¿Por qué triunfa el ‘city pop’ en todo el mundo?

Kurimoto Hitoshi [Perfil]

[09.01.2019] Leer en otro idioma : 日本語 | FRANÇAIS |

El city pop, un género musical que explora la imagen de las grandes urbes en todos sus aspectos y tiene grandes influencias de la música occidental, cosechó un éxito singular en Japón durante la década de 1980. A día de hoy, parece que está ganando adeptos en otros países. Nos preguntamos el porqué de esta tendencia, para lo cual hacemos un repaso del género desde su nacimiento hasta nuestros días.

Sugar Babe y Yuming, el inicio del city pop en la década de 1970

Un sonido refinado y elegante; una melodía delicada inspirada en la música occidental; letras sobre historias de amor de adultos que viven en la ciudad. Así era el city pop, un género del pop japonés que ha resurgido y está ganando terreno en el panorama musical actual, tanto en Japón como en otros países. Los apasionados de la música en todo el mundo buscan discos del city pop nipón, y son cada vez más los músicos y pinchadiscos que citan temas de este género en sus listas de favoritos. ¿A qué se debe esta tendencia?

Existen varias teorías sobre el nacimiento del city pop, pero la más extendida es la que afirma que el género lo creó el grupo Sugar Babe. Esta banda de rock es conocida por dos de sus integrantes: Yamashita Tatsurō y Ōnuki Taeko. Sus canciones eran una fusión que incluía elementos de la música oldies, el pop de cantautores y el soul y no tenía nada que ver con lo que hacían grupos de subgéneros del rock como el hard rock y el blues rock. Por este motivo, en 1973, año en el que irrumpieron en el panorama musical, se los consideraba un grupo alternativo. No gozaron del reconocimiento del público general hasta después de 1976, cuando se separaron. En los tres años en los que el grupo estuvo en activo, los miembros de Sugar Babe, con Yamashita a la cabeza, así como otros músicos de su entorno, crearon el pop y el rock que servirían de germen del city pop.

Cobalt Hour, disco lanzado por Arai Yumi en 1975. Sus canciones son puro city pop.

Posteriormente, esta tendencia seguiría adelante de la mano de Matsutōya Yumi o Yuming (de soltera, Arai Yumi). Cuando debutó, en 1972, era una de tantas cantautoras que tocaban el piano, pero, cuando comenzó a cantar con Caramel Mama, un grupo creado en 1973, sus temas fueron adquiriendo tintes del city pop. Sus letras, que reflejaban una visión del mundo sumamente refinada, y el sonido espeso y colorido de su música la convirtieron en todo un icono del pop. Caramel Mama estaba integrado también por Matsutōya Masataka, marido de Yuming y teclista del grupo; Suzuki Shigeru a la guitarra; el bajista Hosono Haruomi y Hayashi Tatsuo, batería. Todos ellos fueron los encargados de consolidar el city pop japonés, una afirmación nada exagerada.

Un tiempo después, pasaron a llamarse Tin Pan Alley. Aunque sacaron sus propias canciones, centraron su actividad en colaborar con diferentes músicos. Los temas que crearon en la década de 1970 artistas representativos del city pop como Kosaka Chū, Yoshida Minako, Ōnuki Taeko, Yano Akiko, Minami Yoshitaka y Yamashita Tatsurō están estrechamente relacionados con las amistades de Caramel Mama/Tin Pan Alley. Además, estos últimos fueron músicos de Minami Saori e Ishida Ayumi, de ahí que el sonido característico del city pop se fuera mezclando gradualmente con la canción popular y colándose en los hogares japoneses.

La edad dorada, a partir de 1980

Sin embargo, el verdadero éxito del city pop no llegaría hasta el comienzo de la década de 1980. En ese año, Ride on Time, de Yamashita Tatsurō, cosechó mucho éxito, al igual que Fushigi na Pīchipai, de Takeuchi Mariya. Un año después, temas como Pegasasu no Asa, de Igarashi Hiroaki, y Surō na Bugi ni shite kure (I want you), de Minami Yoshitaka, subieron en las listas de éxitos, pero es posible decir que el reconocimiento verdadero llegó con Rubī no Yubiwa, de Terao Akira. Esta canción, que representaba en gran medida el dandismo de los hombres solitarios que viven en la ciudad, logró vender 1.600.000 copias de su sencillo; su éxito fue tal que caló hondo en todas las franjas de edad, desde niños hasta mayores. Además, gracias a todo esto, el city pop se colocó en las filas de la música de masas.

A la izquierda, Ride on Time, de Yamashita Tatsurō (1980); a la derecha, carátula de Reflections, el disco publicado en 1981 por Terao Akira que contenía Rubī no Yubiwa.

Se puede considerar, por lo tanto, que el city pop llegó a su edad de oro en la década de 1980, después del gran éxito de Terao Akira. Comenzaron a aparecer en televisión artistas como Kisugi Takao, Sugiyama Kiyotaka y Omega Tribe, Nakahara Meiko y el grupo Anzen Chitai, con un aspecto más maduro. Además, esto se tradujo en que cantantes consideradas idols como Matsuda Seiko, Yakushimaru Hiroko y Kikuchi Momoko incluyeran sonidos del city pop en su repertorio. Ellas no fueron las únicas, ya que estrellas consolidadas del rock y del folk como Yazawa Eikichi e Inoue Yōsui también lanzaron éxitos en la línea de este género. Esta fue la época de desarrollo de artistas con gran potencial: Kadomatsu Toshiki, Sugi Masamichi, Inagaki Jun’ichi, Stardust Revue…

A Long Vacation, de Ohtaki Eiichi (1981).

Sin embargo, el city pop se acabó convirtiendo en un clásico; el movimiento fue pasando de moda poco a poco. En su lugar, hubo un auge de las idols y de los grupos, y cada vez había menos cabida para los artistas dedicados a este género. No obstante, esto no quiere decir que desapareciera por completo: los mejores artistas siguieron haciendo música y algunos, como Yuming y Ohtaki Eiichi, volvieron a gozar de fama como parte del movimiento de mayor repercusión de la década de 1990, el denominado Shibuya-kei(*1). Además, se cree que el auge actual de lo que se ha tildado de neo city pop tiene sus cimientos en grupos como Kirinji y Kinmokusei, que surgieron a finales de la década de 1990, cuando el movimiento del decenio iba tocando a su fin.

(*1) ^ Movimiento en torno a la música pop que surgió en el barrio tokiota de Shibuya en la década de 1990.

Etiquetas:
  • [09.01.2019]

Escritor especializado en viajes y música y DJ nacido en Osaka en 1970. Comienza a escribir mientras trabaja en una discográfica. En 2005, emprende un viaje por varios países de América Latina, del que no regresa a Japón hasta dos años después. Desde ese momento, centra su escritura en la música y los viajes, tanto para revistas especializadas como para publicaciones más generales. Además, trabaja en la creación de programas de radio, charlas, discos y conciertos, entre otros proyectos. Entre sus obras, destacan Aruzenchin ongaku techō (Cuadernos de música argentina; Du Books, 2013), Buenosu Airesu zakka to bunka no tabi techō (Cuadernos de un viaje por la cultura y los artículos de uso diario en Buenos Aires; Mainichi Communications, 2008). En la actualidad, reside en Okinawa.

Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia