Enfoques Fragmentos de Japón
Artículos de papelería japoneses
Los bolígrafos o plumas borrables, todo un éxito en el extranjero
[08.05.2016] Leer en otro idioma : ENGLISH | FRANÇAIS | العربية | Русский |

Los artículos de papelería japoneses se caracterizan por su calidad, funcionalidad y variedad, todo ello a un precio asequible y con bonitos diseños. Veamos algunos de estos objetos de escritorio que recientemente se han convertido también en un recuerdo de viaje de Japón que hace feliz a todo el mundo.

“Hecho en Japón”, una marca en constante evolución

Los artículos de papelería japoneses gozan de popularidad en todo el mundo; los bolígrafos o plumas borrables, las grapadoras sin grapas y los sellos de oficina que permiten ocultar datos personales son tan solo algunos ejemplos de los objetos de escritorio dignos de ser calificados como novedades. Desde tiempos antiguos, el pueblo de Japón es conocido por su diligencia, seriedad y exquisitez, de ahí que en el país se hayan creado artículos de papelería de primera calidad, muy funcionales y con una amplia variedad de diseño que, además, tienen un precio asequible.

Los bolígrafos o plumas borrables de Pilot son un artículo de papelería representativo que a día de hoy se utiliza en todo el mundo. Salieron a la venta en 2006 en Francia, antes que en Japón. En el país europeo los escolares utilizan bolígrafo –a diferencia de Japón, donde lo común es el lápiz o el portaminas–, de ahí que los que se pueden borrar causaran furor y echaran abajo el concepto básico de estos utensilios de escritura. A fecha de abril de 2014, se habían vendido en todo el mundo más de mil millones de unidades. Los modelos borrables utilizan una tinta que desaparece con el calor –han tardado más de tres décadas en desarrollarla– y llevan en la parte posterior una goma de borrar; la fricción permite eliminar completamente la tinta tantas veces como sea necesario.

Un pequeño gigante de los negocios

Grapadora sin grapas. Realiza un corte que une los documentos.

El atractivo de los artículos de papelería reside no solo en la facilidad de uso, sino también en que se adaptan a los gustos de los usuarios por la variedad de ideas y diseños existentes. Un ejemplo lo encontramos en las grapadoras sin grapas Harinacs, que grapan los documentos realizando un corte que une las distintas páginas. La ausencia de grapas hace que sean seguras, y la carga al medioambiente, menor. Gustan, además, por la comodidad que supone poder meter las hojas tal cual en la trituradora de papel. En 2014 salió a la venta un modelo más avanzado, la grapadora Harinacs Press, cuyos dientes metálicos ejercen una fuerte presión que encrespa el papel. A diferencia del modelo anterior, no es necesario realizar cortes, por lo que es la opción recomendada para aquellos que no quieran agujerear los documentos.

Las gomas de borrar Kadokeshi, con un precio de 150 yenes por unidad, están arrasando en todo el mundo por su capacidad para eliminar completamente hasta las letras más pequeñas. Las gomas de borrar convencionales tienen ocho esquinas, mientras que las Kadokeshi cuentan con 28 –más del triple­–, de ahí su facilidad para quitar elementos pequeños. En el año que transcurrió desde que se salieron al mercado en mayo de 2003, se convirtieron en todo un éxito, con la venta de más de un millón de unidades, y el Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York (MOMA) las eligió para su colección de diseño. A fecha de diciembre de 2014, se habían vendido aproximadamente 14 millones de unidades.

Goma de borrar Kadokeshi (©Kokuyo Co., Ltd.) en la izquierda, y el Kes’pon (derecha) permite ocultar datos personales.

Los sellos de oficina Kes’pon, que gozan de popularidad en Estados Unidos, sirven para ocultar completamente datos personales y evitar que terceras personas se hagan con ellos.

Cinta de enmascarar decorativa.

Gomas de silicona con forma de diferentes animales de la firma h concept Co., Ltd. (©Matsumura Takafumi)

La cinta de enmascarar decorativa de Kamoi Kakoshi Co. Ltd. es uno de los artículos de papelería más populares por sus bonitos diseños. Originalmente este tipo de cinta se empleaba para proteger de la pintura o la suciedad determinadas zonas durante las obras de construcción, pero el aumento del número de personas que la usan ha hecho que se convierta en un objeto de escritorio con múltiples dibujos. Ahora sirve para dar un toque de elegancia a la hora de crear tarjetas originales y cuadernos de notas, o para adornar cajas, entre otros muchos usos; son cada vez más las personas de otros países que quieren comprar cinta de enmascarar decorativa elaborada con papel tradicional washi.

Otro producto destacado son las gomas de silicona con forma de animales de la firma h concept Co., Ltd., un artículo de papelería que sirve también como fuente de diversión.

De muebles y material de oficina a artículos personales elegantes

Por otra parte, los comercios que venden artículos de papelería, y que apoyan a los fabricantes, también se están diversificando. Itōya, un establecimiento del barrio tokiota de Ginza especializado en artículos de papelería que en 2015 cumplió su 111 aniversario, ofrece un modelo diferente a su espacio para las compras en Internet que facilita entrar en contacto con este tipo de productos. Kyūkyodō, un comercio que puede presumir de más de 350 años de historia y cuya tienda principal se encuentra también en Ginza, está siempre lleno de gente que busca objetos de escritorio tradicionales como los elaborados con papel washi o pinceles. Además, las tiendas de 100 yenes, las droguerías o cadenas como Muji ofrecen una amplia gama de artículos de papelería a precios asequibles; cada vez existen más opciones.

En el café Bunbōgu, abierto todo el año, se puede disfrutar de una amplia selección de comida y vinos mientras se pinta o dibuja.

Cajón con artículos de papelería en el café Bunbōgu. Se abre con una llave especial.

El café Bunbōgu abrió sus puertas en la zona tokiota de Harajuku y Omotesandō en 2012. En este establecimiento no solo se puede adquirir artículos de papelería, sino que también es posible usar a placer bolígrafos o plumas y lápices de colores, entre otros utensilios, para garabatear mientras se toma algo rodeado de objetos de escritorio. Quienes se hacen socios reciben una llave especial que permite abrir los cajones de 50 mesas y hacer uso libre de su contenido. A fecha de agosto de 2015 el número de personas inscritas superaba las 6.760.

El descenso de la población y la recesión económica han causado un marcado descenso del suministro de equipamiento en las firmas; los artículos de papelería, que hasta ahora eran considerados como meros materiales de oficina, han logrado el reconocimiento del público como producto que se compra a título personal. La crisis se ha convertido en una oportunidad.

En el caso de que sea uno mismo quien compre sus propios artículos de papelería, lo mejor es decantarse por algo que se adapte al gusto personal y, al mismo tiempo, funcione bien y sea fácil de usar. En un mundo cada vez más digitalizado, está aumentando el número de personas que disfrutan de la emoción que proporciona darse un capricho y elegir los objetos de escritorio que más se adapten a su personalidad aunque tengan que pagar un poco más.

Imagen de la cabecera: Bolígrafos o plumas borrables en el primer piso de Itōya, en Ginza.

(Traducción al español del original en japonés)

▼Otros artículos de interés
h concept Co., Ltd El mundo de Yamaguchi Akira
  • [08.05.2016]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia