Enfoques Fragmentos de Japón
Cafés en lata
Un enorme surtido de cafés de distintos sabores y tamaños
[02.08.2015] Leer en otro idioma : ENGLISH | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

Los cafés en lata nos permiten disfrutar de esta bebida sin necesidad de entrar en una cafetería, y pudiéndola adquirir por un precio bajo en cualquier tienda de 24 horas o máquina de vending. Existe una amplia variedad de cafés en lata, tanto calientes como fríos, por lo que el amante de esta bebida nunca se cansará de probar nuevos sabores.

La aparición de los cafés en lata

Los cafés en lata aparecieron por primera vez en Japón.

Se dice que la idea fue de Miura Yoshitake, dueño de una cafetería en la ciudad de Hamada, en la prefectura de Shimane, que se inspiró en una fábrica de latas cercana a su negocio y en 1965 decidió crear el primer café en lata. Por otra parte se cuenta también que en 1969 Ueshima Tadao, fundador de UCC Ueshima Coffee, una de las mayores empresas productoras de café de Japón, decidió desarrollar un café en lata que pudiera tomarse en cualquier sitio, un producto que alcanzó un tremendo éxito.

El café en lata, disponible en cualquier lugar a cualquier hora

Un ciclista toma un café en lata mientras espera para cruzar el semáforo.

Hoy muchas empresas de bebidas se han sumado al mercado del café en lata, y se puede encontrar una amplia oferta del mismo fácilmente en las tiendas de conveniencia y las máquinas expendedoras. El consumo medio en Japón de café en lata durante todo un año es de alrededor de 100 latas por persona, y cada año salen al mercado más de 100 nuevas variedades de estos cafés, incluyendo algunos sabores renovados (información de la Asociación Japonesa del Café, 2012).

El consumo de café en lata continúa aumentando en Japón, y en 2013 fue un 4 % mayor que el año anterior. Se ha convertido en parte de la cultura japonesa, y tal como revela una encuesta de la empresa Suntory International, el café en lata es el más consumido con el 25 % entre los diferentes tipos de café que se consumen al menos cinco veces a la semana (datos de junio de 2014), y su consumo es 2,5 veces superior al del café barato que recientemente se ha comenzado a vender en el mostrador de las tiendas de conveniencia.

Una gran colección de cafés en lata en las máquinas expendedoras de Japón

Café en lata con té verde de GEORGIA, sabor japonés.

Aunque el precio de un café en lata depende de la variedad, lo habitual es que cueste entre 120 y 150 yenes. Es prácticamente la mitad de lo que cuesta un café de mezcla en cualquier cafetería de ciudad. Las marcas de café en lata más famosas de Japón son WONDA, GEORGIA, BOSS, Roots y FIRE entre otras, y por cada una de ellas hay al menos 30 tipos de cafés.

El tamaño medio de los cafés cortos, los más comunes, suele ser de 190 ml (los de 120 yenes). El de los cafés largos es de unos 250 ml (por 130 yenes), aunque también hay cafés en latas con forma de botella con tapón de rosca de entre 285 ml y 400 ml.

Cafés en lata preparados con granos de café de gran calidad

Las latas con tapón de rosca tienen una apertura más amplia gracias a la que es más fácil notar el aroma, de ahí que se elija este envase para los cafés elaborados con granos de alta calidad. Estos granos son molidos para preparar un café expreso que se vende como “café premium” y tiene una gran popularidad. Las ventas totales de los cafés en lata prácticamente no han aumentado últimamente, pero las de los cafés en este tipo de envases se han multiplicado por cinco en la última década y hoy componen un 20 % del total de las ventas (datos de abril de 2015).

Cafés en latas con tapón de rosca © Jiji / Pokka Corporation.

Hay muchos sabores distintos: mezcla, negro, expreso, caramelo, cappuccino, café moca, café con leche, poco azucarado, sin azúcar, etc. Esta amplia variedad de sabores es uno de los mayores encantos del café en lata.

El café en lata helado que triunfa en verano

El café helado apareció en Japón durante el período Meiji (1868-1912). Obviamente en esa época no había congeladores, por lo que se vertía el café en una jarra de cristal y se dejaba enfriar en el agua de un pozo, una técnica que ya se utilizaba en Japón desde la antigüedad para enfriar verduras y frutas. El café helado puede comprarse en las mismas máquinas expendedoras en las que se venden latas calientes gracias a un sistema que utiliza el aire caliente generado por el sistema de refrigeración para calentar otras bebidas, ahorrando así electricidad.

Para muchas personas es un entretenimiento probar y comparar entre los distintos sabores de café disponibles. Si están en Japón y pueden tomarse un segundo de descanso, no duden en probar los distintos cafés en lata que hay disponibles.

(Fotografía del encabezado: el actor Tommy Lee Jones, el rostro de los anuncios de café en lata de BOSS, en una máquina de vending. Fotografía de Meredith P.)

Créditos de las fotografías:

Un ciclista toma un café en lata mientras espera para cruzar el semáforo: Danny Choo
Una gran colección de cafés en lata en las máquinas expendedoras de Japón  Andres Sanchez
Café en lata con té verde de GEORGIA, sabor japonés. Naohisa TSUCHIDA

▼Otros artículos de interés
La profundidad y diversidad de la cultura del café en Japón
  • [02.08.2015]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia