La antigua estación de Manseibashi, un nuevo lugar turístico de Tokio

Hari Kyōko [Perfil]

[25.03.2014] Leer en otro idioma : 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية |

En 2006, el Museo del Transporte, ubicado en las inmediaciones de la estación de Akihabara, en Tokio, fue trasladado a la ciudad de Saitama, donde pasó a llamarse Museo del Ferrocarril. No eran muchos los que sabían, a excepción de los aficionados a los trenes y los expertos en la historia de la capital japonesa, que el lugar que había albergado el Museo hasta ese momento se correspondía con el emplazamiento de la antigua estación de Manseibashi.

Manseibashi, una de las estaciones terminales más importantes de Tokio

La estación de Manseibashi, que debe su nombre al homónimo puente construido sobre el cercano río Kanda, comenzó a funcionar en 1912. En aquella época, era una de las estaciones más representativas de Tokio junto a las de Ueno y Shinbashi, y servía de terminal de la línea Chūō principal en el trayecto que unía la capital japonesa con la localidad de Nagoya, en el oeste del país, pasando por la ciudad de Kōfu, en la prefectura de Yamanashi. La edificación original, construida en ladrillo rojo y de dos plantas, es obra de Tatsuno Kingo (1864-1919) y Kasai Manji (1863-1942), artífices del edificio Marunouchi de la estación de Tokio. Al parecer, el estilo de Tatsuno Kingo quedó reflejado también en obras arquitectónicas de Taiwán como la Oficina Presidencial, el Hospital Adscrito a la Escuela de Medicina de la Universidad de Taiwán y el Teatro Casa Roja. Se despierta en mí cierta nostalgia cuando observo fotografías y postales de la estación en la época en la que inició su andadura.

La estación de Manseibashi, construida dos años antes que la de Tokio, era un lugar muy transitado también porque allí se podía cambiar al servicio de tranvía de la capital. Sin embargo, empezó, poco a poco, a perder usuarios en 1919, cuando decidieron ampliar la línea Chūō principal hasta la estación de Tokio. Finalmente, echó el cierre en 1943 debido a la poca afluencia de pasajeros. En 1936, cuando la estación todavía funcionaba, se inauguró en ella el Museo del Ferrocarril, que más tarde pasaría a llamarse Museo del Transporte. Este último cerró sus puertas en 2006 tras siete décadas recibiendo visitantes.

La estación de Manseibashi en 1912, año en que comenzó a funcionar (imagen del libro Nihon shashinchō, perteneciente a los archivos de la Biblioteca de la Dieta de Japón). Esta construcción, similar al edificio Marunouchi de la estación de Tokio, quedó reducida a cenizas tras el Gran Terremoto de Kantō de 1923. Posteriormente, la reconstruyeron en 1925 y en 1936, año en que pasó a albergar el Museo del Ferrocarril. Se pueden ver más fotografías del edificio tras sendas reconstrucciones en la galería de imágenes que acompaña a este artículo.

Un nuevo lugar turístico en Tokio

La estación de Manseibashi abrió sus puertas de nuevo en septiembre de 2013, esta vez como un centro comercial moderno, pero nostálgico al mismo tiempo, denominado mAAchecute Kanda Manseibashi.

El centro comercial alberga una floristería, una vinatería y varios restaurantes y tiendas en las que se pueden adquirir, entre otros, artículos de edición limitada relacionados con el mundo del ferrocarril. Se han aprovechado los arcos del paso elevado de ladrillo rojo propios de la arquitectura original de la estación; sin embargo, el diseño del interior es atrevido, a la par que simple y elegante. En el primer piso (segundo en Japón), al que se accede por unas escaleras cuyas paredes de azulejos moteados evocan la historia del edificio, hay un mirador y una cafetería en el lugar que antaño ocupaban los andenes, y se puede observar, a través de un cristal, cómo transitan los trenes a ambos lados.  

Este lugar sin precedente se ha convertido, sin duda, en uno de los nuevos enclaves turísticos de Tokio.

El puente Mansei, sobre el río Kanda, y el centro comercial mAAchecute Kanda Manseibashi.

Imponente vista del paso de un tren al lado del mirador y la cafetería.

(Traducción al español del original en japonés)

  • [25.03.2014]

Artista de manga y ensayista. Nacida en Taipei. Ha visitado Japón más de 60 veces y ha permanecido más de 1.600 días en el país. Entre sus obras destacan Hārī Kyōko no Nippon chūdoku (Hari Kyōko, la adicta a Japón). Publica también en Facebook, en su blog y en Youtube.

Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia