Enfoques Datos de Japón
Japón, en las negociaciones del TPP
[08.07.2013] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 |

2013 debería ser el año del entendimiento para los países que negocian el TPP. Japón no estará presente formalmente en las conversaciones hasta julio, cuando el grupo enfile la recta final. Ahora le corresponde a Japón demostrar que sabe participar en la fijación de normas comunes defendiendo al mismo tiempo sus intereses nacionales.

El primer ministro de Japón, Abe Shinzō, anunció el 15 de marzo de 2013, tras un tormentoso debate, que Japón participaría en las negociaciones del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), una organización en ciernes que aspira a liberalizar la actividad comercial y las inversiones en el área de Asia-Pacífico. Si las conversaciones llegan a buen puerto, el TPP contará con doce miembros y se convertirá en un formidable bloque económico equivalente al 38% del PIB mundial. 

Sin embargo, las oportunidades de que Japón dispondrá para negociar se limitarán a dos reuniones, la primera de las cuales se celebrará en Malasia ya a mediados o finales de julio. En estas circunstancias, el interés estriba en ver cómo Japón se las arregla para participar en la fijación de las normas que regirán el comercio exterior y las inversiones, un proceso para el que se busca un acuerdo definitivo antes de fin de año, mientras trata de defender al máximo sus intereses nacionales en cinco productos de gran peso: arroz, trigo, carnes (de vacuno y cerdo), productos lácteos y plantas azucareras

Iniciativas de integración económica por todo el mundo

Vemos, por otra parte, que el TPP no es el único movimiento de fijación de normas para sistemas multilaterales de libre comercio en el que está involucrado Japón. Es una verdadera maraña de cálculos y de estrategias particulares lo que existe en torno a la región de Asia-Pacífico, cuyo crecimiento todos los países quieren capitalizar.

Las normas que rigen las actividades económicas en el contexto internacional han sido fijadas, tras la guerra, en foros como el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT, por sus siglas en inglés) o la Organización Mundial del Comercio (OMC), que viene a ser una extensión del primero. Sin embargo, dado que las negociaciones multilaterales sobre temas comerciales en el seno de la OMC se hallan en un atolladero, desde la entrada de siglo proliferan en todo el mundo iniciativas entre países o regiones del mundo para sacar adelante tratados de libre comercio (TLC) o acuerdos de asociación económica (AAE). Los AAE, como su nombre indica, son convenios que aspiran a establecer, sobre la base de los TLC, que suelen centrarse en el movimiento de bienes, vínculos económicos más amplios. Para 2011 se habían establecido ya en todo el mundo más de 200 TLC y AAE, que complementan las normas emanadas de la OMC. El TPP es un tipo de TLC para la región Asia-Pacífico

En el caso de Japón, desde la entrada en vigor, en noviembre de 2002 ,del AAE con Singapur, se han activado muchas iniciativas similares y hoy en día tiene ya AAE con 11 países: México, Malasia, Chile, Tailandia, Indonesia, Brunei, Filipinas, Suiza, Vietnam, India y Perú. Prosiguen las negociaciones con Australia y con el Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo, así como con otros países y regiones, para establecer nuevos AAE. Un intento todavía más ambicioso es el iniciado esta primavera entre Japón y la Unión Europea, que han comenzado a negociar la firma de un AAE.

El camino hacia la integración económica regional

En el área de Asia-Pacífico también hay una gran aglomeración de proyectos de acuerdos de asociación económica regionales. Japón, China y Corea del Sur, pese a los problemas bilaterales que quedan por resolver, dieron inicio en marzo a las negociaciones para establecer un TLC. Además del TPP, donde Estados Unidos lleva la batuta, existe un proyecto de tratado de libre comercio para Asia Oriental (EAFTA) que, sobre el eje de los 10 países que forman la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN), integraría también a Japón, China y Corea del Sur (ASEAN+3) e incluso a India, Australia y Nueva Zelanda (ASEAN+6), para formar el Acuerdo Económico Comprensivo para el Este de Asia (CEPEA, por sus siglas en inglés). 

A esto habría que sumar el Acuerdo Económico Comprensivo Regional (RCEP), recientemente impulsado por la ASEAN, una combinación de los dos anteriores esquemas con la que pretende hacer frente al TPP. Los 16 países participantes, que han empezado este año las negociaciones, parecen dispuestos a llegar a un acuerdo para finales de 2015. Tanto el RCEP como el TPP están orientados hacia el gran proyecto del Área de Libre Comercio de Asia-Pacífico, que los países miembros del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) aspiran a hacer realidad en fechas tan próximas como 2020. 

  • [08.07.2013]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia