Enfoques Los museos más inusuales de Japón
El desfile de los parásitos: un museo de Tokio nos muestra a nuestros repulsivos compañeros

Julian Ryall [Perfil]

[13.02.2018] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

El Museo Parasitológico de Meguro es una institución de Tokio dedicada a la ciencia de los parásitos. Es el lugar al que debemos ir para aprender sobre minúsculos organismos que viven en la piel, sobre tenias de nueve metros de longitud, y sobre parásitos de todos los tamaños.

Los bichos que llevamos dentro

El Museo Parasitológico de Meguro, pequeño y fascinante, tiene mucho en común con lo que expone. Quien tenga interés en la ciencia de los parásitos -las criaturas que viven sobre o dentro de un huésped de otra especie- considerará este lugar de Tokio merecedor de una visita. Aquellos más impresionables, sin embargo, lo encontrarán un poco desagradable.

Se trata de uno de los pocos museos del mundo dedicados a organismos parasitarios que anima a sus visitantes a aceptar esas formas de vida que nos acompañan, en lugar de temerlas. Más de 50.000 personas visitan el museo cada año, admirando cientos de parásitos que han infectado a la gente y a otras criaturas, y que se hallan preservados en tarros de formaldehído, muchos de ellos especímenes realmente repugnantes.

Entre los hallazgos más extraños se encuentran parásitos descubiertos en el cuerpo de un celacantimorfo, un pez extremadamente raro que se ha descrito como “fósil viviente”. Otros son criaturas minúsculas que se abren paso por el tejido vivo de los animales, y otros han causado terribles deformidades a muchas personas; el museo exhibe fotografías que lo prueban.

Diagramas informativos acompañan a los especímenes en la colección del museo.

Asqueroso pero informativo

La exposición de la planta baja del museo proporciona una visión general muy completa del ingente número y la diversidad de los parásitos de la naturaleza y sus ciclos vitales. La primera planta, sin embargo, se concentra en los parásitos que aquejan a los seres humanos en particular. ¿Quién habría imaginado, por ejemplo, que más de 200 parásitos hacen del cuerpo humano su hogar, aunque solo un 10 % de ellos son endémicos del huésped Homo sapiens, mientras que el resto son zoonóticos, capaces de cambiar de huésped entre especies infectadas de pájaros y animales?

El museo se enorgullece de una tenia que creció hasta los casi nueve metros dentro de la tripa de un hombre de 40 años de Yokohama, el cual había comido una trucha en mal estado. Curiosamente, la criatura pasó de ser un gusano minúsculo a medir nueve metros en tan solo tres meses.

Otras atracciones incluyen criaturas mucho más pequeñas, como el parásito de la malaria y el Schistosoma. Las investigaciones y publicaciones del museo cubren toda la información habida y por haber sobre el mundo parasitario. La biblioteca de referencia cuenta con unos 60.000 especímenes de parásitos, además de 50.000 trabajos académicos y 5.000 libros sobre el estudio de los parásitos.

Una sección del museo está dedicada a mostrar el innovador trabajo de investigadores de este campo, como Yamaguchi Sachū (1894-1976), quien se dedicó a estudiar parásitos que afectan a las especies salvajes de Japón, además de crustáceos parasitarios. La colección incluye algunos de sus trabajos de investigación, además de especímenes que adhirió a placas de cristal para colocar bajo su microscopio.

Investigaciones y especímenes reales examinados por el parasitólogo Yamaguchi Sachū.

Educar al público

El museo fue fundado en 1953 por Kamegai Satoru para educar a la gente sobre los peligros de los parásitos que en aquel momento eran endémicos en Japón. Por suerte, la mayoría de esas criaturas son ahora muy raras en el país, pero muchas prevalecen en otras partes del mundo.

El museo es una instalación privada sin ánimo de lucro, y aún mantiene un fuerte énfasis en la investigación, recolectando nuevos especímenes de parásitos y haciendo exposiciones.

Los visitantes no deben perderse la tienda del museo, en la primera planta, donde pueden adquirir el regalo ideal para ese alguien especial, como camisetas con el diseño de un bicho asqueroso, o correas para móviles con un parásito de verdad. También se vende una guía en inglés que ayudará al visitante a orientarse por la exposición del museo y aprender mucho sobre estos polizones de nuestros cuerpos.

Museo Parasitológico de Meguro

  • Dirección: 4-1-1 Shimomeguro, Meguro-ku, Tokio 153-0064
  • Teléfono.: 03-3716-1264  (Información grabada; solo en japonés).
  • Página webhttp://www.kiseichu.org/e-top
  • Horario: de 10:00 am a 5:00 pm.
  • Abierto de miércoles a domingo, pero cerrado durante las vacaciones de Año Nuevo
  • Precio: Gratis (aunque se aceptan donaciones).

(Traducido al español del original en inglés. Imagen del encabezado: una vitrina del museo sobre los ciclos vitales de los parásitos junto a una tenia Diphyllobothrium nihonkaiense de 8,8 metros, en la primera planta. Todas las imágenes © Museo Parasitológico de Meguro.)

  • [13.02.2018]

Corresponsal de Japón y Corea del Sur para el periódico londinense Daily Telegraph. Se licenció en la Universidad de Wolverhampton y obtuvo la maestría en periodismo en la Universidad de Central Lancashire. Nacido en Londres. Llegó a Japón en 1992 y actualmente reside en Yokohama. Colabora como periodista independiente en periódicos como el South China Morning Post.

Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia