Enfoques Datos de Japón
Más de 70.000 niños en los centros japoneses en el extranjero
[29.12.2014] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | العربية |

Cada vez hay más estudiantes en los colegios japoneses (nihonjin gakkō) en el extranjero. A día de hoy se calcula que hay más de 70.000. La internacionalización ha llevado a muchas empresas japonesas a operar en el extranjero, y por tanto a muchos japoneses a vivir en otros países. Esto ocurre especialmente en los países de Asia, que se han convertido en el centro mundial de los negocios.

Gran crecimiento en el número de residentes japoneses en Asia

Según estadísticas del Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón, a fecha de 1 de octubre de 2013 residían en el extranjero 1.258.263 japoneses, 8.686 (0,7 %) más que un año antes, lo que representa la cifra más alta desde 1968, cuando comenzó a elaborarse esta estadística que excluye a los viajeros y otras personas con estancias inferiores a tres meses.

El aumento en el número total de los expatriados, cifrado en 126.456 (11 %) en los últimos cinco años, ha tenido también su reflejo en el de los niños que cursan en el extranjero sus estudios de primaria o secundaria en alguno de los 88 colegios japoneses (nihonjin gakkō), ocho centros creados por instituciones educativas japonesas (nikkei no gakkō) o 203 academias complementarias (hoshū jugyōkō). El total de niños en esta situación a fecha de 1 de mayo de 2013 se calculaba en 71.628, frente a los 66.975 de un año antes o a los 52.462 de 2003, marcando por lo tanto un aumento de cerca de 20.000 niños en el último decenio.

Por regiones del mundo, en Europa, Centro y Suramérica el crecimiento es mínimo, en el Medio Oriente y África las cifras no varían, y en Oceanía se registra un leve decrecimiento. Por el contrario, Asia muestra un gran aumento. En cuanto a Norteamérica, aunque experimenta subidas y bajadas, la tendencia general ascendente parece afianzada tras los fuertes crecimientos en 2012 y 2013. Según fuentes próximas a empresas japonesas con presencia en Norteamérica, el crecimiento del número de niños de familias expatriadas podría tener relación con la revalorización de este mercado durante los últimos años.

En Asia, la suma de todas las escuelas de las tres categorías señaladas el 1 de mayo de 2013 era de 27.586 alumnos, lo que representa un aumento de cerca del 70 % con respecto a la cifra de hace 10 años, que fue de 16.184. En ese mismo año, 2003, Norteamérica, con 20.848 alumnos, aventajaba a Asia. Sin embargo, en 2005 entró en un profundo bache, bajando hasta los 18.445 alumnos, y fue sobrepasada en más de 1.600 por Asia, con 20.113. Eso no resultará tan sorprendente si tenemos en cuenta que fue en el año 2004 cuando el intercambio comercial entre Japón y China superó en valor total al efectuado entre Japón y Estados Unidos. Pese a ello, las cifras de alumnos en las escuelas ubicadas en Norteamérica han repuntado otra vez, y en 2013 subieron considerablemente, desde los 21.738 del año anterior hasta los 25.540, acercándose mucho a las de Asia. Compárense estas dos cifras con las de Europa (12.788), Oceanía (2.293), Centro y Suramérica (1.784), Medio Oriente (1.013) y África (624), que reflejan de alguna forma el grado de distanciamiento de cada una de esas regiones con Japón.  

El colegio japonés de Bangkok, el mayor del mundo

En Asia, durante los últimos 10 años han sido Bangkok (Tailandia) y Shanghái (China) las ciudades con mayores crecimientos. Según datos de abril de 2014, el colegio japonés de la capital tailandesa tenían 3.052 alumnos de primaria y secundaria, convirtiéndose así en el mayor del mundo en su género. Con 2.790 alumnos le sigue el colegio de Shanghái, que tiene 1.412 alumnos en el campus de Hongqiao (solo primaria) y 1.378 en el de Pudong (primaria y secundaria). Cabe señalar, no obstante, que este colegio, el mayor del mundo hasta el año pasado, ha sufrido la pérdida de 260 alumnos durante el último año.

Según responsables de empresas japonesas con presencia en esa ciudad, muchos empleados que residían con sus familias han regresado a Japón y los que se incorporan ahora a las plantillas locales llegan en muchos casos solos, tendencias que parecen guardar alguna relación con circunstancias como la contaminación atmosférica (especialmente la debida a las partículas finas respirables de diámetro inferior a los 2,5 micrómetros o PM2.5), las manifestaciones antijaponesas o la retirada de las empresas japonesas de la industria intensiva en mano de obra.

Menor porcentaje de matriculación en los países anglófonos

Por otra parte, el uso que los residentes japoneses hacen de los colegios japoneses de currícula equiparable a la de las escuelas de Japón (nihonjin gakkō) varía mucho según la región del mundo en que se ubiquen. En los países de habla inglesa, entre los niños de las colonias el porcentaje de matriculación en estos colegios es muy bajo. En Norteamérica, por ejemplo, de los 25.540 niños residentes solo acuden a estos centros 413 (1,6 %), y en Oceanía, de los 2.293 niños, solo 140 (6,1 %).

Frente a estos bajos porcentajes, en Asia, donde residen 27.586 niños japoneses, acuden a estos centros 16.710 (60,5 %). En Centro y Sudamérica el porcentaje es de 32,1 %, o 573 de 1.784 niños, y en Medio Oriente del 31,9 %, o 323 de 1013. Los porcentajes en Europa y África se sitúan en el 20,5 % y 14,8 % respectivamente.  

En Norteamérica y Oceanía muchos niños japoneses están matriculados en las escuelas locales o internacionales. Los sábados, ya fuera del horario escolar, acuden a una academia complementaria japonesa. Al parecer, prevalece la mentalidad de que enseñar correctamente el inglés (como idioma internacional) a los niños los pondrá en ventaja cuando regresen a Japón. Frente a esta situación, en los países de habla no inglesa, no son pocos los casos en que se lleva a los niños a los colegios japoneses porque tienen planes de estudios iguales a los de las escuelas de Japón y también porque se considera que aprender la lengua local no favorecerá a los niños cuando tengan que rendir los exámenes de acceso a centros japoneses de educación media y superior.    

10.000 niños retornados cada año, la mayoría alumnos de primaria

Con el avance de la globalización, es lógico que sean muchos los niños japoneses que, tras un periodo de residencia en el extranjero, regresen a su país. El Ministerio de Educación y Ciencia define a los “niños retornados” como los “hijos de los japoneses desplazados al extranjero por motivo de trabajo, que regresan a su país tras permanecer en el extranjero al menos durante un año”. Según un estudio de dicho ministerio, entre el 1 de abril de 2012 y el 31 de marzo de 2013 entraron en esta categoría 10.591 niños, con un aumento de un 6,1 % sobre la cifra del año anterior. Por ciclos educativos, 6.182 cursaban la primaria, 2.343 la secundaria obligatoria y 1.951 el bachillerato. Otros 115 estudiaban en escuelas que unen los dos últimos ciclos. Como se aprecia, cerca del 60% del total corresponde a los alumnos de primaria, probablemente porque, cuanto más avanzada es la edad de los hijos de las familias que van a dejar el país, mayor es la tendencia a dejarlos en Japón, de forma que puedan examinarse para los institutos de bachillerato o universidades. Como se ve, la globalización de la educación presenta grandes problemas en el caso de Japón.

Fotografía del titular: Colegio japonés de Nueva Delhi, en India. (Cortesía de Jiji)

  • [29.12.2014]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia