Enfoques Datos de Japón
El Parque Memorial de la Paz de Hiroshima, símbolo del desarme nuclear
Los supervivientes siguen compartiendo relatos de las escenas posteriores al bombardeo
[23.05.2016] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | العربية | Русский |

En este artículo explicamos cómo son las instalaciones del Parque Memorial de la Paz de Hiroshima, símbolo del deseo de alcanzar el desarme nuclear y la paz duradera en el mundo.

Erigido cerca del epicentro de la explosión para rogar por una paz duradera

El Parque Memorial de la Paz de Hiroshima se encuentra justo al oeste del barrio de Hacchōbori en Kamiyachō, un lugar en el que se concentran edificios gubernamentales y comerciales, y es considerado “un parque céntrico de la ciudad”. Está a unos 20 minutos en tranvía desde la estación JR de Hiroshima, y las estaciones más cercanas son las de Genbaku dōmu mae, Hondōri y Fukuromachi.

El barrio de Nakajima, donde está emplazado este parque, se consideraba en aquel entonces también el centro de la ciudad, el lugar en el que se estima que vivían unas 6.500 personas cuando la bomba atómica fue lanzada en 1945. Este lugar fue elegido como objetivo de la bomba debido a la facilidad para discernirlo desde el aire gracias a la forma de T del puente Aioi, que se encuentra en la parte norte del parque. Este lugar, el más cercano al epicentro de la explosión, quedó reducido a escombros en un abrir y cerrar de ojos en la mañana del 6 de agosto de 1945.

Este terreno sería elegido como lugar de conmemoración de la paz años después, y en abril de 1954 se completarían las obras de su Parque Memorial, que hoy ocupa un área de alrededor de 122.000 metros cuadrados.

En el centro del parque se sitúa, como no podía ser de otra forma, el Cenotafio en Memoria de las Víctimas (Cenotafio Memorial de la Paz de la Ciudad de Hiroshima). El Cenotafio, el Archivo Memorial de la Paz de Hiroshima (Museo de la Bomba Atómica) al sur y la Cúpula Genbaku al norte se situan alineados.

1- El Cenotafio en Memoria de las Víctimas de la Bomba Atómica

Este monumento consiste en una cámara de piedra en el centro y un tejado inspirado en las antiguas figurillas haniwa de barro que tenían forma de casa. Conocido como el Cenotafio Memorial de la Paz de la Ciudad de Hiroshima, fue erigido “para conmemorar la reconstrucción de Hiroshima como ciudad de la paz tras convertirse en la primera ciudad del mundo destruida por el poder de una bomba atómica”, según reza su panel explicativo.

En la cámara de piedra se guarda la lista de nombres de las personas de todo el mundo que han sido víctimas de las bombas atómicas, tanto dentro como fuera de Japón (el 6 de agosto de 2015 había 297.684 personas recordadas en este monumento). Su famoso epitafio dice así: “Descansad en paz, ya que no permitiremos que esto vuelva a ocurrir”.

El Cenotafio en Memoria de las Víctimas de la Bomba Atómica.

2- El Archivo Memorial de la Bomba Atómica (Museo de la Bomba Atómica)

El Archivo Memorial de la Bomba Atómica abrió sus puertas en 1950 para contar la realidad del horror que vivieron las víctimas y los estragos que causó la radiación. En el pabellón central se exponen objetos personales de las víctimas de la bomba y documentos relativos a la explosión que transmiten lo que sucedió en Hiroshima el 6 de agosto de 1945. En el pabellón del ala este se muestra Hiroshima antes y después de la explosión atómica, las circunstancias en las que fue arrojada la bomba, y los esfuerzos para la abolición del uso de armas nucleares llevados a cabo por la ciudad.

Museo de la Bomba Atómica de Hiroshima

3- La Cúpula Genbaku

La Cúpula Genbaku era originalmente el Pabellón para la Promoción Industrial de la Prefectura de Hiroshima, un edificio de ladrillo construido en 1915 con el diseño del arquitecto checo Jan Letzel. En 1945 el edificio era utilizado como oficinas administrativas del Gobierno y otros organismos públicos. Al estar a escasos 160 metros del lugar de la explosión, casi todas las paredes del mismo quedaron reducidas a escombros. Las ruinas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1996 como parte de la memoria del horror de la bomba atómica. Hasta el momento han sido sometidas a trabajos de restauración y conservación en tres ocasiones.

La Cúpula Genbaku vista desde el norte.

4- Monumento a la Paz de los Niños

Este monumento es también conocido como “Monumento de las Mil Grullas” o “Monumento de Sasaki Sadako”. Los estudiantes de primaria y secundaria de Hiroshima que acuden al parque en cada excursión suelen llevar ristras de mil grullas de papel para colocarlas en el monumento.

Cuando la bomba atómica cayó sobre Hiroshima, Sasaki Sadako tenía dos años. Siendo estudiante de primaria en la ciudad en 1955 le fue diagnosticada leucemia. Fallecería tras 8 meses de lucha contra la enfermedad. Sadako, que tenía fe en la antigua creencia de que se curaría si creaba 1.000 grullas de origami, llegó a hacer hasta 1.300 utilizando incluso el papel de las medicinas que tomaba. Consternados por su muerte, sus compañeros de escuela propusieron que se erigiera una estatua para recordar a los niños que habían fallecido a consecuencia de la bomba atómica, y todas las escuelas del país colaboraron reuniendo fondos. El 5 de mayo de 1958 (el Día de los Niños), se completó esta estatua.

Monumento a la Paz de los Niños.

5- Pabellón Nacional Conmemorativo de la Paz de Hiroshima para las Víctimas de la Bomba Atómica

Este edificio, establecido por el Gobierno para el recuerdo de las víctimas de la bomba atómica, abrió sus puertas en el año 2002. En este lugar se guardan más de 100.000 relatos y testimonios en vídeo de los supervivientes de la bomba atómica, así como una colección de fotografías de las víctimas que se muestra al público.

Otros monumentos conmemorativos

En el parque y en los alrededores también hay cerca de 50 monumentos y cenotafios levantados por escuelas, colegios profesionales y otras organizaciones. A continuación presentamos algunos.

6- Parasoles chinos (aogiri) que sobrevivieron a la bomba atómica

Los parasoles chinos (aogiri) que se encuentran al norte del pabellón este del Museo de la Bomba Atómica fueron trasplantados en el Parque Memorial de la Paz en 1973. Estos árboles se encontraban a una distancia de 1,3 kilómetros del lugar de la explosión, por lo que recibieron de lleno el calor y la onda expansiva de la detonación. Sin embargo sobrevivieron y sus hojas volvieron a crecer al llegar la primavera, dando aliento a los supervivientes de la bomba atómica.

7- Monumento Memorial de las Víctimas de la Bomba Atómica de la Escuela Municipal Femenina de Hiroshima

En dicha escuela fallecieron 676 personas entre el personal movilizado para la evacuación, las estudiantes y el personal del centro. Esta fue la escuela con más víctimas de toda la ciudad. En el relieve de este monumento puede leerse la ecuación E=MC² que expresa la equivalencia entre la masa y la energía. Este monumento fue levantado en 1948 en el lugar que ocupaba la escuela y trasladado a su posición actual en 1957. En el momento de su construcción la Comandancia Suprema de las Fuerzas Aliadas prohibía el uso de la palabra “bomba atómica”, por lo que se utilizó la conocida ecuación de Albert Einstein en clara referencia a ella.

8- Monumento a las Víctimas Coreanas de la Bomba Atómica

Este monumento, levantado en 1970, fue trasladado a su ubicación actual en el parque en 1999. La península de Corea era una colonia japonesa desde 1910 y muchos coreanos fueron llevados a Japón para trabajar mediante el reclutamiento o de manera forzosa en fábricas donde se producía armamento en Hiroshima. Se cree que había unos cien mil coreanos en la ciudad cuando fue bombardeada, y se estima que alrededor de 20.000 de ellos fueron víctimas de la bomba atómica. Al sur del monumento hay una lápida de piedra que pertenece a los restos de un templo que quedó completamente destruido en el bombardeo.

9- Monumento dedicado al poeta Tōge Sankichi

Tōge Sankichi fue un poeta local famoso por sus obras en contra de las bombas nucleares y de corte pacifista. Su poema más famoso que comienza con las palabras “Devuélveme a mi padre, devuélveme a mi madre”, perteneciente a su colección de poemas de la bomba atómica, está grabado en la piedra del monumento.

Fotografía del encabezado: el Cenotafio en Memoria de las Víctimas de la Bomba Atómica y la Cúpula Genbaku en el fondo.

(Traducido al español del original en japonés)

  • [23.05.2016]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia