Enfoques Empresas originales
Matsuura Machinery, a la vanguardia de la impresión 3D para metales
[25.09.2014] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية |

La prefectura de Fukui es conocida como región natal de la sabrosa variedad de arroz Koshihikari. Pero encierra otros tesoros, entre ellos una empresa que ha situado la industria japonesa de las impresoras en tres dimensiones para metales al más alto nivel mundial. Para la fabricación en serie de todo tipo de artículos son imprescindibles los moldes metálicos. Matsuura ha conseguido una altísima calidad en modelado y fresado de moldes reuniendo ambas operaciones en una única máquina que permite rebajar considerablemente los tiempos y costes de producción.

Una máquina excepcional que modela y fresa simultáneamente

Las máquinas híbridas capaces de hacer sinterizado por láser (SLS) y fresado simultáneamente, que Matsuura comenzó a producir en noviembre de 2002, han alcanzado con la LUMEX Avance-25 la cuarta generación. Con estas máquinas es posible realizar al mismo tiempo dos complejas operaciones: endurecer con un rayo láser el polvo metálico preparado sobre la mesa de mecanizado y cortar la pieza puliendo a alta velocidad su superficie.

Gotō Motohiro, investigador principal, junto al prototipo de la máquina LUMEX que se conserva en la Sala de Desarrollo (Centro de Tecnología Industrial de Fukui).

Gracias a este método ha sido posible elevar la precisión del acabado de los moldes metálicos. Usando la LUMEX se pueden crear fácilmente pequeños conductos en el interior de los moldes, lo que permite conseguir un mejor efecto de refrigeración de la resina que se vierte sobre el molde, mejorando así la productividad en el proceso de fabricación de las piezas. La dureza obtenida es muy satisfactoria, tanto que el resultado de la operación puede ofrecerse sin problemas como producto final, asegura Matsuura. Es la primera máquina híbrida que lleva a cabo, al mismo tiempo, las operaciones de modelado y fresado.

Gracias a estas innovaciones ha sido posible acortar el proceso para diseñar y mecanizar el producto a un tercio de su duración original, que era de entre dos semanas y casi un mes, y reducir su costo en algunos casos hasta la mitad. Si la robotización se lleva a su extremo, prescindiendo de la intervención humana, los costes de personal se reducirán también en gran parte. Para los fabricantes, que luchan denodadamente por conseguir cualquier reducción de los costos, este aparato puede ser la salvación.

Impresora 3D, un nombre impuesto por su propio éxito

Cuando Matsuura comenzó a desarrollar el prototipo o versión de prueba de la LUMEX, la expresión impresora 3D todavía no se había popularizado. Eso explica que se le aplicara el nombre de máquina de mecanizado híbrido de modelado (sinterizado) de metales por láser, que más parece un trabalenguas. Y su uso no comenzó a generalizarse sino al cabo de algún tiempo. Por una parte, el grado de conocimiento de la tecnología de modelado por capas era bajo; por la otra, el precio de las máquinas se situaba en torno a los 70 millones de yenes.

Matsuura Katsutoshi representa la tercera generación de la familia Matsuura al frente de la empresa.

Los vientos se tornaron favorables hacia 2013. Fue entonces cuando, las grandes comercializadoras de electrodomésticos ofrecieron por primera vez impresoras 3D a precios inferiores a los 100.000 yenes. El modelado se hace mediante la superposición de capas de resina y otros materiales, y la impresión que se recibe es la de que, de pronto, se forma un nuevo volumen en un espacio que, aparentemente, está vacío. Los medios de comunicación la presentaron como una “caja mágica”, dándole una amplia cobertura, y se produjo un gran boom.

Gradualmente se ha ido obteniendo un mejor conocimiento y comprensión de esta tecnología de creación de cuerpos tridimensionales y el boom se ha trasladado del ámbito del consumo individual al del conjunto de la industria. En el impulso que ha cobrado esta nueva área han tenido gran importancia también las subvenciones que está ofreciendo el Gobierno para la inversión en esta y otras áreas de tecnología de punta.  

Pese a la gran difusión cobrada por el nombre impresora 3D, Matsuura persistía en su denominación original de máquina de mecanizado híbrido de modelado de metales por láser. El giro en su postura llegó en 2014. “Por más que nosotros usásemos nuestro nombre, o hablásemos del aparato de modelado por capas, la contraparte sólo respondía ‘impresora en 3D’. De nada servía resistirse. Tuvimos que reconocer la derrota”, rememora Matsuura Katsutoshi con gesto de resignación. “Ahora utilizamos la expresión impresora 3D híbrida para metales”, añade.


Video explicativo del método de mecanización híbrido de modelado de metales por láser realizado por la máquina LUMEX Avance-25 (Cortesía de Matsuura Machinery)

Etiquetas:
  • [25.09.2014]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Artículos relacionados

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia