Enfoques Empresas originales
Ox Engineering Co., Ltd.
Sillas de ruedas de diseño “made in Japan”
[24.08.2012] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

Sus sillas de ruedas, desde las de uso diario hasta las de competición, han superado estrictos estándares de seguridad y desarrollado su ergonomía al máximo para facilitar que sus usuarios puedan desempeñar un papel más activo en la sociedad.

Sillas de ruedas que invitan a participar en la sociedad

Ox Engineering Co., Ltd. es una empresa con sede en la prefectura de Chiba que se dedica a la fabricación y venta de equipos que mejoran la vida de los discapacitados físicos y que está especializada en sillas de ruedas. La empresa recibe pedidos para la fabricación de sillas personalizadas no sólo de dentro de Japón, sino de clientes de todo el mundo, incluyendo a atletas que compiten en los Juegos Paralímpicos.

El fundador y presidente de Ox Engineering Co., Ltd., Ishii Shigeyuki, es muy consciente de las necesidades de las personas con discapacidades; anteriormente fue piloto profesional de motos y desde que sufrió una grave lesión durante una prueba, se ha visto obligado a vivir en una silla de ruedas. La primera silla que recibió en el hospital le generaba una sensación de malestar. En comparación con las motos de carreras, que se construyen a medida de cada piloto para potenciar al máximo la velocidad, las sillas de ruedas de hospital están diseñadas para su uso general sin tomar en cuenta las necesidades particulares de las personas.

Incapaz de encontrar una silla que le satisficiera, Ishii se construyó la suya propia utilizando el equipo de su compañía. Cuando utilizó su silla hecha a medida durante un viaje a un show de motos que se celebraba en Alemania, los periodistas extranjeros alabaron efusivamente su diseño. Esto impulsó a Ishii a embarcarse en un nuevo negocio para crear sillas basándose en las necesidades de cada usuario.

El CEO/vicepresidente de Ox Engineering Co., Ltd., Yamaguchi Takashi, explica que el punto de partida de la empresa fue el “deseo de volcar el sentido común sobre el diseño y la funcionalidad de la silla de ruedas”.

Yamaguchi Takashi, consejero delegado (CEO, por sus siglas en inglés) y vicepresidente de la compañía, nos explica más detalles sobre el enfoque comercial de Ox Engineering Co., Ltd.

“En Japón, las personas con discapacidad pueden recibir las sillas de ruedas a través del sistema de la seguridad social. Así que la mayoría de las sillas utilizadas en Japón son las que se pueden comprar con esas ayudas económicas. A pesar de que estas sillas tienen todas las funciones necesarias que se puede esperar, no van mucho más allá. Estas sillas se quedan cortas cuando se trata de satisfacer las necesidades de uso y diseño de los individuos una vez que han salido del hospital. Incluso si las personas tienen una discapacidad física, no es apropiado considerarlos como enfermos, porque en lo demás están sanos. Creemos que es vital proporcionarles el tipo de silla que les dé ganas de salir de casa”.

Sillas de ruedas personalizadas

Yamaguchi pasa a explicarnos qué funciones de una silla de ruedas pueden motivar a los usuarios a salir de casa:

“Las sillas prestadas por los hospitales se construyen con una anchura de asiento, profundidad y altura un poco más grandes de lo normal para que todo tipo de gente pueda emplearlas. Por esta razón, son pesadas ​​y no se pueden ajustar. Normalmente, la adición de una función de ajuste a una silla aumenta su peso. Sin embargo, nuestras sillas utilizan componentes de aluminio para las piezas de ajuste, lo que les permite ser más ligeras que las sillas normales. Tenemos sillas de diseño que son más ligeras, compactas y permiten una mayor libertad de movimiento. Y añadimos características que están diseñadas para cada individuo. Nuestras sillas son altamente maniobrables, incluso en espacios reducidos, y se pueden cargar fácilmente en un coche. Nuestro objetivo es que el diseño sea un reflejo de su funcionalidad, por lo que no nos atamos a ideas preconcebidas de cómo debería ser una silla”.

Si se da un vistazo al interior de la oficina de la empresa, puede uno comprobar cómo los empleados en silla de ruedas hacen su trabajo desplazándose fácil y rápidamente.

Hay muchos usuarios de sillas de ruedas en Ox Engineering Co., Ltd., por lo que pueden proponer ideas para nuevos productos basadas ​​en sus experiencias diarias.

“Lo importante es que el usuario tenga libertad para moverse tanto como sea posible”, explica Yamaguchi. Para garantizar que el usuario pueda mirar hacia adelante y mover los brazos libremente tenemos en cuenta todo tipo de factores, incluyendo el ángulo adecuado para la superficie del asiento, el respaldo y la altura total de la silla. Las situaciones difieren según el grado de discapacidad de una persona, pero si los usuarios pueden mirar al frente con los brazos libres es mucho más fácil para ellos interactuar con otras personas y llevar a cabo su trabajo, lo que a su vez los motiva a participar más activamente en la sociedad”.

Las sillas de ruedas están construidas de forma modular, lo que permite a los usuarios elegir libremente las partes de entre todas las existencias disponibles, tales como tubos de vivos colores y una gran gama de neumáticos.

Dentro de la planta de silla de Ox Engineering Co., Ltd. hay una amplia gama de marcos, llantas y otros componentes.

Esto refleja el hecho de que las sillas de ruedas de competición se hacen por encargo y se fabrican de cero; las sillas de uso diario se ensamblan en la planta de forma modular mediante la medición de las dimensiones del usuario y el montaje de los correspondientes componentes prefabricados. Para las partes pintadas de las sillas, el usuario puede elegir entre cien colores diferentes. Debido a la variedad casi ilimitada de tamaños, colores, la funcionalidad y otras opciones, el montaje de cada silla es único. La compañía ha puesto en marcha una línea de producción capaz de manejar eficientemente la personalización de los pedidos en base al nivel técnico de sus operarios y la disponibilidad de existencias. Gracias a este sistema, la empresa puede adaptar los productos a las necesidades de cada cliente.

La línea de producción es tan eficiente que los productos puedan ser entregados en sólo tres semanas, un tiempo de entrega excepcionalmente corto para esta industria.

Junto con la funcionalidad, la seguridad es otro de los compromisos clave para Ox Engineering Co., Ltd., nos explica Yamaguchi:

Se utiliza un torno elevador de doble tambor para medir la fuerza del respaldo del asiento y la durabilidad de la estructura.

Ox Engineering Co., Ltd. cuenta con rigurosos estándares internos para garantizar la seguridad.

“Tenemos un laboratorio de pruebas en nuestra planta para comprobar la calidad de las sillas. Las máquinas que utilizamos para hacer estas pruebas han sido también fabricadas por nosotros. Si externalizáramos las pruebas, aumentarían los costos y se requeriría más tiempo para obtener resultados. Los procesos de fabricación y mejora de la calidad implican inevitablemente un proceso de ensayo y error. Nuestra fortaleza es que podemos hacer todo esto internamente”.

Una pieza de equipo del laboratorio de análisis es el torno elevador de doble tambor, que mide la durabilidad de una silla y cómo su estructura se ve afectada por la velocidad, los golpes y las carreteras con superficies desiguales. La pieza de equipo tiene una superficie de rodadura con crestas y protuberancias en la que se mueve una silla con un peso de 100 kg en su asiento. En virtud de los Estándares Industriales Japoneses(JIS, por sus siglas en inglés), el marco de la silla debe ser capaz de resistir 200.000 rotaciones en el torno elevador de doble tambor, pero el estándar mínimo en Ox Engineering Co., Ltd. es de 300.000 rotaciones.

Como parte de su compromiso con la seguridad, la compañía ajusta o reemplaza las piezas después de que un cliente compra una silla, y cada una de las partes también está sujeta a pruebas detalladas. Por otra parte, la compañía analiza cómo los clientes utilizan sus sillas, como sus movimientos y posturas, y los resultados se incorporan en las pruebas que recrean estas formas individuales de empleo de una silla de ruedas.

Mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad

Las peticiones de los clientes son muy diversas, ya que hay una variedad casi infinita de discapacidades y muchas formas diferentes de emplear una silla de ruedas.

“Recibimos todo tipo de peticiones”, señala Yamaguchi. “Por ejemplo, a veces nos piden que cambiemos la longitud de un reposabrazos o el tamaño de un reposapiés. Las preferencias del cliente son lo más importante, pero no podemos hacer todo lo que nos piden, porque a veces lo que el usuario quiere está determinado por el estereotipo tradicional de una silla de ruedas”.

Para Yamaguchi el “estereotipo tradicional” es aquella mentalidad que asume que la forma convencional es la más natural y apropiada. De hecho, muchas de las piezas usadas en sillas estándar pueden llegar a ser innecesarias. Si tras un análisis profundo de estas piezas resultasen innecesarias, se propone una nueva forma de montar una silla sin ellas. Los clientes de la compañía están muy satisfechos con los resultados, son muchos los que nos dicen que encuentran las sillas más cómodas.

Una de las cosas que los clientes suelen pedir es una silla ligera. Satisfacer esta solicitud implica decidir si retirar algunas piezas utilizadas para el ajuste de la silla o usar materiales ligeros.

“Al final, cuando se piensa que serán necesarias las correcciones que se ajusten a la fuerza muscular del usuario o al grado de discapacidad, es mejor dejar tal cual la función de ajuste de la silla. En este caso, es necesario mantener la resistencia de las partes, mientras que se eliminan los componentes innecesarios a fin de que la silla sea más ligera. El esfuerzo adicional necesario para crear este tipo de silla requiere más recursos, así que, naturalmente, el precio también aumenta, pero creemos firmemente que vale la pena para los usuarios ya que el objetivo último es mejorar la calidad de su vida diaria”.

Expansión mundial

Yamaguchi asiste a exposiciones en el extranjero, con miras a ampliar la participación de la empresa en el mercado global. “En Asia, hemos construido relaciones con comerciantes de Taiwán, Corea del Sur y otros países donde se están vendiendo los nuevos modelos. En Tailandia, se están vendiendo las sillas de ruedas de segunda mano procedentes de Japón. En este momento, el número de nuevos modelos que estamos vendiendo es bastante bajo porque son costosas. Sin embargo a medida que la economía tailandesa se expanda, es muy posible que los clientes que compraron una silla de segunda mano la primera vez compren una nueva la próxima vez.

En Europa, estamos recibiendo pedidos de nuestros modelos de carreras hechos a medida, principalmente de atletas de competiciones en pista. Cuando empezamos este negocio en Japón, ofrecimos sillas de carreras para atletas de élite de forma gratuita pensando que era una inversión que daría sus frutos más adelante. Esto no sólo nos ha permitido obtener información valiosa de los atletas; también nos ha ofrecido nuevas posibilidades para recibir pedidos de sillas para uso diario de aquellos a quienes les gustan nuestros modelos de competición. De esta manera, nos establecimos como una marca de sillas de carreras, y luego ampliamos nuestra gama de sillas para los mercados extranjeros y el uso diario”.

En el caso de las sillas de ruedas de carreras, el diseño se adapta a las peculiaridades de cada usuario, y en base al plano trazado individualmente fabrican las piezas para construir la silla.

Ox Engineering Co., Ltd. fabrica sistemáticamente sillas de ruedas a medida de primera clase, sin estar atado a las ideas y métodos convencionales. Este enfoque en la gestión ha convertido a la empresa en una presencia indispensable en la sociedad del bienestar social de los próximos años.

Un mensaje del vicepresidente de la compañía
El CEO/vicepresidente Yamaguchi Takashi con el ideograma ki, que significa “alegría”, la alegría de crear, usar y vender productos.
Yamaguchi Takashi

“En la contratación de empleados, estoy más interesado en alguien que esté dispuesto a hacer sillas de ruedas para los competidores de los Juegos Paralímpicos que alguien que busque contribuir al sector del bienestar social. Los negocios no son un voluntariado, así que la contribución no puede ser el objetivo principal. En su lugar, tenemos que esforzarnos para que nuestros productos cumplan con las necesidades del mercado, lo que requiere de un espíritu alegre.
Muchos de nuestros empleados son apasionados de las motos, las bicicletas y otros vehículos. Por ejemplo, aprovechando su tiempo libre, uno de nuestros empleados responsables de la planificación de los diseños de sillas de ruedas ha construido un prototipo de bicicleta plegable que utiliza el mismo mecanismo de plegado que nuestras sillas. Esto dio inicio a una nueva línea de negocio. Uno no puede vender sillas a menos que le guste crearlas; somos unos entusiastas de nuestros productos, y deseamos ardientemente ver a las personas utulizándolos. Creo que la alegría de hacer tales cosas se ve con claridad en toda la compañía.
Datos corporativos
  • Nombre de la empresa: Ox Engineering Co., Ltd.
  • Dirección: 2186-1 Nakata-chō, Wakaba-ku, ciudad de Chiba, prefectura de Chiba, C.P. 265-0043
  • Representantes:
    • Ishii Shigeyuki, CEO/presidente
    • Yamaguchi Takashi, CEO/vicepresidente
  • Negocio: Fabricación y venta de sillas de ruedas y diseño de instrumentos para discapacitados
  • Capital: 150 millones de yenes
  • Empleados: 40
  • Sitio web: http://www.oxgroup.co.jp/

Entrevista: Nihashi Ayano

Imágenes: Matsumura Takashi

(Traducido al español del original en japonés)

  • [24.08.2012]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia