Enfoques Fragmentos de Japón
Mascarillas
La cultura de la mascarilla en Japón
[06.03.2016] Leer en otro idioma : ENGLISH | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

No solo en Japón, sino en todo el mundo, está aumentando la demanda de mascarillas. Hoy existe una amplia variedad y distintos estilos a la moda tanto para el uso sanitario como para el trabajo.

Mascarillas para no contagiar y no ser contagiados

En los últimos años el número de japoneses que utilizan mascarilla ha continuado aumentando rápidamente. En 2014 el número de mascarillas vendidas en Japón entre las producidas en el país y las importadas fue de cerca de 3.950 millones de unidades. El uso de la mascarilla se extendió en 1918 a raíz de la gripe española. Hoy se está convirtiendo en un elemento esencial de la salud preventiva para reducir el contagio de resfriados o gripe, evitar la inhalación de polen o de polvo que causa alergias, e incluso proteger de la radiación. Otras razones del aumento de su uso en todo el mundo son problemas globales como la contaminación de partículas ultrafinas (PM2.5), el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS, por sus siglas en inglés), el virus del ébola o la contaminación del aire producida por las motocicletas.

Fuji Keizai, una empresa de consultoría de marketing, apunta que las ventas de mascarillas para usuarios comunes en Japón alcanzó los 23.200 millones de yenes en 2014. Pero el récord histórico de ventas se produjo en 2009, cuando la gripe A (H1N1) causó estragos, un año en el que las ventas ascendieron a los 34.000 millones de yenes. Cada vez más personas utilizan también mascarillas durante la época de la polinización en primavera, o máscaras húmedas en verano para evitar la sequedad de garganta producida por los aires acondicionados en las oficinas. A lo largo del año se pueden ver cuatro o cinco variedades de mascarillas en las estanterías de las tiendas de 24 horas y las droguerías.

En Occidente el uso de mascarilla no es tan habitual, y la sociedad suele tener la impresión de que quienes la llevan tienen una enfermedad grave o pretenden ocultar su identidad, por lo que no existe la costumbre de utilizarla aunque sea para evitar contagios.

Una investigación de Kobayashi Pharmaceutical revela que entre 2008 y 2011 el porcentaje de japoneses que utilizaron la mascarilla casi todos los días cuando notaron síntomas de resfriado o gripe aumentó del 18 % al 30,6 %. Los resultados de otra encuesta sobre las mascarillas de usar y tirar realizada por la empresa Softbrain Field en enero de 2015 señalan también que las principales razones por las que los japoneses utilizan mascarilla es “la prevención ante los resfriados y la gripe” y “para evitar contagiar cuando están resfriados o con gripe”. Los japoneses son muy estrictos cuando se trata de evitar causar molestias a los demás, y hoy el uso de mascarillas para “no contagiar y no ser contagiados” es una cuestión de educación más entre la sociedad.

Mascarillas de moda y para ocultar el rostro

Mascarillas de diseño y distintos colores. Fotografía cortesía de Estcouture.

Recientemente también ha aumentado el número de jóvenes que utilizan mascarilla porque quieren “ocultar su rostro”. En una encuesta de 2014 realizada por el sitio oriconME a mujeres adolescentes y en la veintena, una de cada tres encuestadas reconoció que alguna vez había utilizado mascarilla para ocultar su rostro. Entre las principales razones que compartieron destacaron que “es más sencillo no llevar maquillaje” o “no me gusta que me miren sin maquillar”. Por otra parte, últimamente muchos jóvenes a los que no les gusta socializar utilizan mascarilla para ocultar su rostro y evitar que alguien entable conversación con ellos.

Conscientes de este nuevo fenómeno, muchas empresas han sacado a la venta mascarillas de distintos colores y diseños para mujeres y también mascarillas que hacen que el rostro parezca más pequeño. Tiene mucho éxito también entre los hombres las mascarillas de color negro que van a juego con los trajes de color oscuro, y de hecho fueron las más vendidas por la cadena de grandes almacenes Tokyu Hands a principios del año 2015 cuando fueron puestas a la venta.

Una gran diversidad de tamaños y variedades de mascarillas

Entre las mascarillas sanitarias las que más éxito tienen últimamente son las que utilizan tecnología de vanguardia, como las mascarillas con filtros no tejidos, entre otras novedades. Hoy hay mucha variedad y tamaños, como las mascarillas de plisado o las mascarillas 3-D que se ajustan al rostro, las que evitan la entrada de virus, las que tienen un filtro que produce vapor humidificador, o las que evitan que las gafas del portador se empañen, entre otros tipos.

En la primavera de 2015 el patinador artístico y medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi Hanyū Yuzuru causó sensación entre los medios al aterrizar en Shanghái con su mascarilla de última generación con filtro de 9 capas que se puede lavar y reutilizar hasta 100 veces. La empresa Clever Co., Ltd. creó esta mascarilla con una efectividad en la desinfección de los virus del 99% como medio para luchar contra el ébola, donando 10.000 unidades a tres países de África: Guinea, Liberia y el Congo.

Clever Co., Ltd. (en la prefectura de Aichi) produjo una mascarilla para ayudar a combatir el ébola en el momento más crítico de la pandemia. ©Jiji

Hoy la contaminación de partículas ultrafinas (PM2.5) se ha convertido en un problema de gran calado social. Las mascarillas comunes permiten pasar a estas partículas cuya inhalación puede derivar en cáncer de pulmón, problemas respiratorios o afectar al sistema circulatorio. El tamaño de estas partículas es de 2,5 micrómetros o menor, y su paso solo se puede evitar con mascarillas DS2 o superiores según la normativa japonesa, y N95 o superiores en la normativa de los Estados Unidos, un tipo de mascarillas aprobadas para la medicina y la industria.

Lo más importante es que se ajuste al rostro

No obstante, aunque uno utilice una mascarilla cara y de última generación, no tendrá mucho efecto si no se la coloca correctamente en el rostro o el tamaño no se ajusta adecuadamente al mismo. La variedad de tamaños es muy amplia, y hay mascarillas hasta para niños de un año y medio, de tal manera que todo el mundo pueda encontrar la que se ajusta mejor a su rostro. En definitiva, existen mascarillas para todas las personas y para muy distintos propósitos, y sin duda la generalización de su uso podría ayudar a reducir la propagación de enfermedades.

Fotografía del encabezado: japoneses paseando en Ginza llevando mascarilla durante el momento álgido de polinización de los cedros. © Jiji Photo

▼Otros artículos de interés
Árboles que provocan estornudos: acciones para eliminar el polen de los bosques japoneses
  • [06.03.2016]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Artículos relacionados

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia