Team Hakuto participa en el concurso internacional de sondas lunares
[17.05.2016] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | العربية | Русский |

El grupo japonés Team Hakuto participa en el concurso Google Luna XPRIZE (GLXP), patrocinado por la empresa estadounidense Google como una competición internacional en la que se enfrentan por primera vez grupos privados para desarrollar una sonda lunar. Team Hakuto es uno de los receptores del galardón Milestone (hito) concedido en mitad del proyecto, que premia entre otros avances el desarrollo de un rover (una sonda-robot). El cohete será enviado rumbo a la Luna en la segunda mitad de 2016 o principios de 2017. Hakuto viajará en el mismo cohete que otras sondas de equipos de Estados Unidos y Chile para competir en la investigación de la superficie lunar.

Una sonda autónoma capaz de enviar vídeos de alta definición

El presente concurso nació en 2007 de la mano de la organización sin ánimo de lucro XPRIZE, con el objetivo de desarrollar la industria espacial. Para 2017, el año en que está previsto que concluya el proceso, 1) se colocarán sobre la superficie lunar las sondas premiadas, desarrolladas con capital privado, 2) dichas sondas se trasladarán por cuenta propia al menos 500 metros desde el punto de alunizaje, y 3) enviarán a la Tierra vídeos y fotografías de alta definición de la superficie lunar. Todos los equipos participantes deben completar las tres misiones.

El equipo que complete con éxito todas las misiones puede recibir un premio de 20 millones de dólares (unos 2.200 millones de yenes). Hay un segundo premio de 5 millones, y premios especiales para distintas categorías por un total de 4 millones.

Para marzo de 2016 había 16 equipos de 13 países participando en la competición. Entre aquellos que parecen estar más cerca de los premios se encuentran Astrobotic y Moon Express, de Estados Unidos, Indus de la India, Part-time Scientists, de Alemania, y Hakuto. Los cinco equipos recibieron el premio Milestone (6 millones de dólares) en enero de 2015, tras superar las pruebas técnicas necesarias. Hakuto también recibió 500.000 dólares de premio por sus capacidades como rover (desplazamiento por diversos terrenos).

Astrobotic ya ha logrado superar las tres fases a examinar: capacidad de posarse en la superficie lunar, capacidad como rover y capacidad de transmitir imágenes de la superficie lunar. En estos momentos está considerado el equipo más cercano al éxito final.

El profesor Yoshida, del Hayabusa, en el equipo de desarrollo

Hakamada Takeshi, de Team Hakuto. Imagen: Ōtani Kiyohide (departamento creativo de nippon.com)

El nombre de la sonda, Hakuto (conejo blanco), proviene de la creencia popular japonesa de que en la Luna vive un conejo. Al mando del equipo se encuentra Hakamada Takeshi. Cuando era niño Hakamada soñaba con viajar al espacio como en la saga de Star Wars, y con los años llegó a estudiar Ingeniería Aeroespacial en las universidades de Nagoya y Georgia (Estados Unidos).

En un principio Hakamada participó como voluntario en un equipo mixto compuesto por japoneses y europeos, pero aprovechando que la parte europea se dio una pausa en sus actividades en 2013, Hakamada decidió independizar el grupo japonés y formar Hakuto. En mayo de ese año creó la empresa iSpace (con sede en el distrito tokiota de Minato) para gestionar el equipo, y comenzó a dedicarse al proyecto con todas sus fuerzas. Del desarrollo del rover pasó a encargarse Yoshida Kazuya, de la Universidad de Tōhoku, que también formó parte del equipo de desarrollo para la sonda Hayabusa (para la investigación de asteroides), de JAXA, la agencia aeroespacial japonesa.

Cuerpo de fibra de carbono, ruedas de resina Ultem

Team Hakuto ha construido dos tipos de rover: el Moonraker, de cuatro ruedas, y el Tetris de dos. Ambos son muy compactos en comparación con los rovers de otros equipos, y recibieron el premio Milestone precisamente por reflejar el cuidado al detalle y lo minúsculo, propio del espíritu japonés.

Según Hakamada, “En este concurso hemos optado por competir con el Moonraker, por razones de fondos. En términos de volumen ambas sondas no presentan grandes diferencias dentro del modelo de vuelo (FM, por sus siglas en inglés), aunque nuestra idea es reducir el peso hasta cuatro kilogramos”. Pero están considerando utilizar el Tetris para posteriores misiones de búsqueda de recursos de iSpace.

Moonraker, modelo de “prevuelo”, PFM3 (7kg de peso, 60cm de longitud, 54cm de anchura y 48cm de altura) – Imagen: Nagasawa Takaaki

Tetris, modelo de “prevuelo”, sonda de dos ruedas súper compacta PFM3 (2kg de peso, 54cm de longitud, 27cm de anchura, 21cm de altura) – Imagen: Nagasawa Takaaki

El cuerpo del Moonraker está hecho de plástico reforzado con fibra de carbono, y las ruedas cuentan con resina Ultem (un tipo de polieterimida), de gran resistencia al calor. Dichas ruedas han sido desarrolladas en forma dentada para que no resbalen sobre la superficie lunar, que está cubierta de regolito (roca pulverizada). Además de tener instaladas cámaras apuntando en las cuatro direcciones, la sonda cuenta con tecnología SLAM, capaz de estimar el lugar en el que se encuentra el rover, y al mismo tiempo crear mapas del entorno.

La temperatura en la superficie lunar sobrepasa los cien grados centígrados durante el día, y desciende por debajo de los 150 bajo cero por la noche. Además de existir esas grandes diferencias de temperatura, la radiación también es muy alta. La superficie de la Luna presenta desiertos, cráteres y grandes rocas. La sonda debe ser capaz de llevar a cabo su misión en estas duras condiciones, consiguiendo energía únicamente de los paneles solares que lleva instalados, algo de una complejidad técnica considerable.

A la Luna en un cohete con sondas de equipos rivales

En febrero de 2015 se firmó un acuerdo por el que Hakuto, que no cuenta con módulo lunar, será transportado hasta la Luna por el equipo estadounidense rival Astrobotic. Hakuto compartirá el módulo lunar Griffin de Astrobotic Tecnology Inc. con su rover, y también con el rover del equipo chileno. Es decir, que las tres sondas, de equipos rivales, saldrán juntas de la Tierra en el mismo cohete, y la verdadera competición comenzará en el momento en que se posen sobre la superficie lunar.

Ya no falta mucho para el despegue del Falcon 9, el cohete de la empresa estadounidense SpaceX que llevará las sondas hasta nuestro satélite. Hakamada se muestra confiado: “En Hakuto hasta ahora solo nos hemos concentrado en el desarrollo del rover, por lo que pienso que tenemos una ventaja con la salida simultánea de los tres equipos”. El financiamiento del rover, que era un gran reto (con un coste total de 1.000 millones de yenes), ha avanzado enormemente gracias a la esponsorización de corporaciones como la empresa aeroespacial IHI y la empresa de telecomunicaciones KDDI, que no habría sido posible sin el premio Milestone.

¿Qué clase de imágenes podrá enviar a la Tierra la sonda Hakuto, si la misión tiene éxito? Puede ser un sueño hecho realidad.

Texto: Nagasawa Takaaki (comité editorial de nippon.com)

Imagen del encabezado: Miembros del equipo Team Hakuto. En el centro, en primera fila, Yoshida Kazuya, profesor de la Universidad de Tōhoku (imagen cortesía de HAKUTO)

  • [17.05.2016]
Artículos relacionados
Otras columnas

Artículos relacionados

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia