Enfoques Datos de Japón
La seguridad en Japón y en otros países
[30.10.2014] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

En 2013 Japón rompió por primera vez la barrera de los 10 millones de visitantes extranjeros. Ahora el nuevo objetivo del Gobierno es alcanzar los 20 millones de turistas de aquí a la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020. Una de las principales preocupaciones de los visitantes extranjeros es la protección y la seguridad, lo que nos conduce a la cuestión: ¿es Japón un país seguro? En este artículo hacemos una comparación sobre la seguridad en Japón y en otros países tomando como referencia una serie de datos estadísticos.

El número de crímenes ha descendido durante los últimos once años

Según el Libro Blanco de la Criminalidad publicado en 2012 por el Ministerio de Justicia, el número de infracciones del código penal confirmadas en el año 2002 (por los datos de la policía) fue de casi 3.690.000, el mayor número registrado después del fin de la Guerra, aunque a partir de 2003 ha seguido una tendencia descendente. Una de las principales razones de esto es que los robos, que representan la mayoría de los delitos, han ido decreciendo con el paso de los años. De las estadísticas de criminalidad de la policía se desprende que en 2013 el número de delitos detectados fue aproximadamente 1.320.000, tras once años de descenso continuado.

No obstante el porcentaje de arrestos en 2001 – extraído de la división de los crímenes resueltos entre los crímenes denunciados – fue el 38,8 % en su totalidad, siendo el 19,8 % de ellos por infracciones no relacionadas con el tráfico, el registro más bajo desde la posguerra, aunque el porcentaje comenzó a aumentar en 2002 hasta alcanzar un nivel estable a partir de 2006. En 2012 el porcentaje de arrestos aumentó hasta el 53,1 %, y el de los crímenes no relacionados con el tráfico hasta el 31,7 %. El porcentaje de arrestos sigue siendo alto para crímenes graves como el asesinato, el robo con violencia, el asalto o la intimidación física, aunque menor para delitos más cotidianos como el robo de vehículos o la destrucción de propiedades.

Los crímenes como los homicidios cometidos por acosadores y el rapto de niñas han recibido una atención mediática sin precedentes, al contrario que otros crímenes menores que continúan sin ser resueltos. Por ello, aunque el número de crímenes registrados haya descendido, aún es difícil que se extienda entre la ciudadanía una sensación de seguridad. En los últimos años ha habido un aumento de las estafas en las que se convence a personas de la tercer edad para que hagan transferencias bancarias, o de los delitos relacionados con las drogas. Los delitos a través de Internet también están aumentando, amenazando la vida pacífica de la ciudadanía.

Entre los países de la OCDE con menores índices de criminalidad

¿Qué observamos al comparar el índice de criminalidad en Japón con el de otros países? Aunque comparemos las estadísticas de criminalidad de distintos países, lo cierto es que cada país tiene una definición diferente de lo que es delito y la cantidad de crímenes denunciados depende de las condiciones de cada lugar, por lo que es difícil establecer paralelismos. Por ello, aunque un poco antiguo, un índice que permite realizar una comparación internacional sobre crímenes determinados en un periodo de tiempo concreto es la encuesta sobre las víctimas internacionales de crímenes elaborada por las Naciones Unidas.(*1)

Si observamos el número de víctimas de los 10 delitos más comunes(*2), en los que se incluyen el hurto, la extorsión y el robo, la tasa en 2005 fue del 9,9 %, la segunda más baja entre todos los países de la OCDE, por detrás de España. En cuando a los crímenes más serios (asesinato, atraco, violación y asalto), Japón en todo caso ha tenido la tasa más baja entre estos países. Dicha tasa de víctimas en Japón se elevó de 8,5 % en 1990 a 11,9 % en 2000, pero volvió a caer de nuevo al 9,9 % en 2005.

El Libro Blanco de la Criminalidad refleja que incluso en delitos relativamente menores como el robo de bicicletas, que representa más de la mitad de todos los robos de vehículos, ha habido un descenso paulatino en años recientes bajo una vigilancia que se dice la más estricta del mundo. A juzgar por estas estadísticas, podemos decir que Japón es uno de los países más seguros del mundo. No obstante, incluso con un bajo índice de criminalidad, hay muchas personas que sienten amenazada su seguridad.

Japón está en los puestos más altos también en el Índice de Paz Global

El Índice de Paz Global es otro indicador para medir la seguridad de un país. La revista británica Economist tiene en cuenta 24 factores distintos además de la estadística de criminalidad, como son guerras civiles o en el exterior, la relación con los países vecinos y la posibilidad de revueltas, y analiza estos factores en países y regiones, cuantificando los niveles relativos de paz. Este indicador sitúa a Japón en el 5.º lugar entre 158 países en 2012 y 6.º en 2013. Entre 2007 y 2009 Japón osciló entre la 5.ª y la 7.ª posición, y entre 2010 y 2011 ocupó la 3.ª, manteniéndose siempre entre los primeros lugares como “país en el que es posible vivir tranquilamente”.

Los visitantes extranjeros también consideran a Japón “el país más seguro del mundo”

Después del Gran Terremoto del Este de Japón ocurrido en marzo de 2011, los medios internacionales se hicieron eco de la ausencia de robos en las tiendas o de sucesos violentos, y del civismo de los afectados que esperaban en fila para adquirir únicamente los productos de primera necesidad. La seguridad de Japón fue aclamada en todo el mundo junto a la capacidad de los japoneses de mantenerse serenos incluso en una situación de pánico.

Los visitantes extranjeros también suelen escribir en Internet sobre Japón valorándolo como un “país seguro”, manifestando su sorpresa con comentarios del estilo “me olvidé la cámara y el teléfono móvil en un restaurante y me la guardaron”, “las chicas jovenes pueden caminar solas en la calle por la noche tranquilamente” o “las mujeres japonesas caminan por la calle sin cerrar el bolso”, y no son pocos los que al comparar con su país terminan considerando a Japón como “el lugar más seguro del mundo”. Aunque Japón no esté libre de crímenes y accidentes, desde el exterior se percibe como un lugar seguro en comparación con otras naciones, una realidad que no podemos obviar.

(*1) ^ Realizada en 26 países de la OCDE por el Instituto de las Naciones Unidas para la Investigación del Crimen y la Justicia Interregional y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (2009).

(*2) ^ Los 10 crímenes analizados en la encuesta fueron: robo de automóvil, robo dentro de un automóvil, robo de motocicleta, robo de bicicleta, robo con allanamiento, intento de robo, robo de propiedad privada y robo de cartera, hurto, delitos de carácter sexual contra la mujer, asalto y amenazas.

  • [30.10.2014]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia