Enfoques Datos de Japón
16 billones de yenes de superávit corriente: los mejores datos en cinco años
Los bajos precios del crudo contienen el déficit comercial; el número récord de visitantes impulsa el superávit en la balanza de turismo y viajes
[15.04.2016] Leer en otro idioma : 日本語 | 简体字 | 繁體字 |

Los datos de la balanza de pagos de Japón en 2015 experimentaron una gran mejoría, debido principalmente al efecto positivo de los bajos precios del crudo sobre el déficit comercial y al superávit registrado en la balanza de turismo y viajes. De esta forma, la balanza por cuenta corriente de Japón alcanzó un superávit de 16,6 billones de yenes.

Japón recupera el nivel anterior al gran terremoto con el mayor superávit en cinco años

Según el avance publicado por el Ministerio de Finanzas sobre la situación de la balanza exterior de Japón en 2015, la balanza por cuenta corriente, que refleja la situación de conjunto del intercambio comercial con el extranjero, mostró un superávit de algo más de 16,64 billones de yenes, 6,3 veces más de lo registrado el año pasado. Este resultado representa el regreso a los niveles considerados altos, después de un paréntesis de cinco años.

El saldo se ha conseguido, en gran parte, gracias a la reducción del déficit comercial causada por el abaratamiento del crudo, y gracias también al viraje hacia el superávit que ha experimentado la balanza turística (balanza de turismo y viajes) después de 53 años de déficit.

Estos resultados han sido acogidos por la prensa japonesa con comentarios como “la estructura del superávit se está transformando” (Asahi Shimbun), o “el retorno a la condición de gran potencia comercial. Se aprecia claramente que la capacidad de ganar de Japón se está trasladando de las exportaciones a la inversión y los servicios” (Nihon Keizai Shimbun). Los analistas sostienen que Japón no debería recurrir únicamente a las políticas para abaratar el yen, sino que debería al mismo tiempo promover una competitividad que le permita resistir el encarecimiento de su moneda.

Situación de balanza de pagos de Japón (2015)

(En billones de yenes) (Aumento interanual)
Balanza corriente 16,64 629,0 %
Balanza comercial -0,64 6,19 %
Exportaciones 75,18 101,45 %
Importaciones 75,82 89,73 %
Balanza de servicios -1,56 50,74 %
Balanza de rentas primarias 20,78 114,66 %

Fuente: Tabla elaborada a partir de las estadísticas del Ministerio de Finanzas

El superávit de la balanza por cuenta corriente comenzó a reducirse en 2010, año en que se situó en los 19,3 billones de yenes. En 2014 cayó hasta los 2,6 billones, su mínimo histórico. 2015 marcó el primer aumento tras cinco años de caída y recuperó así niveles próximos a los de la época previa al Gran Terremoto del Este de Japón de marzo de 2011.

En esa época previa al desastre, era el superávit comercial obtenido gracias a las fuertes exportaciones lo que impulsaba el superávit por cuenta corriente, pero tras el desastre la estructura de este superávit ha cambiado y ahora las partidas más fuertes son las de inversión en valores en el extranjero y los dividendos de las filiales en el extranjero de las empresas japonesas.

Dentro de la balanza por cuenta corriente de 2015, vemos que la balanza comercial presenta un déficit de 643.400 millones de yenes. Esta cifra es aproximadamente la dieciseisava parte de la correspondiente al año anterior, cuando el déficit comercial alcanzó los 10,40 billones. Este descenso se explica en gran parte porque los bajos precios del crudo han compensado ampliamente los efectos de la aguda caída del yen propiciada por la política económica del primer ministro Abe Shinzō, y esto ha tenido como efecto un descenso del 10,3 % en las importaciones, que se situaron en los 75,82 billones. En cuanto a las exportaciones, aumentaron un 1,5 % hasta alcanzar los 75,18 billones, gracias al tirón de bienes como los automóviles y las piezas para la electrónica.

Turismo e ingresos por patentes sostienen la balanza de servicios

Por su parte, la balanza de servicios marcó un déficit de 1,56 billones de yenes, con un descenso interanual del 49,3 %. El déficit de la balanza de servicios ha mostrado una tendencia a la baja sostenida desde 1996, cuando fue de 67 billones, y en 2015 alcanzó su mínimo histórico.

La partida que más ha contribuido a la mejora del resultado ha sido la balanza turística, cuyo superávit de 1,12 billones de yenes es el primero que se registra desde 1962. Durante 2015 visitaron Japón 19,73 millones de turistas, un récord histórico prácticamente equivalente a los 20 millones del objetivo fijado por el Gobierno para 2020. Además, la pérdida de poder del yen ha causado un descenso de los gastos de los turistas japoneses en el extranjero y esto ha contribuido a aumentar el superávit todavía más.

Del mismo modo, en la balanza de servicios, se incrementaron considerablemente las regalías por patentes y otros derechos de propiedad intelectual. Estos ingresos alcanzaron los 2,40 billones de yenes, la mayor cifra desde 1996 (primer año comparable). De esta forma, la balanza que incluye las propiedades intelectuales ha experimentado una mejoría comparable a la de la balanza de turismo.

La balanza de rentas primarias, considerada sostén del conjunto del superávit corriente, creció con una tasa interanual del 14,7 % hasta situarse en los 20,78 billones de yenes, el mayor desde 1985 (primer año comparable). Esta balanza, que incluye las inversiones en valores extranjeros realizadas por las empresas japonesas, así como los dividendos que estas obtienen de sus filiales en el exterior, presentaba un crecimiento sostenido desde 2004, situándose entre los 10 y los 20 billones, cifra esta última que quedó superada por primera vez en 2015.

Buen desempeño en rentas primarias gracias a fusiones y adquisiciones

Como decía, los dos hechos que más han contribuido a impulsar el superávit de la balanza de rentas primarias han sido el dinamismo de las fusiones y adquisiciones realizadas por las empresas japonesas en el extranjero y el incremento de las inversiones en valores extranjeros. Según la compañía Recof, que aconseja a otras empresas en materia de fusiones y adquisiciones, la compra, por parte de la comercial japonesa Itochu, de acciones de la corporación china CITIC Group, el mayor grupo de empresas estatales de ese país, así como una serie de grandes operaciones realizadas en el sector de los seguros y otras áreas de las finanzas son las principales responsables del aumento interanual del 93,9 % en la cuenta de fusiones y adquisiciones de 2015, que ha alcanzado los 11,26 billones de yenes, un nuevo récord absoluto.

Sobre esta evolución de la balanza por cuenta corriente, el Instituto de Investigaciones Mizuho explica que “aunque el ritmo de recuperación de las exportaciones es lento, el importe de las importaciones se ha reducido debido a los bajos precios del crudo y otros factores, a consecuencia de lo cual la balanza oscila entre pequeños déficits y pequeños superávits”. Mizuho prevé pocos cambios en esta situación, pues, según su análisis, no cabe esperar un fuerte tirón de las exportaciones y los precios del crudo seguirán moviéndose a niveles bajos durante algún tiempo.

En cuanto a la balanza turística, Mizuho explica que para 2016 no cabe esperar un aumento del número de turistas chinos tan grande como el registrado en 2015, pues este se debió a un cambio en la política de conceciones de visados. Finalmente, según Sakanaka Yayoi, economista senior del citado instituto, la balanza de rentas primarias se mantendrá en niveles altos debido a que la cotización del yen sigue a niveles bajos, debido a lo cual la balanza por cuenta corriente seguirá mostrando superávits de cierta importancia.

Texto: Miki Takajirō (Redacción)

Fotografía del titular
Ishii Keiichi, ministro de Territorio, Infraestructuras, Transporte y Turismo, comenta la evolución del número de turistas extranjeros que visitan Japón (19 de enero de 2016).

  • [15.04.2016]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia