Enfoques Empresas originales
Hard Lock Industry: tuercas roscadas para el mundo
Al no necesitar mantenimiento se consigue una gran reducción de los costes
[19.01.2012] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

Inspirada hace casi cuarenta años por el torii, un pórtico tradicional que marca la entrada a los santuarios sintoístas, la tuerca roscada Hard Lock ha triunfado en todo el mundo, ofreciendo una mejora de la seguridad y una reducción de costes por su principal característica: nunca se afloja.

Se necesitan hasta 20.000 pares de tuercas y tornillos para montar los dieciséis vagones de un tren bala Shinkansen. Estos trenes se desplazan raudos a una velocidad de 250 kilómetros por hora, y una única tuerca floja podría provocar una grave catástrofe. Los rigurosos controles de seguridad y el repaso regular de las tuercas son una manera de prevenir accidentes, pero implican serias inversiones de tiempo y dinero. Uno de los héroes anónimos cuyo trabajo ha permitido al Shinkansen operar con seguridad y de manera asequible año tras año es Wakabayashi Katsuhiko, de 78 años y presidente de Hard Lock Industry Co., Ltd, quien revolucionó la seguridad ferroviaria con el invento de una exclusiva tuerca que nunca se afloja.

Datos corporativos
Nombre: Hard Lock Industry Co., Ltd.
Dirección: 1-6-24 Kawamata, Higashi Osaka-shi, Osaka 577-0063
Representante: Wakabayashi Katsuhiko, presidente
Actividad comercial: Fabricación y venta de tuercas roscadas Hard Lock, tuercas de cojinete Hard Lock, tuercas Space Lock, tornillos de ajuste Hard Lock y otros productos (todos patentados)
Capital: 10 millones de yenes
Empleados: 49
Sitio web: http://www.hardlock.co.jp/

Aplicación del principio de cuña con dos tuercas

La idea de la tuerca Hard Lock es simple: utiliza el principio de cuña para fijar la tuerca. El remache en cuña entre la tuerca y el tornillo es suficiente para evitar que se afloje. Pero esto no es eficaz ni realista, ya que exigiría a los obreros realizar un remache en cuña cada vez que atornillasen una tuerca.

Wakabayashi tuvo muchos quebraderos de cabeza para conseguir un efecto similar a la cuña utilizando solamente tuercas. La solución que finalmente ideó fue utilizar dos tuercas de distinta forma para cada tornillo: una cóncava y otra convexa. La tuerca cóncava (la tuerca superior de la figura 2) tiene una concavidad perfectamente esférica, pero la convexa (la tuerca inferior) tiene una pequeña excentricidad. Cuando la tuerca cóncava se enrosca sobre la tuerca convexa, el efecto que se consigue es el mismo que el remache en cuña con un martillo.

Un descubrimiento crucial

Wakabayashi Katsuhiko, presidente de Hard Lock

Wakabayashi empezó a decantarse por las posibilidades del diseño de las tuercas tras una visita a una feria de comercio internacional en Osaka en 1961, donde encontró una tuerca con un mecanismo que impedía que el tornillo se aflojase. Cuando se llevó a casa una muestra para inspeccionarla, vio que el tornillo tenía incorporado un complicado mecanismo que utilizaba alambre de acero inoxidable para mantener la tuerca firmemente enroscada al tornillo. Pero esto la hacía cara. Y Wakabayashi pensó que debía haber una manera menos cara y complicada de enroscar las tuercas de manera fija.

Lo primero que ideó fue un método para añadir un muelle a las muescas de un tornillo. Esto resultó bastante eficaz para impedir que las tuercas se aflojasen, y en 1962 Wakabayashi creó, junto con su hermano y un amigo, una empresa para fabricar y vender el nuevo tipo de tuerca, a la que denominó “Tuerca U”. Durante la década siguiente, el negocio tuvo un crecimiento continuado, pero Wakabayashi acabó enfrentándose a otra dificultad.

Empezaron a surgir casos en los que las tuercas U de Wakabayashi se aflojaban, especialmente si se utilizaban en excavadoras, martinetes y otros elementos sujetos a fuertes y constantes traqueteos. Y las quejas empezaron a ser más frecuentes a medida que la venta a las industrias y las aplicaciones que utilizaban la tuerca se diversificaba. En ese momento Wakabayashi comprendió que debía regresar al punto de partida.

Y un día, a finales de 1973, le llegó la inspiración. Mientras observaba al torii que marca la entrada al santuario sintoísta de Sumiyoshi, que estaba cerca de su casa en Osaka, le llamaron la atención las cuñas que sostenían al travesaño. “Si pudiese utilizar una cuña como esa, seguro que las tuercas serían lo suficientemente fuertes para resistir cualquier tipo de vibración”, pensó. Eso le hizo volver de inmediato a la cuestión básica de cómo colocar una cuña en el espacio entre las tuercas y los tornillos. Esta pista encontrada en el santuario, que es un elemento familiar para él, “pudo haber sido algún tipo de inspiración divina”, afirma Wakabayashi.

Los comienzos de Hard Lock Industry

Convencido de que iba a conseguir su objetivo, Wakabayashi decidió apostarlo todo a su idea y fundó la actual empresa, Hard Lock Industry Co., Ltd, en 1974. Prácticamente regaló el negocio de la tuerca U a algunos de sus socios. Pero la tuerca U sigue fabricándose y continúa siendo actualmente uno de los mayores competidores de Hard Lock.

En 1976 se produjo un importante avance para el nuevo producto, cuando Wakabayashi ganó un contrato con una compañía ferroviaria con sede en Osaka para suministrarle las tuercas para su maquinaria eléctrica. A partir de ese momento, el negocio marchó viento en popa. La tuerca conseguía excelentes resultados en las pruebas de vibración realizadas por los estrictos National Aerospace Standards de EE.UU. (NAS por sus siglas en inglés), con fama de ser los más exigentes del mundo. Aunque cuesta cuatro o cinco veces más que las tuercas convencionales, es una tuerca que no necesita mantenimiento una vez instalada. Esto se traduce en un significativo ahorro y a la larga resulta mucho más económica.

Los productos de la empresa se utilizan en una amplia gama de campos en todo el mundo, como fresadoras, construcción naval y el sector de la automoción.

Las tuercas Hard Lock se utilizan en los ferrocarriles de Australia, Gran Bretaña, China, Polonia y Corea del Sur, y han ayudado a la empresa Taiwan High Speed Rail a conseguir que no se haya producido ningún accidente grave desde su entrada en servicio en 2007. Cuando destacaron la tuerca de Hard Lock en un documental de la BBC (Corporación Británica de Radiodifusión) en 2006 sobre accidentes ferroviarios, las empresas ferroviarias británicas se pasaron a la tuerca Hard Lock de forma prácticamente instantánea.

Las tuercas Hard Lock no se limitan a los ferrocarriles del mundo. También se han utilizado en el Akashi-Kaikyō, el puente en suspensión más largo del mundo, así como en la Tokyo Sky Tree, la torre de telecomunicaciones independiente más alta del mundo. En la actualidad las tuercas se utilizan en todo el mundo en maquinaria pesada como por ejemplo excavadoras marinas. Se han utilizado incluso en las plataformas de lanzamiento del transbordador espacial estadounidense.

Asimismo, empresas como Boeing y Rolls-Royce Holdings se han interesado por la tuerca. En la actualidad, Wakabayashi y su equipo están centrados en la investigación del desarrollo de tuercas más ligeras para uso aeronáutico.

La pasión del inventor

Los visitantes pueden admirar la colección de maquetas ferroviarias de Wakabayashi, en la que puede encontrarse un tren en miniatura que admite pasaje.

El éxito internacional de la tuerca Hard Lock no ha hecho a Wakabayashi caer en la autocomplacencia. Muchas otras innovaciones han seguido a la tuerca inicial, como la Tuerca Space Lock (una tuerca independiente de eficiencia mejorada) y la Tuerca de cojinete Hard Lock (una contratuerca para su uso en cojinetes de rodillos).

Wakabayashi es también un gran coleccionista de maquetas de tren, a las cuales atribuye la inspiración de sus ideas más innovadoras. En la primera planta de una de las fábricas de la empresa puede visitarse una impresionante colección de estas maquetas. Una de las que más llama la atención es un tren en miniatura lo suficientemente grande para transportar a diez personas adultas por una vía circular de cien metros. Los visitantes se suben a ella con ilusión. Wakabayashi afirma que “en el trabajo y en el ocio, nada me da más placer que hacer feliz a la gente”. Y por supuesto, los raíles de la vía están sujetos con tuercas Hard Lock, por lo que la seguridad de los pasajeros está garantizada.

(Escrito originalmente en japonés y traducido al español de su versión inglesa. Fotografías de Onoe Tatsuya)

 

  • [19.01.2012]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia