Panorama ¡Vamos al festival de Japón!
Galería de fotos: creando un dragón para el Suneori Amagoi

Munakata Satoshi (Fotografías)[Perfil]

[16.09.2016] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | Русский |

El fotógrafo Munakata Satoshi documenta el Suneori Amagoi, la peculiar celebración para invocar las lluvias que se celebra en Tsurugashima, en la prefectura de Saitama. El objeto principal de esta festividad, un gigantesco dios dragón, lo crean los vecinos del lugar con sus propias manos. En la siguiente galería de fotografías Munakata nos muestra escenas concretas de este festival, desde la elaboración del dragón hasta su procesión por la ciudad.

La creación del dragón, una tradición local transmitida de generación en generación

El Suneori Amagoi, la celebración más curiosa de Tsurugashima en la prefectura de Saitama, fue galardonado en el año 2013 en el 17.º Gran Premio de las Celebraciones Locales de Japón (Furusato Ibento Taishō) organizado por la Fundación del Centro Japonés de Desarrollo Regional. Pero no obtuvo dicho premio solo por tratarse de un festival único, sino también por el esfuerzo conjunto que hacen los habitantes de la región en el proceso de creación del dragón. El día del festival se ejecuta la ceremonia del Nyūkon no gi en la que se insufla un alma al dragón vertiéndole agua en su boca para convertirlo en un dios que será el protagonista de este ritual.

El dragón de 36 metros y 3 toneladas de peso es elaborado a mano por los vecinos del lugar con materiales que son cultivados expresamente para este cometido. Su esqueleto está formado por 70 varas de bambú, su cuerpo de 570 manojos de paja y sus escamas son hojas de bambú. Hoy no quedan agricultores que cultiven cebada en el lugar, y es la Sociedad para la Protección del Suneori Amagoi la que cultiva esta planta exclusivamente para su uso en esta festividad.

El Suneori Amagoi dejó de celebrarse durante un tiempo, pero en 1976 se recuperó esta tradición, que hoy tiene lugar una vez cada cuatro años. Esto hace que transmitir las técnicas de creación del dragón a otras generaciones sea hoy más complicado. Además, a medida que Tsurugashima se urbaniza, nuevos residentes se trasladan allí para vivir. Por este motivo la Sociedad para la Protección del Suneori Amagoi ha aprovechado esta situación para organizar en varias ocasiones talleres en los que se enseña a construir artesanalmente el dragón, un lugar ideal en el que los nuevos y antiguos residentes pueden aprender la técnica al mismo tiempo que se crean lazos comunitarios.

El dragón es elaborado por unos 250 vecinos del lugar, hombres y mujeres de todas las edades, en un día y medio para ser desmantelado apenas medio día después de convertirse en un dios. Tsurugashima lucha ahora por preservar esta rica tradición cultural estrechando los lazos comunitarios a través de la celebración del Suneori Amagoi.

Artículo relacionado: Suneori Amagoi, la procesión de un dios dragón de tres toneladas

El esqueleto está hecho de bambú y el cuerpo de manojos de paja procedente de la cebada cultivada por la Sociedad para la Protección del Suneori Amagoi.

La apertura de la boca del dragón mide más de 1,5 metros y se mantiene abierta gracias a la estructura que se crea con las varas de bambú.

Para evitar que las orejas de desprendan fácilmente se elabora cuidadosamente una malla con paja.

Partes detalladas como los ojos se elaboran cuidadosamente tomando como referencia las fotografías de celebraciones de otros años y contando con los consejos de los que tienen experiencia en su elaboración.

El símbolo de este dios dragón furioso es sus enormes fauces rojas y sus afilados dientes.

La enorme nariz que se coloca en la cara del dragón.

Ya que se trata de un festival para invocar la lluvia, se elabora con delicadeza una esfera dorada que es la fuente del poder místico del dragón.

En la mañana del día de celebración del festival los niños también colaboran decorando el cuerpo del dragón con hojas de bambú que harán las veces de escamas.

El gigantesco dragón recién elaborado con el esfuerzo de todos los vecinos de Tsurugashima.

La ceremonia de inicio del festival (kagamibiraki) frente al santuario de Shirahige. El dragón “cobra vida” convirtiéndose en un dios con el Nyūkon no gi.

Cuando los 300 hombres que portan al dios dragón comienzan a moverlo, realmente parece que tenga un alma.

La celebración del festival, incluyendo el proceso de elaboración del dios dragón, es una actividad que fortalece los lazos comunitarios.

  • [16.09.2016]

Nace el 28 de junio de 1947. Desde 1976 trabaja como fotógrafo freelance. Es miembro de la Sociedad de Fotógrafos Profesionales de Japón y de la Sociedad Japonesa del Arte y la Historia de la Fotografía. Desde su estudio situado en su residencia de Kawagoe en la prefectura de Saitama, se dedica principalmente a fotografiar temas populares llenos de vida. Su obra puede verse en la colección de fotografías de Kawagoe, compuesta de tres libros y editada por el Museo de Arte Tanakaya.

Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Suneori Amagoi: la procesión de un dios dragón de tres toneladasLlevado a hombros de una multitud de hombres, el dios dragón retuerce su cuerpo por las calles de Tsurugashima, en la prefectura de Saitama, en la celebración del Suneori Amagoi. Este rito, que tiene lugar una vez cada cuatro años, recibió en 2013 el Gran Premio a las Celebraciones Locales de Japón. En 2016 hemos acudido a observar esta tradición, que ha pasado de ser un llamamiento al dios de la lluvia a un festival que sirve para estrechar los lazos comunitarios de la región a lo largo de generaciones.
  • (Vídeo) El Carnaval de Samba de Asakusa¿Por qué hay un festival de samba cada año en Asakusa? Lo cierto es que esta fiesta ya es una celebración típica de cada verano. En 2014 el festival se celebró con gran ostentación y reunió a más de 500.000 turistas. Participaron 18 agrupaciones y unas 4.000 personas. Parece, sin duda, que a los japoneses les gusta bailar.
  • Vídeo: El desfile de las carrozas yamahoko, punto álgido del festival de GionEl yamahoko se engalana gracias a la colaboración de los comerciantes de Kioto. En este artículo ofrecemos un vídeo donde se pueden contemplar las 33 carrozas yamahoko que desfilan en procesión durante el Festival de Gion.
  • El festival de Gion y la hospitalidad de los comerciantes de KiotoKioto se engalana durante todo el mes de julio con motivo del festival de Gion. Las celebraciones que concentran a un mayor público son las del yoiyama, que tienen lugar entre los días 14 y 16, y el desfile de carrozas yamahoko, que se celebra el 17. Se trata de uno de los mayores festivales del verano en Japón, celebrado desde hace años gracias a la disposición y la hospitalidad de los comerciantes de la ciudad, que incluso encargaban materiales de otros países para la decoración.
  • Locos por el festival Nebuta y sus farolesLos nebuta, grandes faroles con forma de muñecos, desfilan por la ciudad de Aomori precedidos por los haneto, bailarines ataviados con pomposos gorros floridos. Todo esto ocurre en el festival Nebuta, en el que las gentes de esta norteña región de Japón muestran la pasión acumulada durante el largo invierno. Allí llaman nebutabaka, locos por el Nebuta, a los apasionados de este festival y de las linternas características del mismo.

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia