Josh Grisdale: facilitando el turismo en Japón a las personas con discapacidad
[11.10.2017] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 |

Josh Grisdale lleva en una silla de ruedas desde que tenía cuatro años. Hace una década que vive y trabaja en Japón, cuya nacionalidad obtuvo en 2016. En el portal web Accesible Japan (Japón accesible) suministra información sobre accesibilidad y diferentes lugares turísticos del país con el fin de animar a las personas con discapacidad a visitarlo.

Josh Grisdale

Josh GrisdaleNatural de Canadá, Josh Grisdale reside en Tokio desde 2007. Administra el sitio web de una entidad que gestiona hogares para la tercera edad, residencias de ancianos, jardines de infancia y guarderías. Consagra su tiempo libre al portal de Internet Accessible Japan (Japón accesible), en el que se proporciona información sobre accesibilidad para las personas con discapacidad que quieran visitar el país. Grisdale sufre de parálisis cerebral y es cuadripléjico, por lo que va en silla de ruedas desde los cuatro años. Tiene la nacionalidad japonesa desde 2016.

Animando a las personas con discapacidad a hacer turismo

El entusiasmo de Josh Grisdale, originario de Canadá, a la hora de animar a quienes tienen una discapacidad a visitar Japón se hace patente cuando describe el objetivo del sitio web Accesible Japan (Japón accesible, solo en inglés): “Cuando vine a Japón por primera vez, apenas había información sobre accesibilidad, así que dediqué mucho tiempo a buscar en libros y hablando con gente que reside aquí. Tras varios años viviendo en el país y siendo testigo de lo maravilloso que es Japón en términos de accesibilidad, pensé que era necesario contar con información para quienes tuvieran interés en hacer turismo”, cuenta Grisdale.

Grisdale sufre de parálisis cerebral, que, al parecer, habría sido causada por una fiebre alta que tuvo de bebé. La enfermedad afecta a las cuatro extremidades, por lo que lleva en una silla de ruedas desde que tenía cuatro años. Accesible Japan nació gracias a información que él mismo recababa teniendo en cuenta su punto de vista, pero acabó expandiéndose para dar cobertura a otros temas relacionados con la discapacidad.

Grisdale en su casa, en Tokio, desde donde trabaja en el sitio web Accessible Japan.

“Me hacen preguntas del tipo de ‘¿Puedo viajar a Japón con mi perro guía?’. Así es como se abren muchas de las entradas en la web”, explica Grisdale. Además, puntualiza las diferencias entre lo que necesitan quienes tienen problemas de equilibro o de rodilla, o aquellos que utilizan silla de ruedas. Por ello, ha modificado su enfoque a la hora de reseñar los lugares turísticos del archipiélago nipón. “Ahora busco, por ejemplo, si hay espacios donde sentarse, aunque esto no suponga un problema para mí”, señala.

Los enclaves más accesibles de Tokio

Los lugares tradicionales de Tokio que más recomienda Grisdale son el templo Sensō, en Asakusa, y el santuario Meiji, en Harajuku. “Creo que se están haciendo grandes esfuerzos de adecuación. En el templo Sensō han instalado un ascensor; han hecho un gran trabajo para integrarlo en el color y el estilo de la construcción”, prosigue Grisdale. Apenas se nota que este elevador se ha agregado posteriormente. Esto ayuda a preservar el aspecto tradicional del lugar, un aspecto relevante sobre todo para quienes lo usan.

El ascensor del templo Sensō, situado en un lateral del pabellón principal, parece una ampliación del mismo.

A la hora de hacer recomendaciones, Grisdale asegura que el factor principal es si “uno puede ir a cualquier lugar donde va todo el mundo”. Si solo el 50 % del sitio es accesible, no llama tanto la atención. No obstante, su objetivo es dar información a los visitantes y que estos decidan por sí mismos. Además de Tokio, el sitio web incluye información de Kioto, Osaka y Kanazawa. A día de hoy, sigue siendo una tarea que su fundador realiza prácticamente en solitario cuando no atiende su trabajo; no obstante, los turistas comparten sus propias experiencias.

Grisdale dice que “encontrar restaurante es el principal problema” para los viajeros con discapacidad. Esto se debe a las limitaciones en el espacio y la forma en que se han construido los edificios. “Un gran número de personas quiere degustar la cocina tradicional japonesa durante su visita. Sin embargo, a muchos restaurantes tradicionales se accede por un genkan“, comenta. Este tipo de entrada suele tener un paso o escalón elevado, de ahí la decepción que se pueden llevar quienes van en silla de ruedas. “Esos elementos los hacen muy japoneses y, al mismo tiempo, prácticamente inaccesibles”, opina Grisdale.

Grisdale en la calle Nakamise, que conduce al templo Sensō.

En este caso, se puede recurrir a unos grandes almacenes, un enclave excelente si se quiere encontrar restaurantes accesibles, así como baños. Lo malo es que les falta una atmósfera tradicional. En Accesible Japan, Grisdale también explica cómo servirse de la guía japonesa de restauración Gurunavi para buscar locales que se califican a sí mismos como accesibles con silla de ruedas. Su recomendación para quienes tengan una discapacidad relacionada con las manos: llevar su propia cubertería, ya que muchos restaurantes dedicados a la cocina tradicional nipona no disponen de tenedores.

Perspectivas de mayores progresos

Aunque no se considera un gran aficionado a los deportes, Grisdale espera con ansia la llegada de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Cree que la futura celebración de esta competición ya está sirviendo para que la gente en Japón comprenda el concepto de discapacidad y sea consciente de su existencia. No obstante, considera que el país debe hacer más esfuerzos para adecuarse a mecanismos y herramientas de asistencia que se emplean en otros países, con el fin de fomentar una mayor llegada de aficionados. “Las scooters o vespas de movilidad son poco comunes en Japón, pero se usan mucho en otros lugares. Mucha gente las trae. Sin embargo, las compañías ferroviarias no permiten llevarlas en tren”, lamenta.

Las compañías ferroviarias asisten a quienes van en silla de ruedas colocando una rampa entre el andén y el tren. Sin embargo, es posible que nieguen el acceso a aquellos que usan scooters o vespas de movilidad.

Grisdale plantea otro problema, este relacionado con las habitaciones de hotel. “En general, las habitaciones de hotel escasean, por no hablar de las accesibles en silla de ruedas. Quizás es necesario poner en vigor más leyes sobre estandarización”, explica. Los alojamientos tildados de sin barreras van desde una habitación normal y corriente en la que se han instalado barras o asideros en el baño hasta un cuarto que recuerda a los hospitales, con su equipo médico y suelos de azulejos blancos.

A pesar de la existencia de algunas trabas, Grisdale cree que la actitud general de Japón hacia la discapacidad es positiva. La calidad de la red de transporte público le da sensación de libertad. Disfruta tanto de la vida en el país que en 2016 se naturalizó. Tokio se encuentra muy alejado de Uxbridge, la pequeña localidad cercana a Toronto donde se crió. Fue toda una casualidad que el instituto de educación secundaria ofreciera clases de japonés: el profesor de mecánica de automóviles del centro había vivido en Sapporo y se decantó por la lengua nipona como segunda materia de enseñanza.

“Mis padres siempre me decían que intentara hacer mis sueños realidad”, explica Grisdale. El entusiasmo de aquel profesor parece que estimuló su visión de Japón. Tras una década residiendo en el país, ha sido testigo de muchos cambios y mejoras en términos de accesibilidad, entre los que se incluyen las rampas y los ascensores. Estos ayudan también a quienes tienen niños pequeños y los llevan en carricoche, así como a las personas de la tercera edad, un segmento de la población en aumento. “Llega un momento en la vida de toda persona en el que esta va a tener algún tipo de discapacidad. Por ello, no considero que se trate de un coste adicional para atender a un pequeño grupo, sino de una inversión para el futuro de todos”, concluye.

Accesible Japan en YouTube: Subir al tren o el metro con silla de ruedas en Japón

Imagen del encabezado: Josh Grisdale en el templo Sensō, situado en el barrio tokiota de Asakusa.

Fotografías: Benjamin Parks

(Traducción al español del original en inglés de Richard Medhurst)

  • [11.10.2017]
Artículos relacionados
Otras entrevistas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia