Enfoques Cooperación Internacional
Japón dona 10.000 millones de yenes a las minorías étnicas de Myanmar
El gobierno de Japón y el impulso del proceso para la paz
[28.03.2014] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 |

El gobierno de Japón anunció el pasado mes de enero que destinará 10.000 millones de yenes para la ayuda al proceso de pacificación entre los grupos étnicos de Myanmar y la milicia del país. Esta ayuda está destinada a proveer de alimentos y medicinas en las antiguas zonas de conflicto.

El 6 de enero de 2014 el Gobierno japonés anunció que durante los próximos cinco años aportará 10.000 millones de yenes para la ayuda en Myanmar. Este dinero estará destinado a contribuir en la pacificación del país y en la mejora de la vida ciudadana en áreas donde grupos étnicos armados han estado luchando contra el Gobierno central a medida que avanza el proceso de pacificación. Ese mismo día, el embajador japonés en Myanmar, Numata Mikio, y el enviado especial de Japón para la reconciliación nacional en el país, Sasakawa Yōhei, ofrecieron una rueda de prensa en Yangón, antigua capital del país.

Estación central de Yangon

Desde que en Myanmar una junta militar sustituyese al Gobierno socialista en 1988, el país se ha ido alejando cada vez más de la comunidad internacional, y la población ha tenido que enfrentarse a unas duras condiciones de vida mientras que el Gobierno militar y los grupos étnicos armados, que exigen una mayor autonomía, continúan luchando entre sí. Después de que el Gobierno militar de Myanmar traspasara el poder al pueblo, se ha iniciado una senda para la construcción de un nuevo país en la que ha habido una rápida evolución de las reformas hacia la democracia y la economía de mercado, al mismo tiempo que continúan las conversaciones para avanzar hacia el alto el fuego en todo el territorio nacional con las minorías étnicas armadas.

Los objetivos de esta reciente ayuda de 10.000 millones de yenes son avanzar en el proceso de paz en Myanmar, mejorar la vida ciudadana en las zonas en las que residen minorías étnicas y desarrollar sus recursos humanos, y construir una infraestructura económica. Para ello se hará llegar ayuda de urgencia para proveer comida y medicinas a través de ONGs y otras organizaciones a las zonas que se han visto afectadas por el conflicto bélico. El objetivo de estos esfuerzos es impulsar el proceso pacificador y ayudar en la democratización y el desarrollo sostenible del país.

Un hogar en paz en la región de Shan

Aunque el primer ministro Abe Shinzō ya adelantó que Japón destinaría más de 100.000 millones de yenes para el desarrollo de infraestructuras y otras cuestiones en las dos ocasiones en las que se ha reunido con el presidente Thein Sein en el pasado, los 10.000 millones de yenes anunciados en esta ocasión suponen un suplemento a esa otra ayuda.

Con respecto a las organizaciones que se encargarán de realizar estas tareas de ayuda, se tendrá en cuenta a las entidades japonesas que puedan satisfacer algunos de estos requisitos: obtener el permiso del Gobierno de Myanmar para trabajar en las regiones donde ha continuado el conflicto con las minorías étnicas, e igualmente obtener la aprobación de las propias minorías étnicas, entre otros. Esta ayuda se ha decidido también teniendo en cuenta el asesoramiento de Sasakawa Yōhei, que ha venido abordando desde años atrás el tema de la paz entre el gobierno de Myanmar y las minorías étnicas.

Fotografía del encabezado: Nippon Foundation

  • [28.03.2014]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia