Panorama El apasionante mundo de la papelería japonesa
Gomas de borrar divertidas

Mitamura Fukiko [Perfil]

[20.09.2017] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | العربية | Русский |

La firma Iwako produce gomas de borrar divertidas a un precio asequible y con multitud de formas: medios de transporte, alimentos, animales como los hámsters y los dinosaurios, artículos de papelería, las tradicionales mochilas escolares randoseru... Están conquistando al público incluso en el extranjero.

Artículos para niños y mayores

La fábrica de Iwako, de pequeñas dimensiones y en funcionamiento las 24 horas, se encuentra en un tranquilo barrio residencial unos 15 minutos a pie de la estación de Yashio (línea Tsukuba Express), en la prefectura de Saitama. En estas instalaciones, que no descansan ni un día al año, 15 máquinas se encargan de producir divertidas gomas de borrar con todo tipo de formas: sushi, frutas, artículos de papelería… No hay quien pueda resistirse a su asequible precio y bonito diseño. Entre el público japonés, muchos adultos se sentirán nostálgicos al ver objetos cotidianos trasformados en gomas de borrar; un par de uwabaki, las zapatillas que tradicionalmente se utilizan en la escuela, una randoseru, la mochila escolar por excelencia, o una melódica son algunos ejemplos.

Uno de los aspectos que más gusta al público es que estas gomas de borrar se pueden desmontar, a pesar de su simple diseño a primera vista. Así, en las que tienen forma de sushi, es posible separar el arroz del pescado o marisco que vaya colocado encima, además del alga nori. Si se trata de una goma con forma de avión, tenemos el fuselaje, las alas y la cola. Todos los modelos están compuestos por un mínimo de dos piezas y un máximo de cuatro y miden unos cinco centímetros. Su colorido y sus múltiples diseños en miniatura se han ganado al público de todas las edades y sexos.

Gomas de borrar con forma de sushi y de vaso de té, completas y por piezas.

El gran éxito de las gomas de borrar con forma de verduras

Iwako, la firma creadora de estas divertidas gomas de borrar, se creó en 1968. Su fundador, Iwasawa Yoshikazu, había pasado 18 años como aprendiz para un mayorista de artículos de papelería. Su primer producto en solitario, un estuche de plástico para guardar lápices.

“Comenzamos con un taller en un piso alquilado de dos habitaciones en Matsudo [prefectura de Chiba] y a duras penas íbamos haciendo productos. Nos desvivíamos por sacar algo que tuviera éxito. Triunfamos con los capuchones para lápices como segundo producto, pero dejamos de vender cuando se empezaron a comercializar los portaminas. Luego llegaron las gomas de borrar. Los modelos como los actuales los empezamos a hacer en 1988. Queríamos que la empresa creciera y nos esforzamos en una serie de gomas de borrar con forma de verduras –zanahoria, rábano japonés, batata, repollo y rábano–. Sin embargo, nadie las quería vender”, cuenta Iwasawa.

Iwasawa Yoshikazu explicando los problemas para vender las primeras gomas de borrar.

Las primeras gomas de borrar, una serie con forma de verduras.

En la actualidad, Iwako produce 450 modelos distintos.

La falta de interés por parte de los mayoristas empujó al fundador de Iwako a abandonar su proyecto de gomas de borrar divertidas. Sin embargo, cinco años más tarde, apareció, como caído del cielo, un mayorista que le pidió que volviera a hacerlas, con la firme convicción de que se venderían; y no se equivocó: fueron un éxito total.

A partir de ese momento, se comenzó a aumentar la oferta: además de las verduras, se hicieron frutas, animales, medios de transporte… En la actualidad, Iwako produce 450 modelos distintos.

“De 1993 a 1998, producíamos cien mil unidades al día. Nos salieron dos competidores. Las gomas de borrar tenían muchísima popularidad, pero, lamentablemente, la gente acabó cansándose de ellas y esas dos firmas desaparecieron”, comenta entre risas Iwasawa. “Pero nosotros seguimos haciéndolas sin tirar la toalla y hemos vuelto a vender como hace unos 15 años. A día de hoy, fabricamos entre doscientas mil y doscientas cincuenta mil unidades diarias”, prosigue el empresario.

Piezas y pasos para montar una goma de borrar con forma de un delicioso pastel de fresas.

Colocar los distintos modelos de gomas de borrar con forma de tarta nos transporta enseguida al escaparete de una pastelería.

  • [20.09.2017]

Escritora natural de la ciudad de Fukuoka y graduada de la Facultad de Arte de la Universidad Tsuda. En la actualidad, escribe sobre una amplia variedad de temas económicos, entre ellos la distribución, para revistas especializadas en este y otros asuntos de la economía. Desde noviembre de 2014 está afincada en Bangkok, desde donde informa sobre el rápido crecimiento económico de esta ciudad del Sudeste Asiático; relata su vida allí en su página web. Entre sus obras, se incluyen Yume to yokubō no kosume sensō (Guerra de sueños y deseos en el mundo de la cosmética; editorial Shinchō Sensho, 2005) y Pokkii wa naze furansujin ni aisarerunoka? (¿Por qué a los franceses les gusta tanto el Mikado; editorial Nippon Jitsugyō, 2015).

Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Cinta de enmascarar mt, la revolución de un artículo otrora industrialLa cinta de enmascarar, un artículo otrora industrial, se ha convertido en un elemento decorativo. Visitamos la oficina central de Kamoi Kakōshi, en Kurashiki (prefectura de Okayama), firma de gran popularidad creadora de la cinta de enmascarar mt, en cuyos coloridos diseños se ha optado por un toque femenino.
  • TRAVELER'S notebook, cuadernos que transforman el día a día en un viajeSe cumplen 11 años del nacimiento de estos cuadernos de textura natural elaborados con piel de vaca en un taller de Tailandia y pensados para los viajeros. El usuario puede personalizarlos a su gusto y crear así un modelo exclusivo, motivo por el cual estas libretas cuentan con fervientes seguidores en todo el mundo.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia