Las uniones entre personas del mismo sexo en Japón
El distrito tokiota de Shibuya, el primero del país en equipararlas al matrimonio
[24.04.2015] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | العربية | Русский |

El 31 de marzo de 2015, la Asamblea del Distrito de Shibuya, en Tokio, aprobó y adoptó una ordenanza para la expedición de un certificado que reconoce la relación entre las personas del mismo sexo que conviven juntas como “equiparable al matrimonio”.

En los últimos años, son cada vez más los países que reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo o crean un tipo de unión según el cual los integrantes de estas parejas gozan de los mismos derechos que los matrimonios heterosexuales; sin embargo, esta es la primera vez que se toma una medida oficial al respecto en Japón. Además, el alcalde de Setagaya, Hosaka Nobuto, ha mostrado una actitud positiva en relación al establecimiento de un sistema similar en su distrito, también en Tokio, mientras que el gobernador de la capital japonesa y la alcaldesa de Yokohama han valorado la iniciativa de Shibuya; se espera que la medida tenga repercusión en otros municipios.

Violación de los derechos humanos de las minorías sexuales

Con esta medida, las autoridades de Shibuya aspiran a crear una sociedad en la que se respeten la diversidad, la igualdad de género y los derechos de minorías sexuales como los homosexuales y aquellos que sufren un trastorno de identidad de género; expedir un certificado de unión a las parejas del mismo sexo que residan en Shibuya mediante el cual se las equipare a un matrimonio forma parte de estos esfuerzos.

De este modo, las parejas que obtengan el certificado recibirán el mismo trato que una familia, por ejemplo, a la hora de solicitar una vivienda pública en el distrito. Además, se exige a los residentes y negocios de Shibuya que otorguen un trato justo y tengan máxima consideración hacia estas parejas cuya “unión es equiparable a la de un matrimonio”. En caso de que se produzcan situaciones en las que se violen los derechos de estas parejas, las autoridades del distrito ofrecerán asesoramiento, exhortarán a que se rectifique y tendrán derecho a hacer público quién ha cometido tales violaciones.

Pueden solicitar este certificado las parejas del mismo sexo mayores de 20 años que residan en Shibuya. Para ello, deberán presentar, entre otros documentos, un acta notarial en la que ambas personas figuren como tutor legal la una de la otra.

Hasta el 31 de marzo de 2015, no existía en Japón ningún mecanismo oficial que reconociera las relaciones entre personas de minorías sexuales, de ahí que estas vivieran en un entorno de prejuicios y se enfrentaran a situaciones duras por no ser consideradas como una familia. Es conocido, por ejemplo, que se les negaba la presencia en el hospital cuando su pareja se encontraba ingresada o iba a ser operada, y que en los salones de bodas vetaban la celebración de ceremonias entre ellas. Además, a la hora de alquilar una vivienda, se dan casos en los que se ponen trabas cuando se trata de dos personas del mismo sexo.

La importancia de ilustrar a la comunidad educativa a la brevedad posible

Según un estudio realizado en 2012 por la firma Dentsu entre unas 70.000 personas, un 5,2 % resultó pertenecer a alguna minoría sexual –LGBT, es decir, lesbianas, gais, bisexuales y transexuales– y más del 60 % de los que respondieron reconoció “enfrentarse a dificultades” en la vida cotidiana.

En la tabla que aparece a continuación se puede observar qué países y territorios respetan la diversidad y a las minorías sexuales y reconocen el matrimonio y/o las uniones entre personas del mismo sexo; del listado se desprende que estos esfuerzos están ampliamente extendidos en Europa y Norteamérica. En julio de 2014, el distrito de Shibuya constituyó un comité para abordar la cuestión formado por 8 personas, entre las que figuraban abogados, expertos y dirigentes del distrito. Tras escuchar directamente las opiniones de personas de minorías sexuales, los miembros del comité se dieron cuenta de la importancia no solo de la igualdad de género, sino también de proteger los derechos de las parejas formadas por personas del mismo sexo.

El 2 de marzo de 2015, en un discurso ante la Asamblea del Distrito de Shibuya, su alcalde, Kuwahara Toshitake, hizo hincapié en aspirar a crear una sociedad en la que imperen la tolerancia hacia otras culturas y la consideración hacia el prójimo en el mundo globalizado. Además, hizo alusión a la existencia de casos en los que los estudiantes de minorías sexuales manifiestan deseos de suicidarse o dejan de asistir a clase al no sentirse acogidos en la comunidad educativa. A este respecto, el alcalde habló de la importancia de educar a los alumnos sobre la diversidad sexual desde las primeras etapas de su formación y de que estos tengan capacidad de autoafirmación; también manifestó su intención de pedir la colaboración de la comunidad educativa.

Países y territorios que reconocen las uniones y/o el matrimonio entre personas del mismo sexo

Unión
1 Finlandia
2 Groenlandia
3 Alemania
4 Luxemburgo
5 Italia
6 San Marino
7 Andorra
8 Eslovenia
9 Suiza
10 Liechtenstein
11 República Checa
12 Irlanda
13 Colombia
14 Venezuela
15 Ecuador
16 Australia (algunos estados)
17 Israel
18 Hungría
19 Austria
20 Croacia
21 Isla de Man
22 Isla de Jersey
23 Gibraltar
24 Malta
25 Estonia
Matrimonio
1 Países Bajos
2 Bélgica
3 España
4 Noruega
5 Suecia
6 Portugal
7 Islandia
8 Dinamarca
9 Francia
10 Sudáfrica
11 Argentina
12 Canadá
13 Nueva Zelanda
14 Uruguay
15 Reino Unido
16 Brasil
17 Estados Unidos (algunos estados)
18 México (algunos estados)
19 Estonia (desde 2016)

Según datos de la Asamblea del Distrito de Shibuya.

Para disponer de mecanismos que permitan reconocer de forma real el matrimonio y/o las uniones entre personas del mismo sexo es necesario contar con un criterio nacional; sin embargo, a día de hoy los esfuerzos por parte de la Administración central y la Dieta son prácticamente inexistentes.

La diversidad, la clave de la creatividad

La primera persona que propuso ante la Asamblea del Distrito de Shibuya introducir un sistema para reconocer las uniones entre parejas del mismo sexo fue el político independiente Hasebe Ken, de 42 años de edad; eso ocurrió en junio de 2012, y el alcalde de aquel entonces le contestó que lo estudiaría. Posteriormente, otros miembros de la Asamblea hicieron también un llamamiento para su introducción. En esa ocasión el distrito respondió que lo estudiaría activamente.

El político independiente Hasebe Ken, miembro de la Asamblea del Distrito de Shibuya, nos atiende en su oficina, en Jingū-mae, Shibuya.

Tras trabajar en una agencia de publicidad, Hasebe fundó una organización sin ánimo de lucro para hacer frente a los problemas relacionados con la basura. En 2003 fue elegido para ocupar un asiento en la Asamblea del Distrito de Shibuya al tiempo que realizaba actividades para la comunidad.

“Un compañero con el que trabajaba en la organización sin ánimo de lucro pertenecía al colectivo LGBT, así que gracias a él pude conocer las preocupaciones de estas personas; ahí fue cuando comencé a pensar seriamente al respecto. En el extranjero, las parejas formadas por personas del mismo sexo son algo común. Creí que sería bueno que la existencia de este tipo de parejas se convirtiera en algo normal tras superar la barrera marcada por un conocimiento considerable y reconocer la diversidad”, cuenta Hasebe.

Shibuya tiene una población de aproximadamente 200.000 habitantes y es un distrito que se caracteriza por albergar muchos enclaves relacionados con la moda como Omotesandō, Harajuku, Daikanyama y Hiroo; en esta zona se concentran salones de belleza, oficinas y tiendas de marcas de ropa y complementos. Además, es el lugar de origen de manifestaciones propias de la cultura juvenil del pasado como los grupos de baile Takenoko-zoku, el auge de las marcas de ropa nacionales, agrupadas bajo la denominación Designers & Characters brands, el estilo de moda Shibu-kaji (estilo informal de Shibuya) y la música de discoteca.

Sin embargo, hay quienes señalan que, en comparación con otros tiempos pasados, Shibuya está perdiendo poco a poco su cualidad de lugar en el que se originan manifestaciones culturales. “La clave para ser un lugar creativo reside en la diversidad, origen de nuevas culturas. En este sentido, consideraba que el distrito de Shibuya debía ser el primero en introducir un sistema para reconocer las uniones entre personas del mismo sexo”, explica Hasebe, que también alberga esa sensación de crisis.

La medida tomada por el distrito de Shibuya es vanguardista y ha dado nuevos aires a los valores tradicionales en torno a las minorías sexuales. Kamikawa Aya, primera persona en Japón en ocupar un asiento en una asamblea regional –la del distrito de Setagaya– tras hacer público que sufre un trastorno de identidad de género, cree que “es un adelanto que se reconozca públicamente a unas personas que hasta ahora se consideraban inexistentes, y que hay una gran diferencia entre cero y uno”.

“En Japón se aborrece todo aquello que no tenga precedentes, pero esto ha sentado uno. La sociedad en su conjunto está mostrando una reacción favorable, así que espero que se produzcan grandes avances en los derechos de los homosexuales en Japón”, afirma Ishikawa Taiga, exmiembro de la Asamblea del Distrito de Toshima, en Tokio, que reveló su homosexualidad y ha abogado por que Japón también reconozca el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Imagen de la cabecera: participantes en la manifestación Tokyo Rainbow Parade, celebrada el 29 de abril de 2012 en el distrito tokiota de Shibuya para concienciar a la sociedad sobre la diversidad sexual (cortesía de Aflo)

(Traducción al español del original en japonés)

  • [24.04.2015]
Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia