En Japón esperan que el deseo de paz del matrimonio imperial perviva en el próximo emperador
[15.08.2018]

Tokio, 15 de agosto (Jiji Press)— Varias personas en distintos lugares de Japón que quedaron devastados durante la Segunda Guerra Mundial muestran su agradecimiento al Emperador Akihito y a la Emperatriz Michiko por sus deseos de paz cada año y esperan que este sentimiento y postura continúe en el príncipe heredero Naruhito y la princesa heredera Masako.

Desde que el actual Emperador era príncipe heredero, ha mencionado la rendición de Japón el 15 de agosto, los bombardeos atómicos de los Estados Unidos sobre Hiroshima y Nagasaki los días 6 y 9 de agosto respectivamente, y el final de la Batalla de Okinawa el 23 de junio, todos en 1945, como cuatro días que los japoneses no deben olvidar jamás. El monarca ha ofrecido plegarias silenciosas en los aniversarios de estas fechas cada año.

Takara Masakatsu, de 78 años y superviviente de un ataque del ejército estadounidense con un torpedo contra un barco de evacuación de Okinawa, apreció los profundos sentimientos del Emperador Akihito respecto a los sacrificios hechos por los habitantes de Okinawa en tiempos de guerra tras ver al monarca asistir a la ceremonia conmemorativa anual organizada por el Gobierno para honrar la memoria de los caídos en combate.

“Es muy triste (verle asistir a esta ceremonia por última vez un año antes de su abdicación), pero me siento agradecido por su labor durante tantos años”, aseguró Takara.

Takara, que lidera un grupo conmemorativo del ataque a dicho barco y de sus víctimas, guio a la pareja imperial cuando visitaron la prefectura de Okinawa, en el extremo meridional de Japón, en junio de 2014 para rendir tributo a las almas de más de 1.400 personas, muchas de ellas escolares, que perdieron la vida durante los ataques del ejército de los Estados Unidos el 22 de agosto de 1944.

[Copyright The Jiji Press, Ltd.]

  • [15.08.2018]
Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia