Enfoques Datos de Japón
La desigualdad de género en la política japonesa
[30.08.2018] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 |

A finales de 2017 la tasa de mujeres entre los miembros de las asambleas de las prefecturas era de apenas un 10,1 %. En mayo de 2018 se estableció una ley para la promoción de la igualdad de género en la política. No obstante, la posibilidad de alcanzar este objetivo parece aún lejana.

A finales de 2017 solo 264 de los 2.614 miembros de las asambleas de las prefecturas de todo Japón eran mujeres, apenas el 10,1 %. De acuerdo con el Ministerio de Asuntos Internos y Comunicaciones, Tokio es la única región en la que más del 20 % de los parlamentarios son mujeres (36 de 126 miembros), es decir, una tasa del 28,6 %. Le sigue la prefectura de Kioto con un 19 % (11 de 58) y la prefectura de Shiga con un 16,7 % (7 de 42). Nueve prefecturas tienen una tasa menor del 5 %, y Yamanashi, Saga y Kagawa solo cuentan con una mujer entre los miembros de sus asambleas.

Con un 53,69 %, el Partido Comunista de Japón es la única formación política con más mujeres que hombres entre sus miembros en las asambleas. En contraposición, el Partido Liberal Democrático, con mayor poder en el panorama político, solo cuenta con un 3,08 % de mujeres.

En un informe de 2017 realizado por la Unión Interparlamentaria, formada por los parlamentos nacionales de todo el mundo, Japón se encontraba en el puesto 158 de 193 países respecto a la proporción de mujeres parlamentarias. La tasa de la participación de la mujer en la política no solo se encuentra por debajo de la media de otros países a nivel nacional, sino también a nivel local.

En las 47 prefecturas solo hay tres mujeres—Takahashi Harumi en Hokkaidō, Yoshimura Mieko en la prefectura de Yamagata y Koike Yuriko en Tokio— como gobernadoras. Incluyéndolas a ellas, solo siete mujeres han llegado a ser designadas como gobernadoras de una prefectura a lo largo de la historia.

En mayo de 2018 se estableció una ley para la promoción de la igualdad de género en la política, cuyo objetivo es que más mujeres puedan acceder a esta esfera mediante designaciones igualitarias tanto de hombres como de mujeres entre los candidatos. No obstante, el mundo de la política continúa más rezagado que el de las empresas, con un atraso en el establecimiento de sistemas que permitan la baja por maternidad y para el cuidado de los hijos, e insuficientes ayudas para el cuidado de los hijos. En 2017 esta cuestión fue motivo de debate cuando el embarazo de una parlamentaria de la Dieta fue recibido con críticas como “¿Por qué te quedaste embarazada durante tu mandato?” y “¿Vas a abandonar tus responsabilidades?”. Si el embarazo y el parto son tomados como “abandono de responsabilidades”, la política estará condenada a ser siempre un trabajo masculino.

(Fotografía del encabezado: el hemiciclo de la Asamblea Metropolitana de Tokio. ©Jiji)

  • [30.08.2018]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia