Enfoques Datos de Japón
La sanidad japonesa atrae a turistas de todo el mundo
El Gobierno apoya el turismo sanitario
[21.01.2016] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

Con la debilidad del yen y una mayor facilidad para obtener los visados Japón ha visto aumentar rápidamente el número de turistas extranjeros que acuden al país. En 2015 el número de visitantes extranjeros podrá alcanzar los 20 millones. Entre ellos parece que hoy está aumentando el número de turistas atraídos por la medicina puntera de Japón y su alta tecnología de análisis y diagnóstico.

¿Está aumentando el número de turistas sanitarios?

Muchas personas pudientes de los países emergentes y de los países desarrollados se han convertido en los últimos años en turistas sanitarios que acuden a otros países en busca de tratamientos médicos que no encuentran en sus propios países o que pueden recibir fuera a un mejor precio. Lamentablemente, Japón no cuenta hoy día con datos fiables sobre el número de pacientes extranjeros a los que está atendiendo. Tan solo disponemos de datos estimados del ministerio de Economía, Comercio e Industria para el ejercicio fiscal 2012 que revelan que el número de turistas sanitarios aumentó en 5.000 hasta las 27.000 personas respecto al año anterior.

Para conocer más sobre la tendencia actual entrevistamos a Takahashi Nobuyoshi, presidente del Centro de Turismo Médico y Sanitario (JMHC, por sus siglas en inglés), perteneciente a la empresa de turismo JTB, que afirma que “aunque no se puede conocer una suma exacta, podemos decir que con la creciente afluencia de turistas la tendencia sigue al alza”.

El número de visitantes extranjeros se ha multiplicado por dos o más en los últimos tres años, y en el supuesto de que se mantenga esta proporción se puede deducir que en Japón se habrán atendido entre 50.000 y 60.000 pacientes extranjeros en 2015.

El Gobierno ha patrocinado el turismo sanitario desde 2010

El Gobierno comenzó a impulsar la atención sanitaria a pacientes extranjeros en 2010 durante el mandato del Partido Demócratico de Japón (PDJ). El actual Gobierno también ha incluido la atención sanitaria como uno de los campos de su nueva estrategia de crecimiento, incluyendo el turismo sanitario. En 2011 se creó un visado médico para pacientes extranjeros que les permite pasar largos periodos en Japón y visitar durante ese tiempo su país de procedencia. Para impulsar aún más este tipo de turismo, el Gobierno apoyó la fundación de Medical Excellence JAPAN (MEJ), una organización creada para ofrecer una mejor atención a pacientes de otros países.

Principales medidas del Gobierno japonés para la internacionalización de su sanidad

Junio de 2010 La salud fue uno de los 7 campos estratégicos de la nueva estrategia de crecimiento del Gobierno del PDJ, incluyendo ayudas para la admisión de pacientes extranjeros y la promoción del turismo sanitario.
Enero de 2011 Se establece un visado médico.
Abril Medical Excellence JAPAN (MEJ) pone en marcha una web y un centro de atención telefónica para atender las dudas que llegan del extranjero.
Octubre MEJ se convierte en una corporación y ayuda a instituciones que aceptan a pacientes del extranjero.
2012 Se establece el sistema de acreditación del Servicio Médico de Japón para los Pacientes Internacionales (JMIP, por sus siglas en inglés). En octubre de 2015 once instituciones habían recibido ya esta acreditación.
Abril de 2013 MEJ es reorganizado para centrarse pincipalmente en los servicios médicos japoneses en el extranjero.
Junio El Gobierno de Abe Shinzō hace de la expansión internacional de la sanidad japonesa una de las políticas claves de su estrategia para “revitalizar el país”.
Agosto Se establece un centro para la política sanitaria en la oficina del Primer Ministro.
Septiembre de 2015 Dos empresas, incluyendo JTB, reciben la certificación de compañías que apoyan el turismo médico.

Por otra parte, muchas organizaciones médicas de Japón son pasivas en cuanto al proceso de internacionalización debido a la barrera lingüística y cultural, y a la dificultad para armonizarlo con el sistema del seguro médico nacional. La Asociación de Médicos de Japón ha manifestado que “la medicina no puede basarse solo en los beneficios económicos y además en Japón se prohíbe la atención sanitaria mixta, por lo que existe un problema desde ese punto de vista”, razón por la que se posicionan en contra del fomento del turismo sanitario.

Las organizaciones que se muestran abiertas al turismo sanitario, por otra parte, esperan una potencial demanda procedente de los países de Asia en pleno crecimiento económico y observan ya la llegada de pacientes de otros países como uno de los futuros pilares de la gestión hospitalaria. Mientras que continúa la tendencia de contener gastos de la atención sanitaria a nivel nacional, el aumento del prestigio de la medicina japonesa en el extranjero puede atraer importantes ingresos del exterior al margen del sistema del seguro de salud en Japón y aumentar la tasa de fucionamiento de los equipamientos médicos más costosos.

El gráfico de abajo muestra el porcentaje de turistas sanitarios por país de procedencia en 2012, según la información del ministerio de Economía, Comercio e Industria. Tal como explica Takahashi Nobuyoshi, “en nuestro caso, los visitantes de China representaron el 90 % del total, y los de Rusia un poco menos del 10 %. La mitad de ellos vinieron para hacerse análisis y la otra para recibir tratamiento. En la mayoría de los casos las solicitudes llegaron de empresas que prepararon viajes para sus trabajadores a modo de incentivo  incorporando visitas sanitarias”.

400.000 yenes por un día de estancia para un chequeo médico

Algunos hospitales de Japón están buscando de manera activa a pacientes procedentes de China, como el Centro Médico Kameda en Kamogawa, en la prefectura de Chiba, el Hospital Ariake del Cáncer de la Fundación Japonesa para la Investigación del Cancer, el Centro Sanitario de la Escuela Médica Nippon o el Hospital Internacional St. Luke en Tokio.

Kawakami Risa, de la oficina de Relaciones Públicas del Centro Médico Kameda, explica que en 2014 atendieron a unos 50 pacientes de China, y a un total de 108 en 2015 hasta agosto, una cifra que aumenta hasta los 160 si se incluyen las reservas realizadas hasta diciembre. Además de los análisis médicos, en muchos casos los pacientes llegan para realizarse mamografías y recibir tratamiento. El coste de un análisis médico completo ronda los 400.000 yenes por un día de estancia y 450.000 yenes por dos noches y tres días. “Más del 80 % de los pacientes procedentes de China respondieron a una encuesta y encontraron el servicio médico, la atención de los empleados y los distintos análisis 100 % satisfactorios. Por otra parte, su grado de satisfacción con el alojamiento y la comida fue del 90 %”, añade Kawakami.

La medicina japonesa se expande por el mundo

El Gobierno de Abe Shinzō ha modificado la política de puertas abiertas para los pacientes extranjeros elaborada por el anterior ejecutivo. En la “estrategia para recuperar Japón” propuesta en junio de 2013 se incluye un objetivo concreto que concede más importancia a la exportación de las tecnologías y servicios médicos de Japón en el extranjero, y por el que se pretende “establecer para el año 2020 instituciones médicas japonesas en unos 10 lugares, principalmente en países emergentes, y alcanzar un volumen de mercado de al menos 5 billones de yenes en el año 2030”.

La exportación activa de los servicios médicos de Japón gracias al impulso gubernamental tiene como fin estimular el crecimiento de industrias del sector como la del equipamiento médico o la farmacéutica, y de los sistemas de información como el de diagnóstico remoto.

El Hospital Internacional Kitahara en Tokio construye en la actualidad un hospital de emergencias en Phnom Penh, Camboya, financiado por organizaciones como la Fundación Japón y la Corporación JGC, y se espera que esté concluido en febrero de 2016. Asimismo, el Hospital Hokuto de Hokkaidō está desarrollando un proyecto para ofrecer servicios de diagnóstico por imagen a hospitales locales de Vladivostok en Rusia en asociación con las organizaciones sanitarias locales.

(Escrito por Murakami Naohisa de Nippon.com. Fotografía del encabezado: un paciente chino con los resultados de un electrocardiograma en el Hospital Kishiwada Tokushukai en Kishiwada, Osaka, durante el ensayo de un viaje de medicina preventiva organizado por la empresa Nankai Railway en diciembre de 2010. ©Jiji.)

  • [21.01.2016]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia