El giro en las decisiones del Partido Democrático de Japón (PDJ)
Vuelta al estilo del Partido Liberal Democrático (PLD)

Masuzoe Yōichi [Perfil]

[06.07.2012] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS |

¿Qué es lo que le está pasando al proceso de decisiones políticas en Japón? ¿Quién tiene el poder de decidir la mejor política? ¿Los políticos, los burócratas o los grupos de intereses? Cuando el Partido Liberal Democrático (PLD) estuvo gobernando durante un largo período de tiempo, muchos investigadores que estudian estos temas encontraron un patrón constante.

El “triángulo de hierro” entre políticos, burócratas y el sector industrial, un vivero de connivencia

El Consejo de Investigaciones Políticas del PLD para determinar sus medidas políticas forma un grupo para cada tema, en el que reúne a los zoku-giin (miembros de la Dieta interesados e implicados en ese campo), a burócratas y a representantes de los grupos de intereses. Debido a que el gobierno se basa en un sistema parlamentario, los miembros de la Dieta del partido gobernante forman el gabinete de ministros e implementan las medidas políticas para cada campo. En ese proceso, se puede decir que apenas ha habido casos de confrontación entre el gobierno (gabinete) y el partido en el poder.

Por lo tanto, para los burócratas y los grupos de intereses, ejercer influencia en los políticos del partido en el poder ha sido un atajo para lograr implantar la política que ellos deseaban. Además de los grupos de trabajo divididos por temas está, por ejemplo, la Comisión del Sistema Tributario del PLD que fijaba el contenido de la reforma tributaria anualmente. La reforma del sistema tributario tiene una gran influencia en el sector industrial; y ya sólo por eso, los grupos de intereses que desean medidas fiscales especiales han estado repitiendo sus peticiones a los miembros de la Dieta que tienen influencia sobre la comisión.

Los políticos buscan en el sector industrial financiación y votos para sus campañas políticas, y el sector industrial se va convirtiendo en una máquina de recogida de dinero y de votos.  Los burócratas proporcionan anteproyectos a los políticos, y en cuanto al sector industrial, el gobierno ejerce el control sobre él por medios tales como la regulación y la otorgación de subsidios. Así es como se forma el “triángulo de hierro” entre políticos, burócratas y el sector industrial.

“Del cemento a la gente”, nada más que palabras vacías

El PDJ criticó la estructura de este tipo de colusión entre políticos, burócratas y el sector industrial en el marco del gobierno del PLD y les desposeyó del poder. El eslogan “Del cemento a la gente” fue la frase icónica con la que criticó las adherencias del PLD con el sector de la construcción. Este eslogan también se convirtió en una fuerza importante para lograr un cambio en el poder.

¿Ha conseguido de este modo el PDJ, que llegó al poder político criticando el anterior estilo del PLD, cambiar considerablemente el proceso de toma de decisiones políticas respecto a la época del PLD? La respuesta es no. A medida que pasa el tiempo se está volviendo al estílo típico del PLD. Esto es una violación de su programa electoral, cosa que ha provocado una disminución del apoyo al gobierno del PDJ.

Los del PDJ, al inicio de su mandato, realizaron un intento para romper la colusión entre políticos, burócratas y el sector industrial, y que la toma de decisiones fuese dirigida por los políticos.  Esto consiguió ciertos logros, tales como detener el despilfarro en la distribución de tareas en las oficinas gubernamentales, y obtuvo el favor de la opinión pública. Pero al final no pudo vencer al contraataque de la experimentada  burocracia, y gradualmente el proceso de las decisiones políticas fue a parar a manos de los burócratas. Como resultado de esto, el sector industrial está acercandose a los miembros de la Dieta del PDJ en colabolación con los burócuratas.

Las esperanzas puestas en Hashimoto, el alcalde de Osaka

Esta tendencia se fue intensificando cada vez más a raíz del Gran Terremoto del Este de Japón, el 11 de marzo del año pasado. La causa es la insuficiente capacidad de gestión de crisis del PDJ, que incluso se vio obligado a convertirse en dependiente de la burocracia. El poder político atrae al sector industrial igual que la miel a las moscas. Y los del PDJ gradualmente se han vuelto dependientes del dinero y de los votos que traen las moscas.

Es natural que los ciudadanos se sientan desilusionados con el gobierno del PDJ, que sigue formando una estructura de colusión entre políticos, burócratas y sector industrial, justo igual o más que lo que hizo el PLD en otro tiempo. Esa decepción está haciendo que se inflamen las esperanzas en Hashimoto, el alcalde de Osaka, un líder que quiere acabar con el actual statu quo.

(Escrito el 21 de mayo de 2012)

(Traducido al español del original en japonés)

  • [06.07.2012]

Nació en la prefectura de Fukuoka en 1948. En 1971 se licenció en Ciencias Políticas en la Facultad de Derecho de la Universidad de Tokio. Fue asistente en la Facultad de Derecho de la Universidad de Tokio, investigador invitado en el Instituto de Historia de Relaciones Internacionales Contemporáneas de la Universidad París, investigador invitado en el Instituto de Postgrado de Política Internacional de Ginebra, y profesor titular de Ciencias Políticas en la Universidad de Tokio de 1979 a 1989. Fue elegido por primera vez miembro de la Cámara Alta en el año 2001. Desde agosto de 2007 hasta septiembre de 2009 desempeñó el cargo de Ministro de Salud, Trabajo y Bienestar Social. En la actualidad es el representante del partido político Shintō Kaikaku (Nuevo Partido para la Reforma).

Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia