Panorama Un viaje a lo cotidiano a través del ‘sentō’
Diez “sentō” peculiares que no perderse en Japón

Machida Shinobu [Perfil]

[29.05.2017] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | العربية | Русский |

Presentamos algunas casas de baño rebosantes de originalidad de la mano de un experto que ha visitado más de 3.000 establecimientos de este tipo repartidos por todo el archipiélago nipón.

En la actualidad, un sentō desaparece al día en Japón. Sin embargo, no son pocas las casas de baño que sobreviven sin renunciar a los elementos tradicionales, reforman su aspecto exterior o buscan renovar su clientela, todo para adaptarse al paso del tiempo. En esta ocasión, presentamos 10 establecimientos de este tipo que destacan por su originalidad y que se encuentran repartidos por todo el archipiélago nipón, de Hokkaidō, en el norte, a Okinawa, en el sur.

Taishōyu (Hakodate, Hokkaidō)

Situado en una cuesta desde la cual se admira el puerto pesquero de Hakodate, este sentō evoca el romanticismo propio de la época de explotación de la isla septentrional de Hokkaidō. Salió indemne de los bombardeos aéreos durante la Segunda Guerra Mundial, de ahí su valor. La fachada exterior, revestida con tablas de madera, se ha repintado en numerosas ocasiones desde su apertura. La zona de vestuarios también conserva el aspecto propio de 1927, año de su inauguración.

Más información: http://nttbj.itp.ne.jp/0138228231/index.html (solo en japonés)

La fachada, de color rosa, destaca la elegancia de esta casa de baño.

Miyoshiyu (Kiryū, Gunma)

Construido en los primeros años de la era Shōwa, este sentō se encontraba justo delante de una hilandería, de ahí que todos los días estuviera abarrotado de mujeres que trabajaban en el taller. La fachada exterior, de estilo occidental, destaca por el pequeño tejado triangular situado en la parte superior del tejado. En la actualidad, la entrada cuenta con un espacio para comer y el establecimiento goza de popularidad entre quienes quieren comer algo ligero después de darse un baño.

Más información: http://local-energy.sakura.ne.jp/archives/810 (solo en japonés)

La casa de baño Miyoshiyu goza de popularidad entre los residentes de la zona también como restaurante.

Tsubameyu (Ueno, Tokio)

Esta casa de baño, cuya fachada presenta el estilo arquitectónico propio de los lugares dedicados al culto religioso, es la única de la capital japonesa declarada Propiedad Cultural Tangible. Destaca por su horario, ya que abre a las seis de la mañana a diario. Es tal su popularidad entre quienes llegan a primeras horas del día a la ciudad o trabajan de madrugada que incluso se forman colas a la puerta. La temperatura del agua es la más alta de todo Tokio, con unos 48 ºC en el momento de la apertura.

Con más de un siglo de historia, este sentō sigue ofreciendo sus servicios a primeras horas de la mañana.

Fukunoyu (Sendagi, Tokio)

En este sentō, renovado en 2011, se han propuesto hacer honor a su nombre ―fuku, felicidad o buena suerte, en japonés― en todos los sentidos, de ahí que los colores utilizados en su interior se hayan elegido teniendo en cuenta los preceptos del fengshui. Por ello, la sala de baño ha sido decorada con pinturas de las Siete Deidades de la Buena Suerte (Shichifukujin); tampoco podía faltar el ya tradicional monte Fuji, del que tienen dos vistas diferentes de las que pueden disfrutar tanto hombres como mujeres, ya que las van intercambiando semanalmente entre el baño femenino y el masculino.

Más información: http://www.sentou-bunkyo.com/pg65.html (solo en japonés)

Desde su renovación en 2011, esta casa de baño se ha convertido en un establecimiento elegante al que acuden numerosas parejas jóvenes venidas desde lejos.

Fascina la combinación de los estilos occidental y japonés. Sobre la bañera de la derecha, una pintura del monte Fuji en azul; a la izquierda, en rojo.

Musashi-Koyama Onsen Shimizuyu (Shinagawa, Tokio)

La tercera generación de la familia que regenta este sentō, inaugurado en 1924, decidió renovarlo y convertirlo en uno de tres plantas en 2008. Impresiona la entrada, inspirada en las puertas tradicionales de Edo. Destaca también por sus dos tipos de aguas termales: una de color negro y otra sepia, esta última obtenida a 1.500 metros de profundidad. Se pueden adquirir huevos que han sido cocidos en la primera de estas aguas.

Más información: http://www.shimizuyu.com/ (solo en japonés)

Puerta de entrada de estilo tradicional.

Baño al aire libre.

Myōjinyu (Ōta, Tokio)

Este es uno de los pocos sentō de la capital con una arquitectura propia de los edificios religiosos que se preserva prácticamente en el mismo estado que cuando se inauguró en 1958. En la actualidad se sigue usando su tarima, o bandai, en la que se sienta la dueña, siempre sonriente. La sala de baño está decorada con una pintura de gran tamaño del monte Fuji obra del maestro Maruyama Kiyoto.

Más información: http://ota1010.com/explore/明神湯/ (disponible también en inglés, entre otros idiomas)

La casa de baño conserva el estilo arquitectónico propio de los santuarios sintoístas y los templos budistas que se empleó en su construcción durante la posguerra.

El monte Fuji pintado por el maestro Maruyama, uno de los platos fuertes de este sentō.

Funaoka Onsen (Kioto)

Son muchos los sentō cargados de historia en Kioto, pero este sin duda destaca entre ellos. Desde su inauguración en 1923 hasta antes de la Segunda Guerra Mundial, la planta superior albergaba un restaurante. La zona de vestuarios está decorada con escenas de los tres festivales principales de Kioto e imágenes de tengu y de Ushiwakamaru talladas tridimensionalmente y con un dintel de calado que recrea la Batalla de Shanghái.

Más información: http://funaokaonsen.net/dish.html (solo en japonés)

En 2003 se convirtió en la primera casa de baño de Kioto en ser declarada Propiedad Cultural Tangible.

Adorno de gran tamaño en el techo. La zona de vestuarios está rodeada por un dintel de calado.

Gengabashi Onsen (Osaka)

Construido en 1937 en los barrios populares de Osaka, este sentō combina los estilos occidental y japonés, una tendencia en boga en la época, tal y como se puede comprobar por elementos decorativos como un shachihoko en el tejado –animal con cabeza de tigre y cuerpo de carpa– o dos estatuas de la libertad en la parte superior de la entrada. La colocación de estas últimas tiene su explicación en un juego de palabras entre la pronunciación de Nueva York en japonés y el vocablo “nyūyoku“, que significa “bañarse” o “tomar un baño”. Algunas bañeras están hechas de mármol o de ópalo.

Más información: http://osaka268.com/osakasentou/源ヶ橋温泉(生野区)/ (en inglés y japonés)

Durante la Segunda Guerra Mundial, la policía militar intentó retirar las estatuas, pero estas eran tan resistentes que no se movieron ni un ápice.

Danjiriyu (Kishiwada, Osaka)

Situado en la ciudad de Kishiwada, afamada por el Festival Danjiri, este sentō con aguas termales destaca por la decoración de su entrada principal, cuyo tejado incluye parte de una carroza auténtica de la citada celebración; su precio, unos cien millones de yenes. El interior está decorado con farolillos de papel. La sala de baño cuenta con ocho tipos diferentes de bañeras de chorros, así como bañera al aire libre y sauna, entre otros.

Más información: http://kansai.pokanavi.jp/content.php?eid=00080 (solo en japonés)

Decoración para recibir a los clientes en la entrada, inspirada en el Festival Danjiri.

El hijo del propietario es maestro en la fabricación de este tipo de carrozas, de ahí que se colocara una parte de una de ellas en el tejado.

Nakanoyu (Okinawa)

Construido en 1960, este sentō es el único de gran valor en toda la prefectura de Okinawa, la más meridional del archipiélago nipón. La zona de vestuarios y la sala de baño ocupan la misma estancia. Los grifos, unidos por una manguera de bifurcación, se han colocado a cierta altura y son de dos salidas, una para el agua caliente y otra para la fría, de ahí que se pueda usar como si se tratara de una ducha. El agua, mineral alcalina, se obtiene de una profundidad de 350 metros. Una recepción sustituye al bandai.

Más información: http://kozaweb.jp/venue/detail.html?&sp=true&category=2&id=1644 (en inglés y japonés, entre otros idiomas)

Una bañera ovalada ocupa el centro de la sala de baño.

Imágenes: Machida Shinobu

(Traducción al español del original en japonés)

Etiquetas:
  • [29.05.2017]

Investigador especializado en cultura popular y director de la Asociación Japonesa por la Cultura de los Sentō. Nacido en 1950, cursa estudios en la Facultad de Humanidades de la Universidad Wakō. Desde niño, colecciona, entre otros, envoltorios de distintos productos, una afición que da pie a su interés por el trasfondo de los artículos y que se traduce en su amplia investigación de la historia de la cultura popular desde la era Meiji hasta la posguerra. En la década de 1980 comienza a visitar casas de baño por todo Japón. Entre sus obras, destacan Shōwa Retro Hakubutsukan (Museo retro de Shōwa; editorial Kadokawa Gakugei, 2006) y Sentō no Nazo (El misterio de los sentō; editorial Fusōsha, 2001).

Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • La cultura de las casas de baño en Japón¿Desde cuándo existen los sentō en el archipiélago nipón? ¿Eran muchos los hombres y las mujeres que, en sus inicios, se bañaban juntos? Respondemos a esta y otras preguntas sobre la cultura de las casas de baño de Japón.
  • Tanaka Mizuki: pintora de ‘sentōs’En todo Japón solo hay tres maestros que se dedican a producir las grandes pinturas de las paredes de los sentōs. La única artista encargada de unir tradición y futuro en este campo es una joven, atraída al mundo de las pinturas de sentō mientras estudiaba Historia del Arte en la universidad.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia