado en Taiwán desde 1997 como escritor y fotógrafo documentando e interpretando varios aspectos de la cultura taiwanesa en relación con Japón y los japoneses, particularmente las líneas de ferrocarril y otras reliquias de la etapa colonial. Es autor de obras como Koshashin ga kataru Taiwan: Nihon tōchi jidai no 50-nen, 1895–1945 (Taiwán a través de sus fotografías antiguas: 50 años de dominio colonial japonés, 1895-1945), Taiwan ni nokoru Nihon tetsudō isan (El legado de las vías de ferrocarril japonesas en Taiwán), entre otros trabajos.

Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia