Enfoques Datos de Japón
Información necesaria para encontrar vivienda en Japón
[26.04.2017] Leer en otro idioma : العربية | Русский |

La mayoría de las personas que vienen a Japón para vivir durante un largo periodo de tiempo tienen que enfrentarse a la engorrosa tarea de buscar una vivienda. Por supuesto, cada persona tiene unas necesidades distintas dependiendo de sus preferencias, si es soltero o vive en pareja, si viene a trabajar o a estudiar u otros muchos factores. A continuación les ofrecemos información sobre algunos aspectos a los que deben prestar atención a la hora de buscar vivienda. Esperamos que este artículo les ayude a ahorrar tiempo y esfuerzos en esta tarea.

Por norma general la búsqueda de vivienda es una de las primeras cuestiones a las que se enfrenta un extranjero cuando llega a Japón. Algunas empresas y escuelas ofrecen alojamiento o ayuda para encontrar un apartamento o habitación en una casa compartida, pero no todas lo hacen y cada persona vive circunstancias distintas. Esto obliga a muchas personas a tener que buscar por sí mismas un lugar para vivir, descubriendo con frustración elementos tan japoneses como el “dinero de agradecimiento” (reikin) o la necesidad de contar con un avalista japonés (hoshōnin).

Las agencias inmobiliarias de Japón

Por norma general en Japón no es posible negociar directamente con el propietario de una vivienda para alquilarla. Es necesario acudir a una agencia inmobiliaria, donde un agente nos pondrá en contacto con un propietario. Estas agencias están por doquier, y a menudo se encuentran cerca de las estaciones de tren o de metro. Suelen ser establecimientos con una fachada de cristal donde hay pegadas hojas con información sobre distintos apartamentos en alquiler o en venta, y son una buena fuente de información para conocer el precio medio que suele alcanzar la vivienda en la zona.

En estas agencias debemos rellenar un formulario especificando el tipo de vivienda que estamos buscando, el número de personas que vivirán en ella y los datos de contacto. Con esta información un agente se encargará de realizar una búsqueda en una base de datos y de ofrecernos varias opciones. En muchos casos el agente se pone en contacto con el propietario del apartamento y pregunta si está de acuerdo con alquilar la vivienda a una persona de otro país. En las grandes ciudades como Yokohama o Tokio, donde residen muchos extranjeros, muchos propietarios solo quieren alquilar su vivienda a japoneses ya que temen enfrentarse a problemas de comunicación si el arrendatario no conoce la lengua japonesa. Por ello conocer la lengua japonesa y especificarlo a la hora de buscar un apartamento puede facilitar en parte el proceso.

El avalista y otros gastos relacionados

Para alquilar una vivienda en Japón es necesario contar con un avalista (hoshōnin), un ciudadano japonés con ingresos estables o una empresa que garantice que se cumplirán los términos del contrato o se encargarán de la indemnización en caso de incumplimiento. Para las personas que acaban de llegar al país es difícil encontrar un avalista japonés, por eso en los últimos años han aparecido empresas que ofrecen un servicio similar, las conocidas como hoshōgaisha. Es un servicio que tiene un coste añadido que suele estar para un contrato de alquiler de dos años entre los 10.000 y los 30.000 yenes, o el 30 % o 70 % del precio de un mes de alquiler.

En la firma del contrato de arrendamiento también hay que hacer frente a otra serie de costes. En primer lugar, la agencia inmobiliaria recibirá una comisión de la renta mensual. Hay ocasiones en las que la agencia también requiere el pago de una cantidad de dinero por adelantado para hacer frente a la reparación de los posibles desperfectos de la vivienda (shikikin). Este dinero, que puede ser una o varias veces el alquiler de un mes, en principio es devuelto cuando se abandona la vivienda restando el importe necesario para las reparaciones. Por último, también está el “dinero de agradecimiento” (reikin), una cantidad que se entrega a los propietarios y que no se devuelve.

La búsqueda de la vivienda

Los sitios webs de las agencias inmobiliarias pueden ahorrarnos mucho tiempo a la hora de buscar alojamiento. Estas webs cuentan en general con una amplia variedad de opciones de búsqueda: por distrito, por cercanía a las estaciones de tren y metro, por tipo de vivienda, por precio, etc. A través de estas páginas web también podemos ponernos en contacto con la agencia y conocer más sobre los apartamentos en los que estemos interesados. A continuación les ofrecemos una lista con las principales inmobiliarias de Japón:
Suumo Chintai
Chintai Net
HOME’S
Appaman Shop Network
At Home
Home Adpark

También existen algunas webs en inglés para las personas que no conozcan la lengua japonesa:
Real Estate Japan
UR Rental
Tokyo Apartments
Tokyo City Apartments
Cheap Apartments in Tokyo
Tokyo Craigslist
Roomorama

¿Qué factores influyen en el precio del alquiler?

Para encontrar mejores opciones y poder negociar con las agencias es necesario entender mejor el mercado de la vivienda en Japón y conocer los factores que influyen en el precio de un alquiler. Estas son algunas de las características que pueden afectar sustancialmente en el precio:

  1. El año de construcción. Tras la guerra muchos edificios fueron construidos en Japón para durar entre 25 y 30 años, por lo que la fecha de edificación es un dato importante que ayuda a comprender por qué una casa espaciosa construida en 1970 puede ser mucho más barata que una casa más pequeña de unos 5 o 10 años de antigüedad. Además, si la construcción es más reciente la vivienda tendrá más comodidades actuales.
  2. La localización y, especialmente, la distancia hasta la estación más cercana. Los trenes son el principal medio de transporte de Japón y la cercanía a una estación (ya sea a pie o en bicicleta) es fundamental. Para las personas que trabajan en casa y no necesitan utilizar cada día el tren, el alquiler de una casa un poco más alejada de la estación puede ser una opción más barata. Es igualmente importante la cercanía a otro tipo de establecimientos como supermercados, oficinas de correos, escuelas (para las familias con niños en edad escolar), etc.
  3. Los materiales de construcción. Tradicionalmente en Japón, un país con una amplia superficie boscosa, la madera ha sido el material que más ampliamente se ha utilizado en la construcción, y continúa siendo uno de los más importantes aunque ahora también se utilice hormigón y acero. El coste de la vivienda también variará dependiendo de la calidad de los materiales utilizados y del modo en el que haya sido construido el inmueble.
  4. La orientación de la vivienda. En Japón hay preferencia por las viviendas con la fachada orientada al sur, la orientación en la que se recibe más soleamiento, lo que ayuda a reducir los costes de la calefacción y a que haya menor humedad y, en consecuencia, sea más difícil la aparición de moho propio de los climas húmedos como el japonés.
  5. Que el inodoro esté en un cuarto independiente. En muchas viviendas todavía existen unidades en las que el inodoro y la bañera están en el mismo cuarto. Esta opción es cada vez menos popular, por lo que las viviendas con este tipo de baños pueden ser más baratas.
  6. El piso en el que se encuentra el apartamento. A pesar del bajo nivel de delincuencia que existe en Japón, muchas personas no quieren vivir en la planta baja del edificio (en Japón, la primera planta), por lo que la diferencia en el precio de esos apartamentos y los de la quinta planta, por ejemplo, puede ser significativa.

Esperamos que esta información les sea de utilidad y que no tengan problemas a la hora de encontrar una vivienda si vienen a Japón.

(Traducido al español del artículo original en árabe publicado el 16 de diciembre de 2016)

Etiquetas:
  • [26.04.2017]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia