Panorama Grandes figuras de la historia de Japón
Sakamoto Ryōma: el samurái que marcó el camino hacia el Japón moderno
[14.08.2017] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | العربية | Русский |

Sakamoto Ryōma desempeñó un papel clave en la creación del Japón moderno, negociando la alianza entre los dominios de Satsuma y Chōshū y contribuyendo a derrocar el shogunato para restaurar el poder del emperador. Por desgracia, no llegó a ser testigo de la nueva era a la que había guiado su país ya que fue asesinado muy joven. Para conmemorar el 150 aniversario de su muerte, en 2017 se celebran actos y exposiciones relacionados con su persona por todo Japón. Repasamos su apasionante trayectoria vital visitando Tosa kara kitazeyo! Sakamoto Ryōma Ten (¡Vengo de Tosa! Exposición sobre Sakamoto Ryōma), una exposición temporal que trajo a Tokio una valiosa colección procedente del Museo Memorial Sakamoto Ryōma de la prefectura de Kōchi.

Una adolescencia dedicada al dominio de la espada

Sakamoto Ryōma nació el 15 de noviembre de 1835 en la provincia de Tosa, actual prefectura de Kōchi. Era el segundo hijo de un samurái de bajo rango (gōshi). A pesar de los modestos ingresos de su profesión, los Sakamoto vivían sin estrecheces ya que procedían de una familia de ricos mercaderes dedicados al negocio de la destilería y las vestiduras.

Con más de metro setenta de altura, Ryōma era un hombre alto para el estándar japonés de la época. (Fotografía del archivo de la Biblioteca de la Dieta)

Ryōma empezó a aprender el arte marcial de la espada a los 14 años en el Hineno Dōjō de su localidad. En la primavera de 1853 se desplazó a Edo para perfeccionar su técnica e ingresó en el Chiba Dōjō, fundado por Chiba Sadakichi, de la escuela Hokushin Ittō.

En junio de 1854 regresó a Tosa, pero dos años más tarde volvió a trasladarse a Edo. Se dice que se convirtió en director del Chiba Dōjō y que alcanzó una maestría total de la katana.

Bizen Osafune Katsumitsu Munemitsu, la espada wakizashi que fue la favorita de Ryōma, expuesta en Tokio por primera vez en 2017.

Sonnō jōi: reverenciar al emperador, expulsar a los bárbaros

En agosto de 1861, un gōshi de Tosa llamado Takechi Zuizan fundó el Tosa Kinnō Tō, organización adepta al movimiento sonnō jōi (‘reverenciar al emperador, expulsar a los bárbaros’). Ryōma, que para entonces ya había regresado a Tosa, se afilió rápidamente a la organización, pero en marzo de 1862 la abandonó y huyó del dominio. Esta repentina ruptura se atribuye a su rechazo hacia las intenciones de la organización, cada vez más radical, de asesinar al mandatario Yoshida Tōyō por oponerse a su ideología. Yoshida fue asesinado en abril del mismo año.

En agosto de 1862 Ryōma puso rumbo de nuevo a Edo y mantuvo contacto con Kusaka Kenzui y Takasugi Shinsaku, representantes del sonnō jōi en el dominio de Chōshū. En diciembre se entrevistó con Matsudaira Shungaku, presidente político del bakufu (el Gobierno de los Tokugawa) y antiguo señor del dominio de Fukui, y le propuso un paquete de medidas de defensa marítima para Osaka.

Estatua de Ryōma tendiendo la mano, del Museo Memorial Sakamoto Ryōma (prefectura de Kōchi).

Cambio de bando

En diciembre de 1862 Ryōma conoció, a través de Matsudaira Shungaku, al alto mando del ejército Katsu Kaishū, quien apreció en él cualidades destacadas y lo acogió bajo su tutela.

En abril de 1863 Katsu obtuvo los permisos para construir el Centro de Entrenamiento Naval de Kobe —para formar soldados de la marina— y fundar una academia privada de discípulos cuya dirección dejó en manos de Ryōma.

Facsímil de la primera carta que Ryōma envió a su hermana Otome tras desertar del dominio de Tosa. La flecha roja señala la frase en la que declara haberse convertido en discípulo de “Katsu Kaishū, la persona más importante de Japón”.

Entre mayo y junio de 1863 el dominio de Chōshū libró la batalla de Shimonoseki, una serie de enfrentamientos con las fuerzas navales francesas y estadounidenses en los que el bando japonés salió derrotado. Ryōma se alarmó terriblemente cuando supo que los buques extranjeros dañados por los ataques de Chōshū eran reparados por el bakufu en Edo y volvían a incorporarse al frente. De aquel episodio surgió la famosa frase “Quiero limpiar Japón”, que Ryōma escribió en una carta a su hermana Otome expresando su deseo de purgar a los traidores de la burocracia.

En octubre de 1864 Katsu Kaishū, acusado de desafección a la dictadura del bakufu, fue destituido del cargo de comisionado naval y destinado a Edo. El Centro de Entrenamiento Naval de Kobe se clausuró al año siguiente. Pero la relación con Katsu influyó tan radicalmente en la ideología de Ryōma que lo llevó a renegar del sonnō jōi y a situarse a favor de la apertura de Japón al exterior.

Facsímil de la carta de Ryōma a su hermana en la que escribió su célebre frase “Quiero limpiar Japón” (señalada con una flecha roja).

La negociación de la alianza entre Satsuma y Chōshū

La mayor hazaña de la vida de Ryōma fue la negociación de la alianza entre los dominios de Satsuma y Chōshū en enero de 1866.

Satsuma y Chōshū eran muy influyentes en el universo político del período del Bakumatsu (1853-1867). Satsuma pretendía unificar el país creando una federación de dominios con el bakufu, pero en un primer momento Chōshū, que defendía radicalmente el sonnō jōi y se oponía al bakufu, chocaba con Satsuma.

Sin embargo, cuando el bakufu reforzó su autoritarismo, líderes de Satsuma como Ōkubo Toshimichi y Saigō Takamori empezaron a rebelarse y se propusieron acabar con el bakufu. La resolución acabó de arraigar cuando en 1865 el bakufu ordenó una primera expedición punitiva contra Chōshū. Ryōma informó a Chōshū sobre la intención de Satsuma, lo que supuso un paso decisivo para forjar la alianza entre ambos dominios.

Los dominios de Satsuma y Chōshū sellaron su alianza en enero de 1866, con Ryōma como mediador. El pacto desembocó en la creación de una federación de dominios —liderada por Satsuma y Chōshū— con el objetivo común de enfrentarse al bakufu para poner fin al shogunato y unificar el país.

Aunque la alianza entre Satsuma y Chōshū se había establecido mediante acuerdo verbal, el dirigente Kido Takayoshi de Chōshū recopiló sus bases en un documento de seis artículos que envió a Ryōma para solicitar su certificación. Ryōma confirmó la adecuación del contenido marcándolo con una escueta fórmula de conformidad.

Facsímil de la nota de conformidad escrita por Ryōma en el acuerdo de la alianza entre Satsuma y Chōshū.

La compañía mercantil Kameyama Shachū y la concepción del nuevo Japón

Además de consagrarse a la política, Ryōma también se dedicó al comercio marítimo. En 1865 fundó la sociedad mercantil Kameyama Shachū, con base en Kameyama (Nagasaki), que contribuyó a reforzar el potencial bélico de la alianza entre dominios mediante la adquisición de armamento y buques para Chōshū a nombre de Satsuma.

Los miembros de Kameyama Shachū se embarcaron en el buque Union de Chōshū para luchar en la guerra entre el bakufu y el dominio de Chōshū (segunda expedición punitiva contra Chōshū) que tuvo lugar en Shimonoseki en junio de 1866. Aquel fue el único enfrentamiento bélico en el que Ryōma luchó en toda su vida.

Réplica de la bandera Nibiki de Kameyama Shachū. Posteriormente la compañía pasó a llamarse Kaientai (‘equipo de apoyo marítimo’) y se afilió al dominio de Tosa.

Ryōma también ha pasado a la historia por la concepción del Senchū hassaku (‘Plan de ocho puntos a bordo de un barco’), un plan para la creación del Japón moderno que incluía la restauración formal del poder del emperador (Taisei Hōkan) y el establecimiento del Parlamento. El samurái expuso el plan a uno de los dirigentes de Tosa, Gotō Shōjirō, en un viaje en barco de Nagasaki a Hyōgo en junio de 1867 y este, impresionado, lo trasladó al papel.

La idea del Taisei Hōkan fue presentada por el dominio de Tosa a Tokugawa Yoshinobu y se ejecutó en octubre de 1867. Posteriormente el plan Senchū hassaku se convirtió en el Shin-seifu kōryō hassaku (‘Plan de ocho puntos para establecer el nuevo Gobierno’), cuyo relevo tomó el Gokajō no goseimon (‘Juramento en cinco artículos’) del período Meiji.

En el Shin-seifu kōryō hassaku no se menciona la idea del Taisei Hōkan (restauración formal del poder del emperador).

Un asesinato rodeado de misterio

El 15 de noviembre de 1867 Ryōma y el también desertor de Tosa Nakaoka Shintarō fueron asesinados en la pensión Ōmiya de Kioto. La historia oficial atribuye el crimen a la organización para el mantenimiento del orden público Mimawarigumi de Kioto, pero existen numerosas hipótesis sobre la autoría y el móvil del homicidio. Ryōma falleció con solo 33 años.

El 3 de enero de 1868 el ejército del nuevo Gobierno, cuyo núcleo duro estaba formado por Satsuma, Chōshū y Tosa, iniciaron un conflicto armado con las fuerzas del antiguo bakufu en Toba-Fushimi. Ese enfrentamiento, conocido como la Guerra Boshin, terminó en 1869 para dar paso a la creación del nuevo Japón por parte del Gobierno Meiji.

Representación con siluetas de la escena del asesinato de Sakamoto Ryōma.

Protagonista de novelas y series televisivas

La breve pero dramática vida de Sakamoto Ryōma sigue cautivando a los japoneses. En el especial “Personajes históricos favoritos” de la encuesta Los gustos de los japoneses de la cadena NHK, Ryōma quedó tercero del ranking, por detrás de Oda Nobunaga y Tokugawa Ieyasu.

Uno de los principales motivos de la popularidad del samurái de Tosa son las numerosas cartas que legó y que, además de su faceta de estadista avispado y decidido, revelan un carácter algo despreocupado. En ocasiones se sirve de dibujos y otros recursos creativos para ilustrar sus explicaciones. El dinamismo de su correspondencia epistolar refleja una personalidad fascinante que, unida a su brillante carrera política y económica, ha inspirado numerosas novelas, películas y series de televisión.

En otra de sus cartas a Otome, Ryōma acompaña con un dibujo la descripción de Ama no Sakahoko, destino de la luna de miel con su esposa Oryū. En la parte superior del dibujo se observan las letras i, ro, ha, ni en rojo coronando una explicación de los distintos lugares, como en una guía turística de hoy en día.

La primera película sobre Ryōma se realizó en 1911. Posteriormente Shiba Ryōtarō escribió la emblemática novela Ryōma ga yuku (Ryōma no se detiene), que se publicó en el periódico Sankei Shinbun entre 1962 y 1966 y tuvo tanta resonancia que desde entonces ha sido trasladada al cine y a la televisión en múltiples ocasiones. Esta obra, que sigue leyéndose en la actualidad, esbozó la imagen de Sakamoto Ryōma que más ha cuajado en el imaginario público.

El profesor emérito de la Universidad de Princeton Marius Jansen dio a conocer el personaje de Ryōma al mundo en 1961 con la publicación de su tesis Sakamoto Ryoma y la Resturación Meiji. Se dice que la célebre novela de Shiba Ryōtarō también se vio influenciada por el trabajo de Jansen.

En Kioto se pueden visitar varios lugares donde transcurrieron momentos importantes de la vida de Ryōma, como la pensión Teradaya, donde sufrió un primer intento de asesinato. Y el Museo Memorial Sakamoto Ryōma de la prefectura de Kōchi, actualmente cerrado por reformas, volverá a abrir sus puertas en la primavera de 2018.

El retrato de Ryōma a tamaño real que se observa a la derecha suele estar colgado en la oficina de Son Masayoshi, presidente de la operadora de telefonía e internet Softbank y admirador declarado del insigne samurái.

Colaboración para las imágenes: Tosa kara kitazeyo! Sakamoto Ryōma Ten (¡Vengo de Tosa! Exposición sobre Sakamoto Ryōma), procedente del Museo Memorial Sakamoto Ryōma (prefectura de Kōchi)

Texto: Inoue Yūsuke
Fotografías: Editorial de Nippon.com

(Fotografía del encabezado: Retrato de Ryōma a tamaño real, propiedad de Son Masayoshi)

  • [14.08.2017]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Natsume Sōseki, un escritor contemporáneo eterno y universalEn 2017 se cumplen 150 años del nacimiento de uno de los grandes escritores modernos de Japón, Natsume Sōseki. Pese a haber nacido en los últimos años del período Edo (1603-1868), su obra sigue conmoviendo a los japoneses hoy y continúa siendo valorada en todo el mundo. Reflexionamos aquí sobre los 49 años de vida de Sōseki y sus obras que describen el dolor que conlleva el egoismo y la soledad.

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia