Luces y sombras de Nagasaki

Con la llegada de los misioneros cristianos en el siglo XVI, e incluso durante la época en la que el país se cerró prácticamente en su totalidad a la influencia extranjera, Nagasaki se convirtió en la ventana de Japón al mundo. En el siglo XX Nagasaki fue una de las dos ciudades que sufrieron los estragos de la bomba atómica. En la siguiente serie de artículos reflejamos la importancia de Nagasaki en la historia de Japón.

150 años del descubrimiento de los cristianos ocultos en NagasakiHarano Jōji

Aunque en Japón hoy apenas un 1 % de la población es cristiana, esta religión dejó una peculiar huella en la historia del país. Esta historia es especialmente palpable en varios rincones de Nagasaki. Visitamos dos edificios relacionados con la historia del descubrimiento de los “cristianos ocultos” y la bomba atómica, considerados parte del patrimonio de la ciudad: la iglesia de Ōura y la catedral de Urakami.
más

La huella del cristianismo en Hirado

Hirado, al noroeste de la ciudad de Nagasaki, quedó ligada a la historia del cristianismo en Japón desde 1550 con la llegada de San Francisco Javier. Hoy en esta isla existen numerosas iglesias, algunas con más de un siglo de historia, que recuerdan la herencia dejada por los misioneros portugueses y españoles antes de su expulsión. En el siguiente artículo analizamos la influencia de Francisco Javier en el lugar y visitamos algunas de las iglesias más importantes de Hirado.
más

El legado del doctor Nagai Takashi: testimonios de la bomba atómica de NagasakiHarano Jōji

A las 11:02 del 9 de agosto de 1945 la segunda bomba atómica explotó en el cielo de Nagasaki, a 500 metros de altura sobre la Catedral de Urakami, erigida tras abolir la persecución del cristianismo en Japón y principal punto de reunión de la comunidad cristiana de la ciudad. El sacerdote y algunas decenas de fieles que se hallaban rezando en la catedral murieron instantáneamente y el edificio quedó destruido. La vecina Universidad de Medicina de Nagasaki también sufrió numerosas víctimas mortales. Para Nagai Takashi, uno de los médicos del hospital universitario que quedó gravemente herido a causa de la bomba, ese episodio marcó el principio de una lucha para dejar a las generaciones posteriores constancia documental de los daños causados por la bomba.
más

Nagasaki y el legado de las víctimas de la bomba atómicaHarano Jōji

En 2015 se cumplieron 70 años del 9 de agosto de 1945, día en que las fuerzas armadas de Estados Unidos lanzaban a las 11:02 horas su segunda bomba atómica sobre Japón. El objetivo elegido era Nagasaki, una ciudad que desde el período de los Estados Guerreros (1467-1568) hasta el inicio del período Edo (1603-1868) había servido de única puerta de entrada al archipiélago nipón para los occidentales, chinos y coreanos, entre otros extranjeros; el primer barco portugués atracó allí en 1571. La bomba, que explotó encima de la cuenca de Urakami, unos 2,5 km al noroeste de la estación de Nagasaki, se cobró la vida de miles de personas y causó lesiones a otras tantas. En la actualidad, Nagasaki y Hiroshima –en esta última el ejército estadounidense había lanzado la primera bomba atómica el 6 de agosto de 1945– representan de forma innegable el 'legado negativo' de la destrucción sufrida por el ser humano y se han convertido en lugares de rezo por la paz mundial. Hemos visitado la Catedral de Urakami, en las inmediaciones del hipocentro de la bomba, y el Museo de la Bomba Atómica de Nagasaki, entre otros enclaves relacionados con lo acaecido hace siete décadas.
más

Artículos relacionados

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia