Encuentran cianuro y altos niveles de benceno en las aguas subterráneas bajo el nuevo mercado de Toyosu
[19.01.2017] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 |

Tokio. (Jiji Press)— El 14 de enero se dieron a conocer los resultados de la novena inspección realizada en las aguas subterráneras situadas bajo el nuevo mercado de Toyosu, donde se han detectado sustancias dañinas como benceno o arsénico, al igual que en la anterior ocasión. Los niveles de benceno encontrados superan esta vez 79 veces lo permitido según los criterios medioambientales, una cantidad muy superior a la encontrada en el anterior análisis. Asimismo se ha detectado cianuro por primera vez, una sustancia que no está permitida.

Estas inspecciones han sido realizadas periódicamente desde noviembre de 2014 en el lugar al que está previsto trasladar el actual mercado de pescado de Tsukiji, en Tokio. El plazo para el traslado ha sido ampliado debido a las dudas sobre la salubridad del nuevo emplazamiento.

La gobernadora de Tokio Koike Yuriko aseguró ante la prensa en la capital: “Me sorprenden estas cifras porque son superiores a las que esperábamos. Son unos datos muy preocupantes. Me gustaría informarme con detenimiento de las discusiones del comité de expertos”. Esto tendrá peso a la hora de evaluar la decisión, que se tomará posiblemente el próximo verano, de trasladar o no el mercado.

En caso de que el traslado se vuelva a retrasar, el coste de la operación aumentará, para empezar, por las indemnizaciones que se entregarán a los dueños de los comercios, y es posible también que se retrasen las obras de las vías provisionales del segundo círculo metropolitano que conectará el centro de la ciudad con la villa olímpica de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, pasando por las cercanías del mercado de Tsukiji.

Los resultados de los análisis fueron dados a conocer el día 14 al comité de expertos. Hirata Tatemasa, presidente de este comité y director del Centro de Estudios de Wakayama de la Universidad Abierta de Japón, afirmó ante los medios que “los resultados son demasiado diferentes a lo detectado hasta ahora. Es necesario esclarecer las razones por las que ha ocurrido esto”. Tras la rueda de prensa, señaló que se espera que haya un “pequeño retraso” en la entrega del informe cuya finalización estaba prevista para el mes de abril.

En esta misma reunión se decidió continuar con los análisis ampliando su frencuencia a una vez al mes, en lugar de una vez cada tres meses como se venía haciendo hasta ahora. Se ha pedido al Gobierno metropolitano que realice análisis junto a distintas organizaciones investigadoras ante la posibilidad de que se hayan podido producir errores durante la extracción de las aguas subterráneas.

El Gobierno metropolitano ha publicado estos resultados de forma provisional, puesto que se trata de unos valores que presentan una gran variación respecto a lo detectado hasta ahora. Aunque desde la primera hasta la séptima de las inspecciones se detectaron sustancias nocivas, siempre estaban por debajo de los niveles permitidos. En los resultados de la octava inspección que se hicieron públicos en septiembre de 2016 se reflejó que en dos de los 201 puntos analizados se detectaron niveles de benceno 1,4 veces superiores a lo permitido, y en otro de los puntos niveles de arsénico 1,9 veces superiores.

En esta última inspección se detectó benceno, arsénico y cianuro en 72 puntos, que aumentaron considerablemente sus niveles por encima de lo permitido. Los niveles de arsénico detectados son 3,8 veces superiores a lo permitido, y los de cianuro de 1,2 miligramos por cada litro.

[Copyright The Jiji Press, Ltd.]

  • [19.01.2017]
Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia