Panorama Disfrutando del tiempo libre
‘Gateball’, un deporte japonés que está calando entre los estudiantes de instituto
[30.06.2017] Leer en otro idioma : 日本語 | 简体字 | 繁體字 |

El gateball ha tenido desde siempre fuertemente asociada la imagen de ser un deporte para personas mayores, pero hoy, poco a poco, son cada vez más los estudiantes de instituto y jóvenes que se están aficionando al mismo. Visitamos el Instituto Aomori Yamada, célebre por la enseñanza de deportes, para presentarles las actividades de su club de gateball.

Dando paso a las nuevas generaciones en el gateball

El gateball es uno de los pocos deportes que han nacido en Japón. Este deporte fue creado durante los momentos más duros de la posguerra pensando en los niños que apenas tenían objetos con los que jugar, pero con el tiempo fue adoptado como deporte para las personas mayores por tratarse de una actividad que no requiere de mucha fuerza física. En 1990 el número de aficionados a este deporte en Japón era de 6 millones, pero debido a la diversificación de las aficiones y gustos de la tercera edad en Japón hoy este número se ha reducido hasta alrededor de un millón de personas. Por otra parte, se han creado clubs de gateball y grupos de aficionados a este deporte en institutos de todo el país como el Sakushingakuin, una institución de gran tamaño, o el Kaisei, famoso por su alto número de estudiantes que logran entrar en las mejores universidades. Este año se celebra la 22.a edición del torneo juvenil de este deporte para menores de 18 años, demostrando que se trata de una actividad con cada vez mayor aceptación entre estudiantes.

Entre ellos el Instituto Aomori Yamada ha venido demostrando su fuerza en los campeonatos nacionales juveniles. Sus distintos clubs deportivos tienen presencia a nivel nacional empezando por el fútbol, que se ha alzado con la victoria en 2017, y en otras disciplinas como béisbol, gimnasia rítmica masculina, bádminton o judo. Además, es el centro del que han salido jugadores populares como el tenista Nishikori Kei o la jugadora de tenis de mesa Fukuhara Ai.

En la actualidad el club de gateball comparte la pista de fútbol sala con el club de fútbol para sus prácticas.

Fundas imponentes para los palos

“A decir verdad, cuando me comentaron lo de crear un club de gateball me quedé perplejo. Pensaba que era un deporte para la tercera edad”, explica el director del Instituto Aomori Yamada, Hanada Atsushi. “No obstante, el director de la Asociación de Gateball de la Prefectura de Aomori, Kumeta Yūji, me transmitió con entusiasmo que ahora que el número de aficionados mayores estaba descendiendo, podía ser una buena oportunidad para extender la afición al gateball entre los estudiantes, y se ofreció a organizar una demostración en la escuela para enseñar este deporte”. Gracias a esto unos 30 alumnos se interesaron y en 2013 nació el club de gateball. Desde entonces se pudo ver a menudo a los miembros del club golpeando la bola en un rincón del patio de la escuela bajo las directrices de varias personas mayores aficionadas.

“Al principio pensaba que se trataba de un deporte para ancianos, pero cuando vi a los alumnos golpeando la bola con tanto entusiasmo, esa imagen que tenía cambió”, explica el director del Instituto Aomori Yamada Hanada Atsushi.

Los entrenadores de gateball, incluyendo al director de la Asociación de Gateball de la Prefectura de Aomori, Kumeta Yūji, que hizo posible la creación del club (el segundo desde la derecha). También participa una joven entrenadora en la treintena que ha jugado al gateball desde su infancia (a la izquierda).

En Aomori no existe otro club de gateball aparte del de esta escuela por lo que el equipo no se enfrenta a una ronda clasificatoria en la prefectura y puede participar directamente en el Campeonato Juvenil de Japón de cada verano, lo que le ha llevado a sufrir desastrosas derrotas ante grandes equipos como el del instituto Sakushingakuin.

“Pensé que los miembros del club lo dejarían después de esto”, recuerda el profesor asesor del club, Norita Shūichi. Pero al contrario de lo que pensaba, aquella derrota encendió aún más las ganas de pelear de los miembros del club. A partir de entonces se esforzaron más en los entrenamientos y no dudaron en apuntarse a más campeonatos fuera de la prefectura. Esto condujo al equipo femenino a quedar en tercera posición en el Campeonato Juvenil de Japón en los años 2015 y 2016. Los miembros de este club pudieron al fin, como los de otros clubs de deportes, recibir los honores del director Hanada delante de todos los alumnos del instituto.

La idea que los miembros del club tenían del gateball también se ha transformado. De llevar al principio los palos medio ocultos por la vergüenza de pensar que era un deporte para viejos, han pasado cuando menos se esperaba a llevar de forma ostentosa las bolsas con el equipo a la espalda.

Unos alumnos practicando gateball, un deporte en el que han alcanzado un nivel tan alto como el del club de fútbol.

Un juego de destreza intelectual comparable al shōgi o el ajedrez

El club cuenta ahora con nueve miembros, chicos y chicas de segundo y tercer curso. El día en el que nos acercamos a realizar este reportaje ocho nuevos alumnos de primer curso se acercaron a practicar gateball para conocer mejor el club. Todos los miembros son ahora alumnos del curso especial para superar los exámenes de acceso a las universidades públicas o privadas de alto nivel. Asistir a este curso supone ocho horas diarias de clase todos los días excepto los lunes, así que han optado por practicar cada lunes, el único día que tienen seis horas de clases, justo al terminar. La lluvia o la nieve les impide algunos días utilizar la cancha en el exterior, pero eso no detiene su práctica. En su defecto, utilizan un trozo de césped artificial que colocan en el pasillo de la escuela para practicar sus golpes.

Los miembros del club de gateball junto a los participantes en la demostración de este deporte del primer curso de la escuela y los entrenadores.

Los días de lluvia practican sus golpes sobre un césped artificial que colocan en el pasillo de la escuela.

Una alumna veterana (a la derecha) enseña pacientemente a golpear la bola a una nueva alumna de primer curso.

Etiquetas:
  • [30.06.2017]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • La proyección internacional del kendoEl XVI Campeonato Mundial de Kendo tuvo lugar del 29 al 31 de mayo de 2015 en el estadio Nippon Budōkan, ubicado en el vecindario tokiota de Kudanshita. La anterior edición de este campeonato trienal se había celebrado en 2012 en Italia. Este año hacía dieciocho años que el campeonato no se organizaba en Japón, y cuarenta y cinco que no se celebraba en el Nippon Budōkan, sede de la primera edición.
  • Gimnasia rítmica masculina: una creación japonesaLa gimnasia rítmica masculina es un deporte nacido en Japón que rebosa fuerza y vitalidad. Sin embargo, esta disciplina que cautiva al público es casi desconocida y goza de una presencia muy limitada en el panorama deportivo. El diseñador Issey Miyake prestó su colaboración al equipo de gimnasia rítmica masculina de la Universidad de Aomori para producir un espectáculo artístico y dar un mayor empuje a este deporte.

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia