Japón reacciona ante la victoria de Trump
¿Qué cambios se esperan en la política de defensa y en el comercio?
[16.11.2016] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | Русский |

Entre la sociedad japonesa ha tenido un gran impacto la victoria del candidato a la presidencia de los Estados Unidos Donald Trump, cuyo bastión de campaña ha sido el lema “Make America great again” y un discurso en el que ha repetido hasta la saciedad consignas con una marcada impronta aislacionista. Durante su campaña Trump ha sugerido que revisará las políticas de seguridad con los países aliados de los Estados Unidos como Japón, al que exigirá la asunción total de los gastos de las bases estadounidenses instaladas, y ha mostrado en el plano económico una tendencia al proteccionismo oponiéndose al Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica (TPP). Parece que el cambio en las relaciones entre Japón y Estados Unidos es inevitable, y esto es algo que está haciendo aumentar la inquietud.

Preocupación en el mundo empresarial por la tendencia al proteccionismo

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Japón Mimura Akio aseguró en una rueda de prensa el 9 de noviembre que “Un giro hacia el proteccionismo, o la aparición de unas políticas antiglobalización pueden presentar un riesgo real para la salud de la economía mundial. Espero que el presidente electo de los Estados Unidos entienda que el TPP fracasará sin el apoyo de ambos países y que decida unirse a Japón en la ratificación del tratado”. Igualmente, el presidente de la Federación de Negocios de Japón Sakakibara Sadayuki se ha pronunciado insistiendo en que espera que el nuevo presidente estadounidense tome “medidas realistas”. “Sin duda los Estados Unidos entienden los beneficios de participar en una economía global”, ha asegurado.

No solo se trata de su oposición al TPP, el recién elegido Trump también ha afirmado que revisará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre otras medidas que suponen la imposición de altos aranceles, por lo que hay mucha preocupación en el ámbito empresarial. El TPP es también necesario para el progreso de la Abenomics, por lo que supondrá un duro golpe para la política económica del primer ministro Abe Shinzō y requerirá de una revisión de su estrategia en adelante.

En su editorial del 10 de noviembre, el diario económico Nippon Keizai Shimbun señalaba que “Si (Trump) toma medidas proteccionistas como la imposición de altos aranceles, esto tendrá efectos negativos en la vida de los estadounidenses. (Respecto al declive de la contratación fabril) Serán necesarias medidas que respondan a las necesidades de las personas que se han visto afectadas por el cambio tecnológico y la globalización”. Ese mismo día, el Yomiuri Shimbun criticaba en su editorial que “Las promesas de Trump sobre la creación de empleo y el crecimiento de la economía carecen de fundamento. Sin duda, si rompe el acuerdo del TPP y revisa el TLCAN, la confianza en los Estados Unidos se desplomará y el país entrará en una espiral de declive a largo plazo”.

¿Será necesario reconstruir la alianza Japón-EE. UU.?

El primer ministro Abe Shinzō aseguró tras la victoria de Trump que estrechará la mano del nuevo presidente con miras a “trabajar juntos para abordar los problemas que afronta el mundo”. Abe insistió en que “nuestros países mantienen un vínculo cuyo valor es universal, es una alianza fuerte y difícil de romper. Esta es una alianza que nos llena de esperanza, ya que nos permite contribuir y esforzarnos mutuamente para resolver los problemas que afronta la sociedad global”. No cabe duda de que en este mensaje el primer ministro Abe es consciente del menosprecio que Trump ha mostrado por dicha alianza.

La victoria de Trump ha supuesto un revés para los Ministerios de Asuntos Exteriores y de Defensa de Japón, que habían previsto que Hillary Clinton sería elegida presidenta y continuaría la política de reequilibrio hacia Asia que comenzó con el presidente Barack Obama. Los medios nacionales informan que muchas personas en el Gobierno han mostrado su preocupación sobre la continuidad, bajo esta nueva administración, de la cooperación entre los dos países para contrarrestar las acciones de China en el Mar de la China Meridional y el Mar de la China Oriental y el programa nuclear de Corea del Norte.

Trump llega a la presidencia de los Estados Unidos sin experiencia política alguna, y muchas personas en Japón temen que su falta de conexiones con Trump en el Gobierno y en los partidos gobernantes tenga efectos adversos en las relaciones bilaterales. Abe hará una pequeña escala en los Estados Unidos el 17 de noviembre para reunirse con Trump en Nueva York antes de viajar a Perú para el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés) que se celebrará los días 19 y 20. Este movimiento precipitado da a entender que el Gobierno japonés se encuentra azotado por la incertidumbre.

En su editorial del 10 de noviembre el Nippon Keizai Shimbun hizo referencia a la cuestión del coste de las bases estadounidenses instaladas en Japón, abordado por Trump, al señalar que “es un hecho que la seguridad de Japón depende del ejército de los Estados Unidos, por lo que es inevitable que hasta cierto punto tengamos que contribuir más. No cabe duda de que debemos sentarnos en la mesa de negociación cuanto antes para hacer que esta nueva administración dirija su atención hacia Asia”. Por otra parte, Yomiuri Shimbun afirmó en su editorial que “es necesario analizar la nueva estructura de esta alianza mientras observamos con suma cautela el curso de las políticas de la nueva administración estadounidense”.

¿Hay un giro brusco hacia el nacionalismo en la comunidad internacional?

Otras cuestiones que se observan con preocupación en torno a Trump es si de aquí en adelante los Estados Unidos reducirá su cooperación con la comunidad internacional y su interés en la creación de un orden internacional para centrarse  principalmente en sus asuntos internos, una posición que influirá en problemas globales como el cambio climático, la cuestión de los refugiados, el problema de la pobreza, etc.

El diario Mainichi Shimbun apuntó en su editorial que “Los Estados Unidos no han alcanzado la posición dominante que tienen hoy en solitario. Trump se equivoca si piensa que su país continuará siendo una gran nación aun dando la espalda de forma frívola a sus alianzas y a los acuerdos de cooperación internacional”. Y Asahi Shimbun, por su parte, incluyó una advertencia: “¿Cuál es el papel de los Estados Unidos? ¿Cuánto beneficiará la cooperación de los Estados Unidos con sus aliados y con el mundo a la prosperidad global y de su propio país? Esperamos que Trump encuentre una respuesta a esto lo antes posible y que su Gobierno pueda sacar a relucir todo el potencial de los diplomáticos estadounidenses con más experiencia y mayor capacidad de juicio”.

Texto: Ishii Masato (Equipo editorial de Nippon.com)

Un hombre distribuye una edición extra de prensa en la que se informa de la victoria del republicado Donald Trump en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos. En Tokio el miércoles 9 de noviembre de 2016. Trump será investido como el 45.º presidente en enero, relevando en el cargo al presidente Barack Obama. (Fotografía de Tsunoda Yoshio/AFLO).

  • [16.11.2016]
Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia