La opinión pública en Internet (1)

Kimura Tadamasa [Perfil]

[28.07.2017] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 |

¿Cómo se forma la opinión pública en Internet? ¿Por qué se encienden las redes? Responde a esta y otras preguntas uno de los mayores expertos de Japón en el comportamiento de los internautas, dedicado a la realización de diversos estudios sobre el ciberespacio.

La formación de la opinión pública en Internet

Cuando Internet comenzó a normalizarse en la sociedad, en la segunda mitad de la década de 1990, se esperaba que el ciberespacio se convirtiera en un nuevo dominio público. Esto se debe a que se vislumbraban sus posibilidades como espacio en el que condicionantes propios de la vida fuera de línea como las relaciones personales y la posición socioeconómica carecían de relevancia; además, en la red se podía debatir con total libertad, lejos de las ataduras del espacio y el tiempo. En este contexto, se fueron probando distintas iniciativas que permitieran sacar a la luz problemas sociales a los que era necesario hacer frente y crear un espacio web en el que intercambiar posturas libremente, dialogar, establecer consenso social y tomar decisiones.

Sin embargo, bajo el anonimato, características propias de nuestra sociedad como la expresividad resultan pobres, y es posible que los usuarios, siendo conscientes de que les protege el desconocimiento de su identidad, emitan comentarios irresponsables y poco afortunados, se excedan en sus palabras, se inicie una disputa y se enciendan. Por otra parte, si se establece un sistema exclusivo de membresía o registro, serán muy pocos los que lo utilicen.

Internet se convierte, por lo tanto, en ‘alguien’ que sabe escuchar y es, al mismo tiempo, un buen orador, ya que cada uno escoge lo que quiere oír y evita problemas cuando se comunica con personas que tienen gustos y valores parecidos. Por consiguiente, se genera un efecto eco bajo el cual se amplifican determinadas ideas y opiniones, fruto de los intercambios y de la afinidad que se genera entre usuarios parejos. Consecuentemente, las opiniones equilibradas de los particulares se van transformando en posturas extremas y amplificándose, y esto se traduce a su vez en una polarización grupal(*1) bajo la cual se establecen opiniones radicales para todo un colectivo.

Los debates sociales que se llevan a cabo en Internet han pasado a denominarse “opinión pública en la red” y se tiene la noción, bastante extendida, de que este tipo de diálogo difiere de los intercambios convencionales en cuanto a sus tendencias. Más que crear un nuevo dominio público, lo que ocurre es que Internet se llena de comentarios incendiarios, tal y como sucedió con la polémica de los emblemas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020; en los últimos años, podría decirse que la red se ha transformado en un espacio en el que se propagan noticias falsas y realidades alternativas.

Como experto en la opinión pública en Internet que lleva realizando estudios sobre la cuestión desde mediados de la década de 1990, me gustaría, además de explicar las peculiaridades de la opinión pública en la red en el caso de la sociedad japonesa, aclarar que no se trata de un caso especial, sino de un aspecto en común entre los países desarrollados que refleja las tendencias de la sociedad en todo su conjunto.

El caso de Japón

La opinión pública en Internet se forma en torno a un sistema en el que se elaboran noticias, estas se divulgan y se dialoga sobre ellas, que engloba también a los medios de comunicación convencionales, esto es, el periodismo fuera de línea. Más abajo encontramos una representación gráfica de cómo se estructura este sistema en Japón.

En la opinión pública basada en los medios de comunicación tradicionales, por norma general, tienen un papel preponderante quienes generan información, así como aquellos a quienes se dirigen los periodistas para obtener datos. Los ciudadanos de a pie, que conforman esa gran mayoría de personas receptoras de la información, solo podían tener una influencia indirecta en ella. Sin embargo, en Internet, se rompe el esquema “Medios de comunicación → Noticias → Público” y los receptores se convierten, al mismo tiempo, en generadores de información; las distintas plataformas y redes sociales –Facebook, Twitter, blogs, foros, secciones de comentarios, etc.– les permiten pronunciarse de forma variada.

Además, en Japón han ido creciendo los denominados medios de comunicación intermedios, tales como los portales de noticias en línea BuzzFeed Japan y J-CAST News, y la página NAVER Matome, que aglutina diferentes contenidos. Internet se ha convertido en un espacio en el que se intercalan los medios de comunicación convencionales, los intermedios y las redes sociales; todos ellos conforman la plataforma en la que se desarrolla la opinión pública en Internet.

Imagen de la cabecera: Aflo

(Traducción al español del original en japonés)

(*1) ^ Cuando se fijan opiniones en grupo, las valoraciones individuales se van radicalizando a medida que se suceden los intercambios entre miembros.

  • [28.07.2017]

Profesor de la Facultad de Sociología de la Universidad Rikkyō nacido en 1964. Tiene un doctorado en Antropología Cultural de la Universidad Estatal de Nueva York y se especializada en Redes Sociales. Accede a su puesto actual tras impartir clases en la Facultad de Ciencias e Ingeniería de la Universidad Waseda y en la Escuela de Posgrado de Artes y Ciencias de la Universidad de Tokio. Además, presenta el programa News no Shinsō, en el canal de noticias CS Asahi Newstar, y forma parte de un comité del Ministerio del Interior y Comunicaciones encargado de las telecomunicaciones. Entre sus obras, destaca Digital Native no Jidai: Naze Mail sezuni 'Tsubuyaku' no ka (La edad de los nativos digitales: ¿por qué se postea en lugar de enviar correos electrónicos?)

Artículos relacionados
Lo más reciente

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia