Enfoques Exhibiciones en Japón
Tokyo Motor Show: la próxima generación de vehículos
[07.01.2014] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية |

El 20 de noviembre de 2013 se inauguró la 43ª edición del Tokyo Motor Show. Entre lo más destacado de las distintas empresas de automoción que allí expusieron, descubrimos una nueva gama de vehículos ecológicos y autos deportivos dotados de la última tecnología.

Compitiendo por el futuro de los automóviles

La 43ª edición de la exposición Tokyo Motor Show 2013 se inauguró el 20 de noviembre, dando acceso solo a los medios los primeros dos días, en el Tokyo Big Sight, una gran superficie destinada a eventos de ese calibre sita en el distrito tokiota de Kōtō. En la exposición se mostraron prototipos de vehículos que incorporan las últimas tecnologías desarrolladas por fabricantes tanto japoneses como extranjeros, y se convirtió en un escaparate de los nuevos modelos que a partir de ahora comenzarán a venderse. Con el lema “competir por un futuro que aún no podemos ver”, en esta ocasión se dieron cita entidades relacionadas con el mundo del automóvil provenientes de doce países, que incluían 177 empresas fabricantes y organizaciones, y se presentaron 426 modelos. Desde el 23 de noviembre hasta el 1 de diciembre las puertas permanecieron abiertas también al público.

En esta ocasión los aficionados a los automóviles no se vieron privados de vehículos cargados de promesas, ni de temas de conversación. Para empezar se presentaron numerosos modelos de celda de combustible (FCV, por sus siglas en inglés) y eléctricos (EV). Además, a través de nuevos modelos de deportivos y todoterreno (sport utility vehicle, SUV) orientados a jóvenes, los grandes fabricantes han generado la sensación de que el deportivo se pone de moda de nuevo.

Comparándola con la anterior exposición de hace dos años, no podemos dejar pasar el hecho de que 76 vehículos se han presentado en esta ocasión como primicia mundial, lo que supone un aumento del 40%. El interior del recinto hervía de emoción a medida que se iban desvelando nuevos vehículos, también de empresas extranjeras que tratan de hacerse un hueco en el mercado japonés, en un panorama económico que empieza ahora a despegar. Aunque se sintió la ausencia de los fabricantes estadounidenses e italianos, además de la reaparición de la marca sueca Volvo también acudió por vez primera Tesla Motors, una iniciativa emprendedora en vehículos eléctricos.

¿Van volviéndose las miradas del mundo hacia Japón?

Pese a que el Tokyo Motor Show se considera una de las cinco exposiciones más grandes del mundo en su campo, en lo relativo al número de empresas participantes y visitantes antes daba la sensación de haber quedado en la sombra, algo que refleja el desastroso estado de los mercados japoneses, debido al caos económico mundial tras la quiebra de Lehman Brothers, el terremoto con tsunami del norte de Japón, el desinterés que muestran los jóvenes por los vehículos y el auge de los mercados de países emergentes, como China. No obstante el presidente de la Asociación Japonesa de Fabricantes de Automóviles (JAMA, por sus siglas en inglés), Toyoda Akio, asociación organizadora del evento, subrayó que la exposición de este año es especial.

Ello se debe a que el mundo ha empezado a volver la vista de nuevo hacia Japón, gracias a que la economía nacional ha empezado a mejorar, y a que Tokio ha sido elegida como sede de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2020. El número de turistas extranjeros que han visitado Japón este año, entre enero y octubre, ha aumentado respecto al año pasado hasta un total de 8,6 millones, cifra cercana a los diez millones a los que aspiraba el gobierno para este año, y las continuas buenas noticias en este sentido parecen estar animando también a los fabricantes de automóviles.

Con anterioridad al Tokyo Motor Show, a principios de octubre, se había celebrado la exposición CEATEC JAPAN (CEATEC: exhibición combinada de tecnologías avanzadas -siglas en inglés-), que presentaba tecnología electrónica de vanguardia. A mediados de octubre se celebró el Congreso Mundial de ITS, que presentaba tecnología de sistemas de transporte inteligentes (ITS, por sus siglas en inglés). El Tokyo Motor Show, siguiendo la trayectoria de esos dos eventos, mostró este otoño la forma en que “la información de tecnología punta de Japón se mueve por el mundo”, en palabras del presidente Toyoda.

Competencia entre vehículos híbridos y eléctricos

FCV Concept de Toyota

Ahora presentaremos algunos puntos interesantes de la exposición. Para empezar, se vio una gran cantidad de automóviles ecológicos, con mejoras en su impacto medioambiental, y vehículos originales para un futuro cercano.

Toyota presentó el FCV Concept, un prototipo que podríamos denominar el “vehículo ecológico definitivo”, un modelo de celda de combustible único en el mundo. Se trata de un sedán de altas prestaciones, equipado con un nuevo tipo de celda de combustible de tamaño y peso reducidos, y con dos tanques de hidrógeno a presión bajo el chasis. El aire entra por la parte frontal, y por la trasera únicamente sale agua. Aseguran que con una carga de hidrógeno de tres minutos puede llegar a correr 500 kilómetros. Se lanzará al mercado en 2015, pero el problema consiste en ver hasta dónde se extienden las estaciones de hidrógeno. Además de Toyota, Honda también planea lanzar sus modelos FCV al mercado a partir del mismo año.

BladeGlider de Nissan Motor Co. Ltd.

Por el contrario, Nissan ha volcado sus fuerzas en los EV, y mostró al mundo un prototipo para la nueva generación. El BladeGlider nació de la novedosa idea de lograr una conducción que diera la sensación de estar controlando un planeador (glider, en inglés). En la rueda de prensa, el presidente Carlos Ghosn demostró el atractivo del vehículo conduciéndolo él mismo. El ancho del BladeGlider mide un metro en la parte delantera, y 1.890 mm en la trasera; en ese diseño extremo el asiento del conductor se halla situado en el centro del vehículo, y pueden acompañarlo otros dos pasajeros en la parte posterior. Nissan está considerando entrar al mercado también con este tipo de diseño.

Del mismo modo que los FCV precisan de una estación de hidrógeno, para los EV es imprescindible que se cree una red de estaciones de recarga eléctrica. A medida que siguen disputándose el trono al vehículo más ecológico, los FCV y los EV seguirán dando de qué hablar también en lo sucesivo.

Toyota y Honda Motor Co. Ltd. también revelaron vehículos conceptuales unipersonales. El FV2 de Toyota no está sujeto al concepto de los vehículos tradicionales; se trata de un vehículo para un futuro cercano, que puede conducirse utilizando el propio peso. El UNI-CUB de Honda ofrece una nueva movilidad personal al permitir al conductor guiar el vehículo inclinando el cuerpo gracias a un sistema de equilibrio.

El regreso de los deportivos

Una característica de esta edición de la exposición fue la gran cantidad de vehículos deportivos que se presentaron. Lexus mostró su Lexus RC, un prototipo de deportivo con forma de cupé que la empresa presentó en dos variantes: una con motor de gasolina de 3,5 litros, y otra con motor híbrido (HV) de 2,5. El deportivo de nueva generación de Honda, el NSX Concept, aúna un motor en V con seis cilindros de inyección directa y tres motores eléctricos. Cuenta con motores individuales para cada una de las ruedas delanteras, lo que permite tomar las curvas sin aminorar demasiado la velocidad.

Lexus RC de Lexus (división de Toyota)

NSX Concept de Honda

GT-R de Nissan

Nissan también presentó un prototipo especial de su gama GT-R, el GT-R Nismo, que podría ser la respuesta a modelos extranjeros como el cupé Concept M4 Coupe, de BMW. El techo está hecho de resina de fibra de carbono, y el chasis entero ha sido diseñado para ser ligero. Mercedes Benz, por su parte, presentó un prototipo de cupé de dos puertas, el Concept S Class Coupe.

La evolución de los vehículos ligeros hacia el deportivo

Además de los vehículos ecológicos que presentó cada fabricante, también hicieron aparición numerosos vehículos ligeros evolucionados. Entre los ecológicos, Mitsubishi presentó tres prototipos de SUV de gran tamaño (vehículos deportivos y multiuso) que llamaron la atención. Uno de ellos, el Concept GC-PHEV, es un híbrido plug-in (PHV) de altas prestaciones que puede ser recargado gracias a un enchufe externo, y que pese a retener la capacidad de usar gasolina para velocidades de crucero en largas distancias, se halla mucho más cerca del concepto de vehículo eléctrico.

GC-PHEV Concept de Mitsubishi Motors

Daihatsu Copen

Llama la atención que un cuarenta por ciento de los automóviles vendidos en Japón sean modelos nuevos de lo que se suele denominar kei -“(auto) ligero”-, máquinas que ya no dejan de lado el diseño y el aspecto más deportivo del vehículo. El prototipo Crosshiker, de Suzuki, es un híbrido con un escape de 1 litro y un peso de 810 kg, casi del mismo nivel que un auto ligero. Utiliza un sistema por el que las ruedas recargan la batería al decelerar, con lo que se mejora el consumo. Por su parte Daihatsu presentó como favorito su Copen, un deportivo ligero. Incluso después de comprarlo se puede cambiar el color de la carrocería con facilidad, de modo que las generaciones más jóvenes también se interesen.

Por otro lado, Fuji Heavy Industries presentó un modelo nuevo de su Tourer, el Levorg, y dos modelos en primicia mundial, con un total de seis vehículos en exposición. En el puesto de Matsuda se presentaron modelos híbridos de nueva generación de la serie Axela. También se presentaron prototipos que funcionan con gas natural comprimido, y otras tecnologías.

Texto: Harada Kazuyoshi (Editor senior de Nippon.com)
Imágenes: Kodera Kei

  • [07.01.2014]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia