Varios medios japoneses afirman que el Emperador Akihito tiene la voluntad de abdicar
[14.07.2016] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | العربية | Русский |

No existen disposiciones legales para la abdicación

Los medios de comunicación japoneses publicaron el 13 de julio que el Emperador Akihito expresó su voluntad de abdicar y renunciar en favor del Príncipe heredero Naruhito. Fuentes del Gobierno y de la Agencia de la Casa Imperial afirman que el Emperador tiene la intención de abdicar en los próximos años.

No hay disposiciones respecto a la abdicación en la Ley de la Casa Imperial, por lo que sería necesario aprobar una reforma o algún tipo de legislación especial. El diario Mainichi Shimbun asegura que: “El Gobierno respeta la voluntad del Emperador y el primer ministro y su gabinete han comenzado las conversaciones sobre la preparación de los requerimientos legales”.

Por otra parte, Asahi Shimbun se ha hecho eco de comentarios de miembros de la Agencia de la Casa Imperial que exponen que: “La agencia no ha hablado sobre ningunos preparativos específicos. La voluntad del Emperador es una cosa, pero llevarla a cabo es algo completamente distinto”. La prensa insiste en que algunas personas relacionadas con la Casa Imperial se están tomando seriamente la posibilidad de una abdicación, pero que hay grandes obstáculos para la aprobación de una reforma que lo permita.

Una menor carga de responsabilidades

El Emperador Akihito tiene ahora 82 años. En 2012 fue sometido a una cirugía de bypass de la arteria coronaria, pero aún se encarga de muchas tareas oficiales incluyendo sus funciones constitucionales y visitas nacionales e internacionales. En los últimos años la Agencia de la Casa Imperial ha aligerado esta carga al no requerir discursos en algunas ceremonias y al reducir el número de audiencias con invitados internacionales.

Bajo la Constitución y la Ley de la Casa Imperial, si el Emperador no es capaz de llevar a cabo sus funciones debido a problemas de salud, el Príncipe heredero, la Emperatriz u otros miembros de la familia imperial pueden convertirse en regentes y encargarse de estas labores. Cuando el Emperador Taishō (1879-1926) cayó enfermo en sus últimos años de vida, el Príncipe heredero y futuro Emperador Shōwa (1901-1989) se convirtió en regente.

NHK informó que “El Emperador Akihito cree que ‘el emperador debe ser alguien capaz de realizar plenamente tareas simbólicas tal como lo define la Constitución’ y que no es deseable mantener a un emperador que reduce sus funciones oficiales o que es representado por un sustituto debido a su avanzada edad”.

La era Heisei comenzó con el ascenso al trono del Emperador Akihito en 1989. Si abdica, esta era llegará a su fin y comenzará una nueva.

(Fotografía del encabezado: Antes de partir en visita oficial a Palau, el Emperador Akihito ofrece un discurso en el aeropuerto de Haneda, en Tokio, el 8 de abril de 2015.  © Jiji.)

  • [14.07.2016]
Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia