¿Podrá la NHK World informar a fondo sobre la crisis de Corea del Norte? [Parte 3]
Ambiciones y fracasos de la emisión internacional en inglés desde Japón

Taniguchi Tomohiko [Perfil]

[23.02.2012] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS |

Las diferencias con la Al Jazeera en inglés

¿Acaso puede la NHK World convertirse en la principal fuente de información para transmitir los acontecimientos que ocurren en la región asiática al resto del mundo? Lamentablemente, creo que la respuesta es no.

El ejemplo de Al Jazeera en inglés servirá muy bien para poder ilustrar mi afirmación.

Al Jazeera en inglés, que comenzó en noviembre de 2006 como una división editorial independiente de la emisión en árabe, y no se limitó únicamente a captar a reputados presentadores de noticias y periodistas de las grandes cadenas como la CNN y la BBC, incluso atrajo a productores e investigadores. Prueba de ello es el inconfundible acento británico que se escucha cuando reciben llamadas desde la oficina de Al Jazeera en Kuala Lumpur, base de sus operaciones para la cobertura informativa de Asia.

Este gusto bien refinado en la transmisión de las noticias es algo que nunca se podrá esperar de la NHK. Por “gusto de las noticias”, me refiero a esa sensibilidad necesaria para pensar qué historias se deben lanzar, cuándo hay que hacerlo y cómo comunicarlas para conseguir audiencia en lugares como Gran Bretaña, Estados Unidos, Singapur y Hong Kong. Eso sólo se puede conseguir plenamente si se cuenta con periodistas y productores ingleses, americanos, singapurenses y de otras nacionalidades.

Para los espectadores enseguida se hacen evidentes las diferencias de calidad entre un canal doméstico y otro internacional por la velocidad de su locución en inglés y la sofisticación de sus imágenes, entre otros aspectos. La pantalla de Al Jazeera está diseñada para mantener un ritmo que estimule los cinco sentidos, al más puro estilo de la CNN. Si empleamos una metáfora musical y la comparamos con el jazz, la NHK World no tiene la excitación del swing. Tener una actitud tranquila dentro del género de los medios de comunicación internacionales es una herejía.

Mi opinión es que la mayoría de estos problemas tienen su raíz en la comedida decisión de la NHK de no buscar personal talentoso en el extranjero.

La inversión estratégica de la CCTV-NEWS china

El reconocido rival de la NHK World, la CCTV-NEWS ofrece un buen contraste en este sentido. La mayoría de los periodistas no son chinos, y por lo menos, a primera vista, un espectador podría decir que las emisiones no son propaganda del gobierno chino. A pesar de que, evidentemente, es una difusión propagandística, pues no puede salir del ámbito establecido por el Comité Central del Partido Comunista de China, está aumentando el refinamiento de los programas de noticias normales de modo que se pueden ver sin sentir ninguna incongruencia.

Una garantía de ello fue su decisión de establecer una oficina en Washington DC en 2011. La emisora, presumiblemente, quería contratar a presentadores de televisión estadounidenses y otros talentos mediante sueldos generosos y comenzar a producir programas en Washington. La medida es similar a la construcción de un campamento en el interior del castillo del enemigo, lo cual indica claramente que el servicio cuenta con el pleno respaldo del gobierno chino.

Los Estados Unidos son el principal objetivo de la diplomacia pública de China. Ningún otro país se aproxima a su importancia. Esto se puede ver en el número de Institutos Confucio situados allí. China ha creado estos institutos con la finalidad de promover el desarrollo de la enseñanza del idioma y la cultura chinos en países de todo el mundo. En la mayoría de los países que China considera especialmente importantes la cifra de estos institutos es de dos dígitos, pero en Estados Unidos su número supera los 200. La decisión de CCTV-NEWS de comenzar a producir programas en Washington debe ser vista como una inversión estratégica en la misma línea.

Verificando la cuota de mercado de la NHK World

¿Qué evidencia estadística está disponible para respaldar mis afirmaciones? Para respaldar mi convicción de que la NHK World se agotó incluso antes de que se pusiera en marcha y que mientras tanto la CCTV-NEWS está librando una fuerte campaña ofensiva, he decidido que podría ofrecer algunos números reales sacados de YouTube.

YouTube es un sitio web que permite a los individuos e instituciones de todo el mundo subir videos cortos. También se puede considerar como una especie de lugar de votación para la popularidad de los contenidos de vídeo. Fui al sitio web internacional de YouTube, seleccioné como idioma el inglés de Estados Unidos, e hice una serie de búsquedas con los nombres de diversas cadenas internacionales.

Mi búsqueda de “CNN” generó alrededor de 774.000 resultados, mucho más que para cualquier otra emisora. Sin embargo, para mi sorpresa, “CCTV-NEWS” consiguió una cifra muy respetable: 144.000, y superó los resultados de “Al Jazeera en inglés” que llegaron a los 91.500.

Por el contrario, de la “NHK World” aparecieron sólo 3.790 resultados (Los datos anteriormente citados son de la madrugada del 19 de diciembre de 2011). Y esta cifra se alcanzó a pesar del hecho de que la NHK World había estado bajo la atenta mirada de todo el mundo a raíz del terremoto y el tsunami del 11 de marzo de 2011 y el posterior accidente en la central nuclear.

Incluso si la NHK tiene los medios financieros para que NHK World siga operando igual que ahora, probablemente su presencia seguirá siendo insulsa y sin pretensiones, como la de una oveja sumisa. Será mejor que abandonemos entre suspiros nuestras grandes esperanzas de que la NHK World sirva como vía para aumentar la visibilidad de Japón en la escena mundial.

(12 de diciembre de 2011)

(Traducido al español del original en japonés)

  • [23.02.2012]

Profesor invitado especial de la Universidad de Keiō. Licenciado por la Universidad de Tokio. Periodista de Nikkei Business. Tras ser miembro del comité editorial ocupó el cargo de secretario de prensa adjunto del Ministerio de Relaciones Exteriores. Ha sido investigador invitado del programa Fulbright del Instituto Woodrow Wilson en la Universidad de Princeton e investigador invitado de los Institutos de Estudios Internacionales de Shangai. Es autor, entre otras obras, de Tsūka moyu: En, gen, doru, yūro no dōjidaishi (El drama monetario: historia contemporánea del yen, el yuan, el dólar y el euro). Es miembro del comité editorial de Nippon.com.

Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia