Enfoques Los museos más inusuales de Japón
El Museo de la Moneda: un museo del Banco de Japón que explica los secretos de las monedas japonesas

Julian Ryall [Perfil]

[21.02.2018] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

El dinero, que siempre es un tema popular, constituye el corazón del Museo de la Moneda, unas instalaciones del Banco de Japón localizadas cerca del distrito Ginza de Tokio. En él se exponen ejemplares de monedas de importancia histórica de Japón y el Este Asiático, junto a todos los billetes que el Banco de Japón ha emitido en su historia. ¡Echémosle mano a ese dinero, con las vitrinas interactivas del museo!

La moneda ha tomado muy diversas formas a lo largo de la historia de Japón: de rollos de tela a brillantes discos dorados, de bolsas de arroz a lingotes de plata. Y a medida que la sociedad moderna se mueve cada vez más hacia las tarjetas de crédito y los pagos electrónicos, es bueno que exista un museo en Tokio creado para registrar la historia del dinero físico.

El Museo de la Moneda, que es parte del Instituto para Estudios Monetarios y Económicos del Banco de Japón, abrió sus puertas en 1985 como parte de los eventos conmemorativos que marcaron el centenario del banco, tres años antes. Su objetivo es recolectar, preservar y estudiar materiales de importancia histórica relacionados con las monedas, con énfasis en el dinero japonés.

La base de la exposición del museo es la Colección Sempeikan, la cual fue reunida a lo largo de muchas décadas por el famoso numismático Tanaka Keibun (1884-1956). Tanaka coleccionó ejemplares históricamente importantes de monedas japonesas y del Este Asiático, con un énfasis especial en China. La colección se encontraba antes en el Museo Sempeikan, pero fue donada al Banco de Japón en 1944, en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, para mantenerla segura.

La ceca

El museo ocupa parte del local del banco en el distrito de Nihonbashi, en Tokio, el mismo lugar en el que estaba la kinza (ceca, lugar de acuñación de la moneda) en la era Edo, donde se crearon monedas de oro hasta el final del shogunato Edo. No lejos de allí está Ginza, el distrito que toma su nombre de la ceca para la acuñación de monedas de plata que se estableció en 1612, pero que ahora se ha convertido en la zona más “in” para ir de compras en Tokio.

Japón emitió sus primeras monedas de metal en la segunda mitad del siglo VII; la historia oficial asegura que un edicto de 683 prohibía el uso de monedas de plata y requería en su lugar el uso de fuhonsen, monedas de cobre.

Los fuhonsen, como estos ejemplos del museo, se acuñaban en Japón en la segunda mitad del siglo VII.

Estas monedas se acuñaban en Japón, pero seguían el modelo de monedas chinas redondas con un agujero cuadrado en el centro. Estas monedas chinas, llamadas banliang, se remontan al siglo III, y su uso se fue extendiendo lentamente por el Este Asiático, incluyendo Japón. Las primeras monedas japonesas tenían el mismo agujero cuadrado, además de un distintivo patrón de puntos en relieve en cada cara.

Monedas chinas de la dinastía Ming.

Las primeras monedas wadō-kaichin, de cobre, fueron acuñadas a principios del siglo VIII; en el antiguo Japón se producían 13 tipos de monedas. Posteriormente, sin embargo, las monedas fueron menguando y su calidad decreció a medida que la producción de cobre descendía. A la gente no le gustaban aquellas monedas más pequeñas, y empezó a usar artículos como la seda y el arroz en lugar del dinero.

A mediados del siglo XII hubo un fuerte incremento en el número de monedas chinas que entraron en circulación en Japón, donde se comenzó de nuevo a acuñar.

Durante los 264 años de la era Edo, que comenzó en 1603, el shogunato emitió monedas de oro, plata y cobre, y los clanes que gobernaban las diferentes regiones del país emitieron su propio papel moneda, llegando a 200 variedades distintas de billetes de clan en circulación.

Los billetes eran emitidos por diferentes clanes a lo largo y ancho de Japón; un mapa del museo muestra qué billetes circulaban en varias áreas.

Monedas de oro y plata

El museo cuenta con varios excelentes ejemplares de lingotes de plata que se usaban como moneda, junto con monedas ovaladas de oro llamadas koban, más grandes que la mano de un hombre. También exhibe lingotes de oro estampados, producidos en los siglos XVI y XVII; cada lingote está formado por oro puro en un 95 %, y pesa unos 375 gramos. Otro objeto fascinante de la exposición es una vasija de arcilla de unos 60 cm de altura que contiene unas 7.700 monedas chinas, descubierta en la prefectura de Miyazaki. Nadie sabe quién enterró esta pequeña fortuna o por qué nunca volvieron a por ella.

Los visitantes pueden sentir el peso de una moneda tradicional de oro.

Con la apertura de Japón al mundo exterior y el advenimiento del comercio internacional surgió la necesidad de unificar la moneda de la nación. Se adoptó el yen como la unidad de moneda nacional en 1871, y comenzaron a circular tanto monedas como billetes; en 1882 se creó el Banco de Japón para vincular los bancos privados que habían operado hasta entonces por todo el país. Tres años después el Banco de Japón se convirtió en el único emisor de papel moneda, lo cual estabilizó el valor monetario.

El primer billete emitido por el Banco de Japón muestra a Daikokuten, el dios de la riqueza.

La exposición incluye una muestra de cada uno de los billetes que ha emitido el Banco de Japón.

El museo también cuenta con ejemplares de todos los billetes que ha emitido el banco hasta la actualidad, y también revela el modo en que se han acuñado las monedas a lo largo de la historia. Otras vitrinas muestran cómo los clanes usaban las tecnologías del momento para evitar la falsificación de sus billetes.

Los billetes emitidos por los clanes regionales incorporaban medidas antifalsificación muy sofisticadas, que incluían filigranas visibles solo al ser expuestas a la luz.

El museo también ha incorporado con astucia experiencias táctiles en sus vitrinas, que incluyen la oportunidad de sentir el peso de un senryōbako, o caja fuerte, y de crear un billete de clan que incorpora diseños antifalsificación, como filigranas que solo se ven al ser expuestas a la luz.

Se puede sentir el peso de 100 millones de yenes (unos 10 kilos), pero es mejor no intentar llevárselos…

  • Nombre: Museo de la Moneda del Banco de Japón.
  • Dirección: 1-3-1 Nihonbashi Hongokucho, Chuo-ku, Tokio 103-0021. Tel. 03 3277 3037.
  • Página web: http://www.imes.boj.or.jp/cm/english/
  • Horario: 9:30 am to 4:30 pm.
  • Días: Abierto todos los días salvo los lunes; abre también el lunes si es fiesta nacional. Cerrado del 29 de diciembre al 4 de enero por vacaciones de Año Nuevo.
  • Entrada: Gratuita.
Etiquetas:
  • [21.02.2018]

Corresponsal de Japón y Corea del Sur para el periódico londinense Daily Telegraph. Se licenció en la Universidad de Wolverhampton y obtuvo la maestría en periodismo en la Universidad de Central Lancashire. Nacido en Londres. Llegó a Japón en 1992 y actualmente reside en Yokohama. Colabora como periodista independiente en periódicos como el South China Morning Post.

Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia