Enfoques Datos de Japón
Japón roza los 20 millones de turistas extranjeros
[12.02.2016] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | Русский |

El número de visitantes extranjeros que llegaron a Japón en 2015 volvió a romper récords con 19.737.000 de turistas. De esta forma, el Gobierno ha quedado muy cerca de alcanzar el objetivo de 20 millones de turistas anuales para 2020, ayudado en parte por la depreciación del yen y por la estabilidad en las relaciones con China. Los turistas extranjeros gastaron aproximadamente unos 3 billones de yenes en Japón.

Por primera vez la mayoría de turistas llegaron de China

Datos del Ministerio del Territorio, Infraestructuras, Transportes y Turismo revelan que en 2015 llegaron a Japón desde el extranjero 19.737.000 turistas, un 47,1 % más que el año anterior, por lo que es el tercer año consecutivo que se rompe el récord histórico de visitantes.

Este año, como resultado, es la primera vez en 45 años desde la Exposición Internacional de Osaka de 1970 que llegaron a Japón más turistas de otros países que japoneses visitaron el extranjero (cuya cifra fue de 16.212.100, un descenso del 4 % respecto a 2014). Esto propició que entre enero y noviembre del pasado año se consiguiera un superávit récord en la balanza de los ingresos procedentes del turismo de más de un billón de yenes.

El ministro de Turismo Ishii Keiichi aseguró respecto a la tendencia actual sobre la llegada de visitantes extranjeros a Japón que “hay un equilibrio adecuado en cuanto a la diversidad de los turistas por país de procedencia”, si bien es cierto que alrededor de 16.370.000 personas llegaron de paises asiáticos, un 82,9 % del total. De ellos, el 71,9 % (14.200.000 personas) llegaron de Asia Oriental. Más turistas llegaron de China, con 4.990.000 personas, seguida por Corea del Sur con 4.000.000 de visitantes, de Taiwán en tercer lugar con 3.680.000 visitantes, y con Hong Kong en cuarta posición con 1.520.000 personas, y los Estados Unidos en quinto lugar con 1.030.000 de visitantes. Les siguen turistas de Tailandia, Australia, Singapur, Malasia, Filipinas y Reino Unido, entre otros países.

Porcentaje de visitantes extranjeros por país de procedencia en 2015

País o región de procedencia Visitantes (en millones) Porcentaje
1 China 4,99 25,3 %
2 Corea del Sur 4,00 20,3 %
3 Taiwán 3,68 18,6 %
4 Hong Kong 1,52 7,7 %
5 Estados Unidos 1,03 5,2 %
6 Tailandia 0,8 4,0 %
7 Australia 0,38 1,9 %
8 Singapur 0,31 1,6 %
9 Malasia 0,31 1,5 %
10 Filipinas 0,27 1,4 %
11 Reino Unido 0,26 1,3 %
12 Canadá 0,23 1,2 %
13 Francia 0,21 1,1 %
14 Vietnam 0,19 0,9 %
15 Alemania 0,16 0,8 %

Elaborado por Nippon.com a partir de datos de la Oficina Nacional del Turismo Japonés.

Los visitantes extranjeros que llegaron a Japón en 2015 dejaron en el país alrededor de 3,48 billones de yenes, un 71,5 % más que el año anterior, lo que supone un enorme incremento en el gasto que realizaron los turistas. El diario económico Nihon Keizai Shinbun (Nikkei) apuntó que “el turismo está sosteniendo la economía japonesa a una escala comparable a las exportaciones de semiconductores u otros componentes electrónicos (3,6 billones de yenes) o las autopartes (3,4 billones de yenes)”.

Los turistas gastaron 1 billón 453.900 millones de yenes dedicando a compras que representan un 41,8 %, un 25,8 % a alojamiento y un 18,5 % a alimentación. Estos visitantes internacionales dejaron un promedio de 176.168 yenes por persona, un incremento del 16,5 % respecto a 2014. Por países, los turistas chinos fueron los que más gastaron con 1,4 billones de yenes, un 40,8 % del total, seguidos por los taiwaneses con 520.700 millones (un 15 %), los surcoreanos con 300.800 millones (un 8,7 %), y otros países vecinos de Asia del Este.

La depreciación del yen y la estabilidad en las relaciones con China atraen el turismo

Entre las razones que han permitido que aumente el número de turistas extranjeros que visitan Japón la Oficina Nacional del Turismo Japonés señala tres esenciales: la depreciación del yen que ha permitido que ha abaratado el coste de viajar, las medidas del Gobierno para facilitar la expedición de visados de corta estancia, y la bonanza económica que están experimentando muchos países de Asia.

Además de los efectos de la exención de impuestos (que se extendió a los productos básicos y los alimentos además de la electrónica y la ropa) y la depreciación del yen, la celebración del 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial en 2015 sin percances tras el discurso del primer ministro Abe Shinzō y la reunión con el presidente chino Xi Jinping que ayudaron a mejorar las relaciones entre ambos países animaron el turismo chino a visitar Japón desatando un fenómeno de gran consumo. El gasto desaforado de los turistas chinos en Japón se convirtió en un fenómeno social que llegó a ser conocido con el término bakugai (compras explosivas), elegida como una de las “Expresiones del Año” en 2015.

En la clasificación de países por afluencia de turistas extranjeros Japón ascendió al puesto 22 en 2014 respecto al puesto 27 en el que se situaba el año anterior. La Oficina Nacional del Turismo Japonés cree que en la clasificación de 2015 se podría situar en torno al puesto 15, con sus 19.740.000 visitantes.

El Gobierno reconoció en noviembre del año pasado que en la situación actual casi ha alcanzado el objetivo que se marcó para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 de alcanzar los 20 millones de visitantes extranjeros anuales, y con ello estableció una comisión para construír un Japón orientado al turismo. El propio primer ministro Abe afirmó en dicha comisión que dado que el objetivo de los 20 millones pronto será superado, es el momento de apostar por una nueva estrategia de cara al turismo y un objetivo de visitas mayor.

Los problemas de los países con una alta afluencia de turistas

Al haberse alcanzado el objetivo marcado para 2020 cuatro años antes, el ministro de Turismo Ishii Keiichi ha apuntado que a partir de ahora la estrategia se centrará en “unir esfuerzos entre el Gobierno y la ciudadanía para que la calidad de la experiencia turística sea mayor”.

Sin embargo, diarios como Asahi Shimbun han señalado en sus páginas que “este súbito incremento ya está empezando a sacar a la luz algunos desequilibrios” como la falta de plazas hoteleras o de personal que pueda hablar en otros idiomas, especialmente en ciudades que suelen acoger la mayor afluencia de visitantes como Tokio y Osaka.

Los empresarios de los sectores relacionados con el turismo también se han pronunciado al afirmar que “El siguiente objetivo son los beneficios. Si los visitantes internacionales gastan su dinero aquí los beneficios se extenderán también a otros negocios, y eso contribuirá en gran medida al crecimiento económico del país”, y que por tanto, “no debemos centrarnos solo en grupos de turistas atraídos por los bajos precios, sino tratar de atraer a turistas con un gran poder adquisitivo que tengan un impacto en la economía, y para eso es imprescindible dar más visibilidad a los encantos culturales de Japón”. Ahora la cuestión va más allá de los objetivos numéricos y están surgiendo nuevas necesidades que atañen a la mejora de todas las infraestructuras relacionadas con el turismo.

No obstante, la Agencia Nacional del Turismo Japonés ha asegurado que hay elementos para la preocupación dada la desaceleración de la economía china, y que “no se puede esperar un escenario similar al de 2015” en el presente año, aunque por otra parte el director de dicha agencia, Tamura Akihiko, ha apuntado que “esto no quiere decir que vaya a reducirse el número de visitantes”, y aunque de manera prudente, se puede prever que se superarán los 20 millones y que, tal como señaló el Nihon Keizai Shimbun, Japón ha entrado en “la era de los 20 millones de turistas”. La Organización Mundial del Turismo, por otra parte, prevé que el número de turistas que visitan otros países aumente en un 4 % en 2016, algo que deberá superar Japón en su objetivo de convertirse en un país orientado al turismo siguiendo el ejemplo de otros países más avanzados en este campo.

Aparte de la visión optimista que hay respecto al volúmen de turistas chinos que aún tienen la intención de visitar Japón, el diario Mainichi Shimbun destaca que también es importante recordar que además de China, “en adelante es importante también atraer a más turistas procedentes de Occidente y del Sudeste Asiático”. Además, se espera que la tendencia de depreciación del yen se vaya frenando poco a poco a lo largo de este año y la moneda comience a aumentar su valor. Una apreciación acelerada del yen podría afectar a la situación actual de crecimiento en el número de turistas y en el consumo, aunque la verdadera demostración de que Japón va en camino de convertirse en una superpotencia turística es el regreso de turistas que repiten este destino a pesar del encarecimiento de la moneda.

Redacción: Miki Takajirō de Nippon.com

Fotografía del encabezado: un grupo de turistas se reúne en el palacio imperial para celebrar el Cumpleaños del Emperador, en diciembre de 2015.

  • [12.02.2016]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia