Enfoques Datos de Japón
Cada vez más madres trabajan en Japón
[26.09.2016] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | Русский |

La Encuesta Básica de Condiciones de Vida realizada por el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar reveló que la proporción de mujeres que tienen hijos menores de 18 años y trabajan ha ascendido al 68,1 %. Se trata del porcentaje más elevado desde que se iniciara la encuesta con las mismas preguntas en 2004. Este dato refleja la proliferación de los hogares monoparentales encabezados por mujeres y la creciente proporción de mujeres en el total de la mano de obra.

La encuesta del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar aspira a tomar el pulso de cinco elementos básicos de la vida de los ciudadanos: la salud, la asistencia médica, el bienestar social, las pensiones de jubilación y los ingresos. Se inició en 1986, fusionando cuatro encuestas que hasta entonces se realizaban por separado.

El porcentaje de madres trabajadoras se dispara en un decenio

Según los resultados de la encuesta simplificada de 2015, publicados en julio de 2016, en Japón hay 11.817.000 hogares con menores de 18 años (el 23,5 % del total de los hogares). Al preguntar por el trabajo de las madres, el 68,1 % declaró estar en activo, con un 22,4 % con empleo regular y un 37,2 % irregular. La cifra de madres trabajadoras había aumentado 12 puntos porcentuales respecto al 56,7 % de la encuesta de 2004.

Mayoría de mujeres encabezando los hogares monoparentales

¿Qué factores se encuentran detrás de creciente número de madres trabajadoras? En primer lugar está el incremento de los hogares monoparentales encabezados por mujeres. Según la encuesta, en 2015 había 793.000 hogares de este tipo; a pesar de que la cifra oscila según el año, ha crecido un 15 % respecto a 2005. Por lo contrario, el número de hogares monoparentales encabezados por hombres, 78.000 en 2015, se mantiene en un nivel similar al de diez años atrás. Los datos permiten concluir que cada vez hay más mujeres con hijos que se ven obligadas a trabajar.

La curva en forma de M, cada vez menos pronunciada

Para analizar el aumento del número de madres trabajadoras conviene referirse a los datos del Informe sobre igualdad de género que elabora el Gabinete del Gobierno de Japón. Según el informe, el número de mujeres trabajadoras —con hijos o sin ellos— aumenta, y el de mujeres que dejan el trabajo en la franja de edad que coincide con la crianza de los hijos disminuye. En la edición de 2015 del informe se apunta que la gráfica lineal que indica el porcentaje de las mujeres trabajadoras (población mayor de 15 años en condiciones de trabajar = población trabajadora + población desempleada) presenta una curva en forma de M “menos pronunciada que antes”.

El término curva en forma de M se refiere a la forma que dibuja la gráfica del porcentaje de mujeres trabajadoras, que empieza ascendiendo a partir de los 15 años, desciende en la franja de edad en que se contrae matrimonio y nacen los hijos, y asciende de nuevo cuando los hijos van creciendo. Esta curva se consideraba característica de la situación laboral de las mujeres japonesas, pero en los últimos años el valle central de la curva tiende a perder profundidad, con lo que la pronunciada curva en forma de M se está convirtiendo en una reliquia del pasado.

Del 40 % con hijos menores de un año, al 80 % con hijos de 15 años

La Encuesta Básica de Condiciones de Vida compara los porcentajes y las condiciones laborales de las mujeres trabajadoras según la edad del hijo más pequeño. Los datos indican que, mientras que la tasa de empleo de las mujeres con hijos menores de un año es del 40 %, aumenta hasta el 70 % cuando el hijo menor ha cumplido los 5 años. En el caso de las mujeres con hijos de 12 años o más, el 80 % trabajan.

La relación de mujeres con empleo regular, independientemente de la edad de sus hijos, es de algo más del 20 % del total. Casi el 10 % corresponde a las trabajadoras autónomas y las que trabajan en negocios familiares. A medida que la edad de los hijos crece, aumenta también el porcentaje de mujeres con empleo irregular: del 10 % entre las que tienen hijos menores de un año, a más del 40 % entre las que tienen hijos de 7 años o más.

Estos datos atestiguan claramente la existencia de un patrón según el cual las mujeres dejan el trabajo al convertirse en madres y, cuando los hijos alcanzan cierta edad, buscan trabajos a tiempo parcial para ayudar en las finanzas familiares. Por más que cada vez sean más las mujeres que compaginan el trabajo con la crianza de los hijos, todavía falta mucho camino para que cuenten con las condiciones necesarias para conciliar debidamente la vida laboral con la familiar.

Reportaje y redacción de Masuda Miki.

Fotografía del titular: La política del Partido Democrático Yamao Shiori (izquierda), que reclama atajar el problema de las listas de espera para las guarderías, y el ministro de Salud, Trabajo y Bienestar Shiozaki Yasuhisa (derecha) recogiendo la petición firmada por las madres. Edificio de la Dieta, Tokio, el 9 de marzo de 2016. (Jiji Press)

  • [26.09.2016]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia