Enfoques Datos de Japón
El Abenomics se pone a prueba en las elecciones generales de diciembre
[09.12.2014] Leer en otro idioma : 日本語 | 简体字 | 繁體字 | العربية | Русский |

El pasado 18 de noviembre el primer ministro Abe Shinzō anunció su decisión de disolver la Cámara Baja y convocar elecciones generales. La disolución de la Cámara Baja se hizo efectiva el día 21, y las elecciones se convocaron oficialmente el 2 de diciembre y se celebrarán el día 14 del mismo mes. El primer ministro también anunció que el aumento del impuesto sobre el consumo al 10 % que preveía aplicar en octubre del año que viene se pospondrá hasta abril de 2017. Como última baza, Abe se enfrenta a unas elecciones generales que servirán para medir el nivel de aceptación de su decisión de posponer el aumento del impuesto sobre el consumo y los resultados de su estrategia económica Abenomics.

El aumento del impuesto sobre el consumo se pospone tras la caída del PIB

Los resultados del PIB en el trimestre julio-septiembre han puesto en el punto de mira el aumento del impuesto al consumo previsto por el Gobierno japonés; junto con el período de abril a junio, ya van dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo. En la estimación anunciada el 17 de noviembre, la tasa de crecimiento anual del PIB muestra una caída del 1,6 %. Estos resultados, muy a la baja respecto a la previsión media de los economistas, han tenido un fuerte impacto en el mercado. El consumo privado se frenó a consecuencia de medidas como el aumento del impuesto sobre el consumo al 8 % del pasado abril, y las cifras dejan claro que sigue sin recuperarse.

Desde su inicio en diciembre de 2012, la segunda Administración Abe ha aplicado una intensa ráfaga de medidas para acabar con la deflación. Las tres flechas del Abenomics (una política monetaria agresiva, una política fiscal flexible y una estrategia de crecimiento) apuntan hacia el establecimiento de un ciclo de crecimiento positivo que debería seguir las siguientes fases: 1) aumento de los beneficios empresariales, 2) aumento salarial y creación de empleo, 3) aumento del consumo familiar, 4) crecimiento económico. Con estas medidas el primer ministro pretende lograr que la recuperación económica “se note en todo el país”.

La oposición ha cargado contra el retraso de la subida del impuesto sobre el consumo por parte del Gabinete de Abe tildándola de “fracaso del Abenomics en la lucha contra la deflación”. En la rueda de prensa del 18 de noviembre el primer ministro justificó su decisión declarando: “El Abenomics sí está dando resultados, pero (en la coyuntura económica actual) una nueva subida impositiva pondría en juego nuestra estrategia para acabar con la deflación”. Abe confirmó su determinación de seguir adelante con la estrategia de crecimiento con estas palabras: “La fecha definitiva para la subida del impuesto del consumo será en abril de 2017. Puedo asegurar que no habrá más retrasos”.

Los resultados de las “tres flechas”, aún a medio camino

¿Cómo podemos evaluar los dos primeros años del Abenomics, principal caballo de batalla de las próximas elecciones generales? Las audaces medidas monetarias aplicadas por el Banco de Japón han dado cierto resultado: las medidas de relajación monetaria adoptadas el pasado octubre, sumadas a la estrategia de relajación fiscal lanzada en abril de 2013, se han traducido en una depreciación del yen y una subida de la bolsa de valores. El índice Nikkei experimentó una caída hace poco, pero luego se recuperó hasta los 17.000 yenes, un valor que no se alcanzaba desde hacía unos siete años. La tasa de cambio del yen también se mantiene baja, a 116-117 yenes por dólar.

El gasto público también ha impulsado la economía gracias a un presupuesto suplementario generoso. Sin embargo, la multiplicación de los proyectos públicos no ha logrado reavivar las economías regionales. La depreciación del yen y la subida de la bolsa provocadas por la relajación monetaria han infundido confianza en el sector empresarial, y las estadísticas laborales muestran una tendencia positiva gracias al aumento de los puestos de empleo y a la mejora de la relación entre la oferta y la demanda de empleo. También se observa una subida de los salarios, especialmente en las grandes empresas. Las grandes exportadoras han mejorado sus beneficios gracias a la depreciación del yen.

Por el contrario, la subida de los precios de importaciones como la gasolina y el queroseno por la depreciación del yen, sumada a la subida del impuesto sobre el consumo, ha supuesto una pesada carga para las pymes y las familias, por lo que el gasto privado continúa a la baja. El aumento de los salarios no logra equipararse al aumento de los precios. Muchos trabajadores tienen empleos irregulares, y la disparidad de ingresos sigue vigente. En general, podríamos concluir que los resultados de las tres flechas del Abenomics están a medio camino.

La valoración del Abenomics por parte de la ciudadanía en el meridiano de la legislatura

La estrategia de crecimiento, buque insignia del Abenomics, se lanzó en verano de 2013 y se enmendó en junio de este año. Esta estrategia cuenta con una variada agenda que incluye el fomento de la participación activa de las mujeres en la sociedad y la revitalización de las estancadas economías regionales. Sin embargo, gran parte de las reformas estructurales y las medidas más conflictivas que requiere la estrategia siguen en fase de deliberación, y las reformas pertinentes —incluidas las legislativas— todavía no han visto la luz. También hay muchos aspectos cuyos resultados tardarán años en hacerse visibles.

No son pocos los que abogan por el Abenomics como estrategia necesaria para la reconstrucción de la economía nipona, pero también hay muchos que sienten que no está surtiendo efecto. Junto con la estrategia de crecimiento y el aumento del impuesto sobre el consumo en abril de 2017, el Gabinete de Abe también proclama su firme intención de sanear las finanzas públicas para eliminar totalmente el déficit de los presupuestos públicos para el año fiscal 2020. ¿Cómo valorará el electorado el paquete de medidas económicas del Gobierno tras la primera mitad de la legislatura? Tendremos que estar pendientes del resultado de las próximas elecciones.

Fotografía del titular: El primer ministro Abe anuncia la posposición de la subida del impuesto sobre el consumo y la disolución de la Cámara Baja en la rueda de prensa del 18 de noviembre. (Cortesía de Jiji Press)

  • [09.12.2014]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia