¿Por qué los japoneses siempre comen con arroz?

Inoue Yūsuke [Perfil]

[24.09.2018] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 |

Las gyōzas son un plato chino muy popular en Japón. Pero a los chinos les sorprende que los japoneses las coman como acompañamiento del arroz o la cerveza. Quizá en ese hecho se esconda un secreto sobre las costumbres alimenticias japonesas, que giran en torno al arroz.

Uno de los platos de la comida china más apreciados en Japón es la gyōza, una especie de empanada. Las gyōzas comenzaron a comerse en los hogares japoneses tras el final de la Segunda Guerra Mundial, traídas a Japón del continente chino por los soldados relevados de sus deberes. No es que tengan un gran trasfondo histórico. Pero las gyōzas son principalmente consumidas en Japón en su variante frita; la versión cocida típica de China es algo diferente. Y lo que más sorprende a los chinos es que los japoneses las comen como un acompañamiento al arroz, o un tentempié para la cerveza.

Las gyōzas son en China un plato principal, preparado con harina de trigo, y no se sirven como acompañamiento. Del mismo modo que un japonés no come arroz para acompañar su cerveza, un chino nunca usaría de esa manera sus gyōzas. Por eso los chinos miran con ojos como platos a los japoneses, cuando comen de esta manera, con cara de gran placer. Les parece increíble que en Japón haya platos combinados en los que las gyōzas y el arroz sean protagonistas. En cambio, cuando yo viví en Nankin, en la parte norte de China, me sorprendió mucho que allí no se consideran las gyōzas como plato que comer con arroz.

Seguro que los japoneses que tienen algún amigo chino han oído esta pregunta alguna vez. “¿Por qué comes arroz con las gyōzas?” Este autor siempre tiene problemas para encontrar una respuesta. Lo único que me viene a la mente es que si no como arroz, no me siento tranquilo.

En la comida china, que los japoneses adoran, se cuentan como otros platos típicos el chāhan (arroz salteado) o el rāmen (fideos con caldo). En Japón se cree que el rāmen viene de China, aunque no es exactamente así. Y los chinos se sorprenden cuando ven a los japoneses acompañar el rāmen de chāhan o de arroz blanco. Para ellos la idea de comer fécula con más fécula es muy extraña. ¿Será cierto eso de que los japoneses “no nos sentimos tranquilos” si no comemos con arroz? Cuando tomamos alcohol, también es costumbre ir al final a comer algo con arroz, o rāmen.

Esto es una opinión personal, pero creo que esa idea de que los japoneses no nos sentimos tranquilos si no comemos arroz no viene de una necesidad alimenticia, sino que se trata de algo cultural. Creo que se trata de un vestigio de una época en la que hablar de comer era sinónimo de tomar arroz.

Hubo un tiempo en el que los japoneses apenas comían nada más que arroz. Se calcula que a finales del periodo Edo (1603-1868), antes de que Japón comenzara su modernización al estilo occidental, un japonés medio comía 450 gramos de arroz diarios, en tres comidas. Sin embargo el consumo actual (según cálculos de 2016) es de unos 150 gramos diarios por persona.

Además, desde una perspectiva actual, los alimentos que acompañaban el arroz eran tremendamente escasos en esa época. Según los registros del periodo Edo, los alimentos secundarios eran básicamente sopa de miso (pasta de soja), encurtidos y tōfu (queso de soja). Hasta la Restauración Meiji la carne estuvo prohibida, y las proteínas entraban en la dieta a través del tōfu y el pescado, pero este era un producto de lujo, y el pueblo llano apenas podía probarlo. El japonés medio ingería los nutrientes que necesitaba, incluyendo las proteínas, comiendo grano, especialmente arroz. Incluso después del comienzo de la era Meiji no creo que el contenido de la dieta media japonesa sufriera cambios muy drásticos. Mi abuela, al recordar cuando era joven, en la era Taishō (1912-1926), me contó una vez tras otra, durante sus últimos años: “Lo único con lo que podíamos acompañar el arroz era kiribōshi daikon (nabo seco cocido, cocinado en tiras), día tras día, y acabamos hartos”. Pertenecía a la familia de un practicante médico de Fukagawa, en Tokio, y no eran pobres, pero aun así esa era su comida. Solo su padre, el cabeza de familia, podía permitirse algo de pescado.

Y lo cierto es que comer ese arroz, comer hasta hincharse arroz blanco libre de impurezas, fue algo que los japoneses tuvieron en gran estima durante mucho tiempo. En el periodo Edo eran las clases altas las que podían comer arroz blanco, aunque para finales del periodo las clases populares de grandes ciudades como Edo (actual Tokio) u Osaka podían consumirlo también, pero en el resto del país, en las provincias, el pueblo llano comía grano mezclado. Se dice que no fue hasta el comienzo de la era Meiji que los campesinos de todo el país pudieron empezar a comer arroz regularmente. También durante las hambrunas y escaseces de la posguerra, tras la Segunda Guerra Mundial, era arroz blanco lo que ansiaban comer los japoneses.

Esa época en la que hablar de comida era hablar de arroz duró bastante. Incluso en año fiscal 1962 se consumían 324 gramos diarios de arroz por persona, de media. ¿Cómo nació esa costumbre de comer grandes cantidades de arroz con muy pocos platos secundarios? Quizá el origen provenga del hecho de que en el periodo Edo existía un sistema de pago con arroz a los samuráis.

Las costumbres alimenticias de los japoneses, que han seguido girando en torno al arroz durante mucho tiempo, han cambiado en gran manera en los últimos cincuenta años. Si comparamos datos del año fiscal 1962 y del 2016 veremos que el consumo de arroz se ha reducido a la mitad, y por otro lado el de carne se ha multiplicado por 4,2, y el de productos lácteos ha pasado de 28,4 kilos anuales a 91,3 (3,2 veces más). Las razones para este progresivo abandono del arroz hay que buscarlas en la occidentalización de la alimentación japonesa, pero quizá también en el éxito de dietas para perder peso basadas en la eliminación de azúcares.

Si los alimentos secundarios aumentan es lógico que el consumo de arroz descienda. La falta de preferencia por comidas con arroz quizá se haya dado porque por fin las costumbres alimenticias heredadas del periodo Edo están dejando de influir sobre la vida de los japoneses actuales.

(Artículo traducido al español del original en japonés. Imagen del encabezado: un plato combinado con gyōza de un restaurante japonés; imagen cortesía del autor)

  • [24.09.2018]

Nacido en Tokio en 1963. Graduado en la Facultad de Derecho de la Universidad Waseda. Aprendió chino como estudiante de intercambio en la universidad Nankai. Fue periodista para Kyodo News. Tras trabajar como secretario de un representante de la Dieta, periodista para un periódico económico y otros trabajos, ahora es escritor autónomo.

Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia