Nadeshiko Japan, el mejor equipo de fútbol femenino del mundo

Tanaka Masahiro [Perfil]

[07.11.2011] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS |

El equipo japonés Nadeshiko Japan obtuvo su primera victoria mundial en la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011. En los comienzos no siempre fue todo triunfo y logros para las chicas, quienes tuvieron que desarrollar las habilidades y el entusiasmo que ahora las hacen campeonas. Tanaka Masahiro, comentarista de deportes, nos narra la historia.

Resultados de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011 en Alemania

(Primera Ronda)
Japón 2–1 Nueva Zelanda
Japón 4–0 México
Japón 0-2 Inglaterra

(Cuartos de Final)
Japón 1-0 Alemania (prórroga)

(Semifinales)
Japón 3-1 Suecia

(Finales)
Japón 2-2 EE.UU. (prórroga) penalties: 3-1

Este verano, la victoria del equipo femenino de fútbol en la Copa Mundial Femenina de la FIFA (Fédération Internationale de Football Association) 2011 en Alemania ocasionó júbilo nacional, transformando a las jugadoras en celebridades de la noche a la mañana y provocando una ola de interés sin precedentes por el juego femenino.

En mi opinión, la centrocampista Sawa Homare es el personaje que ha hecho crecer el fútbol femenino, no sólo de Nadeshiko Japan (la selección nacional de fútbol femenino) sino también de todo el movimiento del fútbol femenino en Japón. En su condición de capitana, condujo a su equipo a su primera victoria en la Copa Mundial Femenina de la FIFA en Alemania cuya apertura fue el 26 de junio de 2011. Antes del gran torneo, estaban ubicadas en el cuarto lugar en el ranking internacional de la FIFA, una posición prometedora; sin embargo, el fervor del público fue mucho mayor frente al logro del equipo de fútbol femenino japonés de convertirse en el mejor del mundo.

Cuando las chicas de Nadeshiko Japan partieron hacia Alemania antes del gran torneo, había tan solo diez miembros del personal de prensa reunidos en el aeropuerto de Chūbu. No obstante, a su regreso a Narita, su número había aumentado hasta 260, y además había 400 fans aglomerados, con ellos. Ante esto, la delantera Ando Kozue recuerda emocionada: “En la Copa Mundial de 1999, ni una sola persona nos vino a dar la bienvenida”. Tras la victoria, las chicas de Nadeshiko Japan fueron galardonadas con Kokumin Eiyo Shō, el Premio de Honor Popular, en el presente año 2011. La fiebre aún continúa y las solicitudes para entrevistas, apariciones en la televisión y anuncios comerciales siguen siendo una constante no sólo en sus días de descanso sino también durante sus días de entrenamiento. Sawa se dedicó a la prensa y, sin importar el cansancio, y como si quisiera recuperar el tiempo perdido, repetía: “Hasta la fecha, en el fútbol femenino ha habido momentos de oscuridad y falta de apoyo. Me gustaría que hubiera un poco más de interés por el fútbol femenino”.

19 de julio. Nadeshiko Japan recibió una calurosa bienvenida por parte de sus numerosos fans en el aeropuerto de Narita, a su regreso después de su victoria en la Copa Mundial Femenina de la FIFA en Alemania.

Nadeshiko Japan mejoró junto a Sawa Homare

El equipo japonés de fútbol femenino tuvo que recorrer un camino de 45 años, comenzando desde cero, para llegar a ser lo que ahora es, el mejor del mundo. En 1966, el equipo de jóvenes deportistas nació en un colegio de educación primaria en Kobe, y se considera el primer equipo femenino en todo el país. Para los años 70 ya había una serie de equipos y de compañías patrocinadoras. Por esta razón, en el año 1979 se celebró el Campeonato Nacional Femenino de Fútbol, conocido como la versión femenina de la Copa del Emperador (Tennō Hai). Inicialmente, los equipos consistían en 8 personas, los partidos duraban 25 minutos cada tiempo, el área del campo era dos tercios de la de los hombres y las recepciones de pecho estaban prohibidas.

En los años 80, las condiciones de juego se igualaron a las de los hombres, y el mismo año también nació la liga nacional: Liga Japonesa de Fútbol Femenino, que luego se convertiría en Liga L y finalmente en la Liga Nadeshiko. En 1991, se celebró el Campeonato Mundial de Fútbol Femenino de la FIFA en China como la primera Copa Mundial de fútbol femenino. El fútbol femenino también entró como prueba deportiva oficial en los Juegos Olímpicos a partir de 1996 (Atlanta). Japón participó en estas primeras competiciones a nivel mundial. En el Campeonato Mundial de Fútbol Femenino de la FIFA en Suecia 1995, Japón jugó en el primer torneo y logró pasar a las eliminatorias (fue eliminado en los cuartos de final).


Sawa Homare regateando (Japón vs Corea del Norte en las eliminatorias de Asia de los Juegos Olímpicos de Londres).

Nadeshiko Japan estaba mostrando un progreso constante; sin embargo, en los Juegos Olímpicos de 1996 y en la Copa Mundial de Fútbol Femenino de la FIFA en EE.UU. 1999 fueron eliminadas en la primera ronda. Este último torneo contaba para clasificarse para los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, por lo que el equipo japonés no pudo entrar a competir en ellos. Es así como el número de espectadores declinaría marcadamente, y también, como consecuencia del deterioro de la economía japonesa, muchos equipos patrocinados por empresas privadas como “Suzuyo Shimizu FC Lovery Ladies” y “Nikkō Shōken Dream Ladies”, los más fuertes de la Liga L, se retiraron sucesivamente. La fiebre del fútbol femenino japonés disminuía rápidamente dando paso a una época de dificultades.

Sawa también experimentó esta época de dificultades. Su contrato profesional con “NTV Beleza” (actualmente “Nittere Beleza”) fue cancelado en junio de 1999. Sawa, que encontró una forma de destacar como jugadora profesional en los Estados Unidos, decidió trasladarse a una liga de profesionales de aquel país. Se retiró de la Universidad Teikyo y cruzó el océano para comenzar su nuevo entrenamiento. No obstante, en el año 2003, Sawa se vio obligada a volver a Japón debido a que la liga profesional en la que jugaba su equipo había cesado.

Sawa regresó para rescatar el fútbol femenino de Japón, que ya había caído en una situación muy grave.

 “En los momentos difíciles, miren mi espalda”


Sawa se convirtió en el pilar espiritual que hizo a su equipo crecer (Japón vs Corea del Sur en las eliminatorias de Asia de los Juegos Olímpicos de Londres).

En 2003, Japón terminó cuarto en la Liga de Campeones de la AFC (Asian Football Confederation), lo cual les sirvió también para clasificarse para la Copa Mundial de aquel año. Ya que solo los dos primeros puestos se clasificaban, además de un posible tercero, el resultado en circunstancias normales habría supuesto la descalificación de Japón para la Copa Mundial. Sin embargo, China se clasificó automáticamente como anfitriona de la Copa Mundial, lo que hizo que Japón saltara una posición, quedando en tercer lugar, con un desempate home-and-away (casa-y-visitante) pendiente contra México, el tercero en el campeonato femenino de la CONCACAF (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Asociaciones de Fútbol).

En México ambos equipos quedaron en empate, y en el segundo partido, en el Estadio Nacional de Tokio, Sawa marcó el gol de la victoria con la cabeza, justo a tiempo, y Japón se aseguró su participación por cuarta vez consecutiva en la Copa Mundial (La Copa Mundial de 2003 había sido reubicada a Estados Unidos debido a un brote de SARS [síndrome respiratorio agudo severo]).

La capitana de entonces, Obe Yumi, que jugaba como defensa en ese tiempo, recuerda que Sawa proveyó inspiración a sus compañeras de equipo ante los desafíos, especialmente por parte de sus rivales asiáticas. “Los equipos fuertes, como Corea del Norte y China, están dirigidos por un hambre espiritual, que va más allá de la fuerza física y las habilidades técnicas. Ellas pelean por una vida de calidad y por el amor a su país. Creo que muchas de nosotras nos estábamos preguntando por qué estábamos en el juego, y qué es lo que nos impulsaba a seguir adelante. El éxito de Sawa en Estados Unidos y su entusiasmo se convirtió en inspiración para todas nosotras”.

Sawa jugó en todos los partidos de Japón durante las Olimpiadas de Atenas en 2004 y dirigió a su equipo desde la delantera, llevándolo por primera vez a la clasificación para las rondas eliminatorias, pero siendo después eliminadas en los cuartos de final.

En las Olimpiadas de Beijing en 2008, muchas otras jugadoras, incluidas la medio campista Miyama Aya y la delantera Ono Shinobu, comenzaron a dejar su propia marca junto a Sawa. Después de vencer a la anfitriona, China, en los cuartos de final, Japón terminó en cuarto lugar, y a sólo un triunfo para llegar a las tan deseadas medallas. Las palabras de aliento de Sawa a las jóvenes jugadoras durante el torneo se hicieron entonces legendarias; “En los momentos difíciles, miren mi espalda”. En 2010, Japón ganó los Juegos Asiáticos por vez primera, obteniendo así el derecho a considerarse el mejor equipo de Asia. Sin embargo, el equipo tenía su mente puesta en algo incluso más grande.

Nadeshiko Japan: Resultados en los Principales Torneos Internacionales

Año Torneo Resultado
1991 Copa Mundial del Fútbol Femenino de la FIFA RP China 1991 Primera Ronda
1995 Copa Mundial del Fútbol Femenino de la FIFA Suecia 1995 Cuartos de Final
1996 Juegos Olímpicos de Atlanta Primera Ronda
1999 Copa Mundial del Fútbol Femenino de la FIFA EE.UU. 1999 Primera Ronda
2000 Juegos Olímpicos de Sídney No se pudo clasificar
2003 Copa Mundial del Fútbol Femenino de la FIFA EE.UU. 2003 Primera Ronda
2004 Juegos Olímpicos de Atenas Cuartos de Final
2007 Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007 Primera Ronda
2008 Juegos Olímpicos de Beijing 4ºto lugar
2011 Copa Mundial Femenina de la FIFA Alemania 2011 1er lugar
Victoria

De país más fuerte de Asia a campeón mundial

En 2010, la Asociación Japonesa de Fútbol (JFA) introdujo un nuevo sistema ambicioso que consistía en enviar jugadoras al extranjero en un intento de reducir la diferencia de destrezas entre las mejores jugadoras japonesas y las potencias mundiales del futbol femenino como Estados Unidos y Alemania. Inspirada por la experiencia que Sawa había obtenido en el exterior, la asociación anunció que proporcionaría un subsidio de 10,000 yenes diarios para que las jugadoras pudieran fácilmente probar sus habilidades ante las mejores jugando en Europa y Estados Unidos.

Una de las personas clave en proponer este esquema fue la directora de la JFA y jefa de “Nittere Beleza”, la entrenadora Noda Akemi. Noda dijo que muchos de sus colegas directores estaban en contra de la idea, reclamando que tal cosa privaría a la liga doméstica de sus mejores jugadoras y conduciría a un declive en la popularidad del fútbol femenino en Japón. No obstante, Noda se mantuvo inflexible y continuó: “Un año es suficiente para aprender destrezas valiosas. Incluso aunque afectara un poquito a la liga doméstica, la experiencia de jugar en el exterior ayudará a nuestras jugadoras a entender que no necesitan tener miedo de sus oponentes extranjeras”. Entre las jugadoras cuyas destrezas se beneficiaron con este nuevo sistema fueron las delanteras Ando Kozue (FCR 2001 en Duisberg, Alemania), Nagasato Yuki (FFC Turbine Potsdam, Alemania), y la centrocampista Utsugi Rumi (Montpellier HSC, Francia). Muchas más han aceptado el reto este año, entre ellas Sameshima Aya, que pasó de las ligas profesionales de Estados Unidos a tomar un puesto en Montpellier HSC en Francia, y Kumagai Saki, que jugará para FFC Frankfurt en la liga alemana.

La victoria de Japón sobre la nación anfitriona de Alemania en los cuartos de final, después de la prórroga, sigue siendo un logro particularmente vívido de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011. Aunque se vieron forzadas a estar a la defensiva (Alemania realizó 23 tiros a meta contra los 9 de Japón), el equipo de Nadeshiko manejó la situación y salió victorioso; esto se debe en mayor medida a la experiencia de Sawa y las otras jugadoras, que habían mejorado sus destrezas y su fuerza física compitiendo regularmente contra fuertes jugadoras extranjeras durante su estancia en el exterior.

El siguiente gran reto del equipo vino con las clasificaciones asiáticas jugadas en China en agosto y septiembre para las Olimpiadas de Londres el próximo año. Con el interés todavía al rojo vivo en Japón, la atención de la prensa amenazaba de vez en cuando con interferir en su entrenamiento. El entrenador principal, Sasaki Norio, lamentó la falta de preparación con la que su equipo había entrado en la fase de clasificación y mencionó: “Nos habría gustado hacer más trabajo de carrera. Pero, si las presionaba aún más el equipo habría terminado con lesiones.” A pesar de los retos y distracciones, la confianza del equipo como número uno permaneció invariable, y las jugadoras mantuvieron su orgullo como campeonas mundiales, terminando el torneo en la cima de los rankings y asegurándose la clasificación para los Juegos Olímpicos el próximo año.

A pesar de ello, no hubo señales de complacencia o arrogancia. Sawa destaca: “Nosotras no podemos ganar una medalla a menos que haya una mayor mejora por parte de cada jugadora”, y agrega: “Muchas del equipo que jugaron en la fase de clasificaciones todavía no tienen una buena comprensión de las técnicas básicas o el espíritu de equipo”, exhortando así a sus jóvenes pupilas a esforzarse más en los retos por venir. El objetivo de Nadeshiko es salir victoriosas de dos torneos mundiales importantes; los equipos como Alemania y Estados Unidos, tras sus primeras derrotas contra Japón en la Copa Mundial en Alemania, parecen ser una vez más los oponentes más difíciles de Japón. Sawa menciona: “Necesitamos levantar nuestro juego en toda la línea, para que toda jugadora en el equipo pueda venir al campo y hacer una contribución real”. La capitana e inspiración de Japón tiene ahora 33 años. ¿Marcarán los Juegos Olímpicos de Londres, el próximo año, el logro culminante de su sorprendente carrera deportiva?

Septiembre 2011. Después de colocarse en el primer lugar en las eliminatorias de Asia de los Juegos Olímpicos de Londres. Nadeshiko Japan promete poner todo de su parte en los Juegos Olímpicos del año entrante.

(22 de septiembre de 2011)

(Traducido al español del original en japonés)

  • [07.11.2011]

Periodista del Departamento de deportes del periódico Sports Hōchi. Nació en el departamento de Hyōgo en 1974. Se graduó de la Universidad Kansaigakuin y en el año 1977 entró a trabajar para el periódico Hōchi Shimbun con base en Osaka. Trabajó como maquetador de página para luego convertirse en periodista cubriendo reportajes de boxeo, béisbol amateur, deportes universitarios, etc. En la actualidad es el encargado de cubrir principalmente a “Vissel Kobe” en la liga de fútbol masculina J1 e “INAC Kobe Leonessa” en la liga femenina Nadeshiko. Pertenece al Departamento de deportes del periódico Sports Hōchi.

Artículos relacionados
Lo más reciente

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia