Tendencias de la moda japonesa en 2013

Shimada Yūki [Perfil]

[01.05.2014] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | العربية |

La “generación de la burbuja”, protagonista de la moda japonesa en 2013

2013 fue el año en el que las tendencias de la denominada “generación de la burbuja” se abrieron paso con fuerza en la moda japonesa. Volvieron a cobrar protagonismo prendas y complementos como los cárdigan atados alrededor del cuello cubriendo los hombros, los bolsos sin asas, las faldas de tubo y las camisas y camisetas sin mangas, entre muchos otros. La manera de lucirlos también evocaba la de aquellos tiempos de bonanza económica en Japón, entre 1980 y 1990, en los que era común llevar la blusa o la camisa por dentro de la falda o el pantalón, y se estilaban las prendas de cintura alta, por citar algunos ejemplos.

Cabe destacar que en 2013 tanto hombres como mujeres acertaron a la hora de combinar la ropa con diversos accesorios, algo que siempre supone un plus: fueron muchos los que incorporaron a su look complementos como los bolsos, los relojes, las bufandas y las estolas sin dejar de expresar su personalidad ni perder el gusto por el buen estilo. Los accesorios abandonaron su condición de personaje secundario para convertirse en protagonistas.

Veamos cuáles fueron las principales tendencias de la moda japonesa en 2013.

Las gorras de béisbol, imprescindibles

Las gorras de béisbol fueron un artículo imprescindible entre los jóvenes japoneses. Además, la moda inspirada en el estilo de los skaters se convirtió en una tendencia, y en estos tiempos, en los que vestir bien es sinónimo de no hacerlo con excesiva perfección, este tipo de gorra se presenta ideal, ya que puede lucirse de este modo.

El regreso de los estampados de rayas

Los estampados de rayas regresaron a la moda japonesa en forma de nueva tendencia. La manera en que las rayas marcan la línea de la pierna en los pantalones hace que una persona parezca más delgada; basta con conjuntar esta prenda con una camisa o camiseta que se tenga a mano. Por otra parte, surgieron nuevas maneras de combinar las rayas, por ejemplo, incorporando el estampado en horizontal.

El color de pelo como seña de identidad

Aumentó el uso de varios colores para hacer del pelo una seña de identidad, un estilo especialmente popular en el barrio de Harajuku. Los tonos del cabello les quitaron el protagonismo a los peinados como forma de expresar la personalidad. Originalmente, empezó a ponerse de moda el degradado de colores en las puntas entre las mujeres con melena.

Los abrigos inspirados en las batas de trabajo

Los abrigos con un diseño inspirado en las batas que se utilizan en algunas profesiones se convirtieron en la prenda exterior de primavera preferida de muchos, especialmente entre los hombres. Estos abrigos tienen su origen en las batas que los empleados de las fábricas, entre otros, se ponen encima de la ropa de trabajo cuando tienen que recibir a un cliente que aparece de imprevisto. Destacan por ser más ligeras y dar una mayor libertad de movimiento que otras prendas de abrigo como la gabardina o trinchera. Además, no son excesivamente informales.

Las zapatillas deportivas con cuña

Las zapatillas deportivas con cuña se parecen a los botines, por lo que las mujeres que están acostumbradas a llevar zapatos de tacón no se sienten incómodas cuando se las ponen. Se trata de un calzado ligero—la cuña suele tener una altura de 3 a 9 cm—, y podría decirse que su popularidad reside en su poco peso y en que hacen que las piernas parezcan más bonitas y largas. Otro punto a su favor es su precio, asequible, y la gran variedad de colores en que están disponibles. Las zapatillas deportivas con cuña gozaron de popularidad entre consumidores de todas las edades; sin embargo, los zapatos de suela gorda siguieron teniendo aceptación solo en Harajuku.

Los bolsos sin asa (‘bolsos caja’)

Los bolsos sin asa habían ido haciendo acto de presencia en la moda japonesa poco a poco antes de 2013, pero este fue el año en que alcanzaron su mayor popularidad como nueva tendencia. Esto se debe al impacto causado por algunas celebrities que lucían este tipo de bolsos de marcas de lujo como la del diseñador Christian Louboutin. Se trata de un complemento elegante que, en el caso de las mujeres, da un aspecto intelectual y resalta la belleza. No obstante, su tamaño limita la cantidad de cosas que uno puede llevar dentro, de ahí que se viera en la calle a mucha gente también con bolsas ecológicas.

Los colores de neón

Los medios de comunicación japoneses, especialmente las revistas, hablaron mucho sobre los colores de neón como parte de las tendencias de la moda de primavera-verano. No obstante, parece que el listón está un poco alto para los japoneses en este sentido, ya que para incorporar en el vestir tonos llamativos de manera atrevida es necesario ser valiente y tener ciertos conocimientos de moda. En cualquier caso, en 2013 se pudo ver a gente que lucía con toda naturalidad bolsos, zapatos, calcetines y otros complementos con estos colores. En particular, los tonos amarillos gozaron de popularidad.

De blanco de la cabeza a los pies

Durante el verano de 2013 el blanco sustituyó al negro como único color con el que vestirse de la cabeza a los pies. Si se utilizan prendas de arriba y de abajo de diversos materiales y tonos, aunque la diferencia de estos últimos sea sutil, se puede obtener un look profundo y tridimensional. Entre las mujeres fueron populares los pantalones vaqueros y los pitillo blancos, mientras que los hombres se decantaron por pantalones de corte delgado del mismo color. Tanto si se combinan con prendas superiores de tonos oscuros como con ropa colorida los pantalones blancos dan un aspecto elegante, fresco y pulcro.

Los cárdigan atados alrededor del cuello cubriendo los hombros

Los cárdigan atados alrededor del cuello cubriendo los hombros fueron la prenda que causó la mayor impresión entre el verano y el otoño de 2013. Llevarlos así había sido un estilo habitual en el mundo de la televisión hacía tiempo, hasta el punto de que a esta prenda se la llegó a conocer también como “la bufanda del productor” en alusión a los profesionales de este sector. En la actualidad, los cárdigan se utilizan como si fueran una estola, por lo que es frecuente verlos atados alrededor del cuello con camisas y camisetas de diversos tipos. Aunque casi todo el mundo los suele llevar de esta manera, hay personas que prefieren no atar el cárdigan y dejarlo caer sobre los hombros como uno de los aspectos destacables del conjunto con el que lo combinen.

Las sudaderas, un nuevo clásico

Antes el punto solía ser el material predominante en las prendas de arriba de otoño e invierno; sin embargo, las sudaderas se convirtieron en un nuevo clásico en 2013. La marca Kenzo fue la impulsora de esta tendencia: las sudaderas de Kenzo, creadoras de una generación en la década de los noventa, volvieron a ponerse de moda, algo que nadie imaginaba que ocurriría; los jerséis deportivos, populares de por sí, recibieron una mayor aceptación por parte del público masculino y femenino.

Las faldas de tubo

Las faldas de tubo son una de las prendas de abajo más populares entre las mujeres. Gozaron de popularidad durante todo el año y en varios lugares fueron las grandes favoritas de 2013. Las faldas de tubo tienen un corte esbelto y se caracterizan por acentuar la silueta femenina. Quedan bien con cualquier prenda superior por la originalidad de su largura hasta la rodilla.

La capacidad de coordinar y conjuntar de los japoneses

Los looks tridimensionales, con alguna que otra falta y sin excesiva perfección fueron tendencias destacadas en 2013, a los que hay que añadir, por supuesto, el estilo más bien informal que se ha vuelto popular en los últimos años entre los blogueros y las modelos a la hora de coordinar sus atuendos. No obstante, cada vez se le concede más importancia a la habilidad para combinar distintas prendas y complementos, y son muchos los que buscan una apariencia simple y elegante en la que se haga un buen uso de los colores y se destaque un aspecto en particular de todo el conjunto.

2013 fue un año en el que afloraron las diferencias entre las tendencias que proponen los medios y las que en realidad se ven a pie de calle, y nos permitió prever la existencia de una inclinación hacia el cambio en el poder de los medios de comunicación y de las fuentes de información de los consumidores.

Imágenes cortesía de la Asociación de Moda de Japón (web disponible solo en japonés e inglés)

(Traducción al español del original en japonés)

Etiquetas:
  • [01.05.2014]

Miembro de la Asociación de Moda de Japón, donde se dedica a la difusión de contenidos en el Departamento de Planificación, encargado de la gestión del sitio web sobre moda Style Arena. Tras finalizar sus estudios universitarios, trabaja en una empresa del sector del entretenimiento antes de incorporarse a la Asociación. En la actualidad, su labor como directora la lleva a desplazarse prácticamente a diario a lugares de Tokio como Harajuku, Shibuya, Omotesandō, Daikanyama y Ginza, donde trabaja codo a codo con fotógrafos y otros profesionales para retratar a personas que visten bien.

Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia