El equipo de béisbol de Japón en el Clásico
Preparado para llevarse su tercer título WBC

Jason Coskrey [Perfil]

[07.03.2013] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 |

El equipo japonés toma forma

A las luminarias del béisbol japonés les gusta decir que, en una competición internacional, el objetivo principal es ganar usando el estilo propio japonés de jugar al béisbol.

El entrenador del equipo japonés, Yamamoto Kōji, lleva tiempo cantando el mismo soniquete de cara al Clásico Mundial de Béisbol (WBC, por sus siglas en inglés) de 2013, y con un equipo formado exclusivamente por jugadores de la organización Nippon Professional Baseball (NPB, por sus siglas en inglés); Yamamoto se encuentra en una posición única para demostrar esa afirmación.

El equipo samurái comienza su cruzada en pos de lograr un tercer título consecutivo el 2 de marzo. Esta vez lo hará sin sus estrellas principales de las Grandes Ligas de Béisbol (MLB, por sus siglas en inglés), que han rehusado jugar, lo cual deja al jugador de diamante Matsui Kazuo, de los Tohoku Rakuten Golden Eagles (que con anterioridad ha jugado en los New York Mets, los Colorado Rockies y los Houston Astros) como el único jugador con experiencia en la MLB.

“Algunos fans quieren ver a jugadores de la MLB, mientras que otros están ansiosos por ver nuevo talento japonés”, dijo Katō Ryōzō, comisionado de la NPB. “Con esta clase de equipo damos oportunidades a los jóvenes jugadores japoneses.”

Yamamoto ha hecho precisamente eso: ha mezclado una pizca de veteranos en una alineación que está, en su mayor parte, formada por estrellas en alza.

Las características ofensivas de bateadores de talento, como Itoi Yoshio, de los Orix Buffaloes, un jardinero por encima del promedio, de fuerte brazo, que quizá sea el mejor jugador de Japón en todos los sentidos. El jugador, de 31 años, tiene las vistas puestas en la MLB, y su promedio de bateo es de .302, con 55 home runs, 245 CIs (carreras impulsadas, tantos que se anotan a un jugador cuando su equipo marca una carrera por la aparición en el plato de dicho jugador) y 117 bases robadas en seis temporadas de la NPB.

El capitán de los Yomiuri Giants, y MVP (jugador más valioso) actual de la Liga Central, Abe Shinnosuke, sus compañeros en los Giants Chōno Hisayoshi y Sakamoto Hayato, y Uchikawa Seiichi, de los Fukuoka Softbank Hawks, también son jugadores sólidos, mientras que Nakata Shō, bateador de fuerza de los Hokkaido Nippon Ham Fighters se ha ganado a pulso su lugar en el equipo.

“Creo que Itoi es un jugador muy especial”, dijo Jon Deeble, entrenador australiano, tras una serie de partidos amistosos contra Japón. “También, Inaba [Atsunori, también de los Fighters], que ha sido un campeón en el bateo, es un jugador especial.”

“Pienso que cuentan con un equipo muy equilibrado, con buenos lanzadores.”

El domingo 3 de marzo el equipo samurái venció a China 5-2 para sumar su segunda victoria (primera contra Brazil) en el Clásico Mundial de Béisbol. (AP/AFLO)

 

La clave está en lanzamientos sólidos

Sin embargo, Japón no está hecho para batear a muerte, y tendrá que usar agilidad y estar alerta en los caminos entre bases, para lograr facilitar la carrera.

“Ese es un rasgo del que debemos seguir sirviéndonos”, dijo Yamamoto. “Cada jugador comprende lo que se espera de él en cualquier situación, y eso hace que nuestra toma de decisiones sea más fácil.”

El equipo de lanzadores lo encabeza el dinámico Tanaka Masahiro, de Rakuten, un diestro de 24 años que ha sido aclamado como el as de Japón, en ausencia de Darvish Yū, de los Rangers de Texas. Tanaka, cuyas bolas rápidas alcanzan los 145 km/h, tiene una amplia gama de lanzamientos secundarios. La MLB ya lo tiene firmemente en su radar, tras haber logrado un récord de 75-35, una media de carreras limpias (ERA, por sus siglas en inglés) de 2.50, y 1.055 strike outs a lo largo de seis temporadas profesionales.

Tanaka, ganador del Premio Sawamura de 2011 (que se entrega al mejor lanzador de la NPB), está acompañado por otros receptores del premio: Sugiuchi Toshiya (2005) de los Giants, Wakui Hideaki (2009) de los Seibu Lions, Maeda Kenta (2010) de los Hiroshima Carp, y Settsu Tadashi (2012) de Softbank.

El lugar del torneo les va bien a los lanzadores japoneses, los cuales no se oponen a lanzar bolas quebradas cuando van retrasados en el tanteo, algo con lo que incluso los jugadores familiarizados con el béisbol japonés tienen dificultades a veces.

“Creo que lograron strike out diez veces con lanzamientos 3-2, y ninguna de esas veces fue una bola rápida”, dijo Deeble tras perder contra Japón el 23 de febrero. “No creo que viéramos una sola bola rápida en el terreno de los bateadores. Con Tanaka, cada vez que hacía un 3-2, era un slider (una bola descendente de velocidad media) o un split (una bola que parece rápida, pero frena súbitamente hacia la placa de la base). Lo mismo pasaba con Nomi [Atsushi], y también con Sugiuchi. Ninguno de ellos lanzó una bola rápida cuando estaban por detrás en el tanteo.”

El Clásico Mundial de Béisbol de 2013  presenta a Japón agrupado con Brasil, China y Cuba para la primera ronda, en Fukuoka, que dará comienzo el 2 de marzo. Es el favorito para entrar en la segunda ronda en Tokio (que empieza el 8 de marzo), y la semifinal / final en San Francisco (el 17 de marzo), donde se decidirá el campeón del título.

(Escrito el 25 de febrero de 2013, y traducido del original en inglés)

  • [07.03.2013]

Escritor de deportes para el Japan Times desde 2007. Tras graduarse en la Universidad de Alabama-Birmingham, escribió para el periódico Marietta Daily Journal, de Georgia. Hoy día escribe principalmente sobre NPB (béisbol profesional japonés) mientras cubre otros deportes. Está en Twitter como @jcoskrey; su trabajo en el Japan Times se puede leer aquí.

Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia