Enfoques Datos de Japón
Cárcel para la tercera edad: una garantía de tres comidas al día y cama
[16.06.2018] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | العربية | Русский |

La proporción de ancianos entre la población de presos en Japón está aumentando. Se trata de personas mayores que reinciden en sus delitos para poder entrar a la cárcel y escapar de sus dificultades económicas.

La proporción de ancianos entre la población de presos en Japón está aumentando. Antes se creía que eran los jóvenes, incapaces de distinguir entre el bien y el mal, quienes cometían la mayor parte de los delitos, y que la gente de más edad, ya con familia, tendría más dificultades para mostrar comportamientos antisociales. Los presos de 60 años o más solo representaban un 2,5 % del total en 1976. Sin embargo, según el Papel Blanco sobre Delitos de 2017, esa franja de edad asciende ahora a 3.750 individuos, un 18,3 % del total de 20.467 presos en el país.

Entre los presidiarios de avanzada edad el delito principal era el robo, entre ambos sexos, pero era especialmente alto entre las mujeres: un 88,4 % de los delitos cometidos. Parece ser que muchos de los condenados se dedicaron repetidamente al hurto debido a su pobreza, y tras ser liberados recaían en dicho delito para poder volver a un lugar en el que al menos contaban con tres comidas diarias y un sitio para dormir. Se puede decir que la cárcel se ha convertido en una especie de “red de seguridad” para gente así.

El Ministerio de Justicia realizó en 2015 una investigación según la cual existen unos 1.300 presidiarios de sesenta años o más con síntomas de demencia. Las autoridades penitenciarias señalan que la carga impuesta sobre las instituciones penales va aumentando conforme aumenta la edad de los presos, debido a factores como la necesidad de proveer para ellos ayuda diaria y comida fácil de digerir. A partir del año fiscal 2019 cualquier nuevo prisionero de 60 años o más deberá someterse a un simple examen para diagnosticar su posible demencia, y quienes den muestras de estar afectados por la dolencia tendrán que someterse a otro examen con un médico. El objetivo es detectar el problema temprano y proporcionar tratamiento a esas personas para que puedan regresar a la sociedad tras ser puestos en libertad.

(Traducido al español del original en japonés. Imagen del encabezado: PIXTA)

  • [16.06.2018]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia