Enfoques Datos de Japón
Aumentan los casos de rubeola en Tokio
[05.10.2018] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | العربية |

Los casos de rubeola han ido aumentando de forma preocupante desde agosto en el área metropolitana de Tokio debido a una cobertura incompleta de los planes de vacunación.

Los casos de rubeola en Japón se han multiplicado por cinco en lo que llevamos de 2018 en comparación con el total registrado en 2017. El Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas aseguró que a 9 de septiembre de 2018 se contaban ya 496 casos de esta enfermedad. Desde agosto el número de pacientes se ha disparado y se reportaron 127 casos solo en la semana número 36 (del 3 al 9 de septiembre). La mayoría de estos casos han ocurrido en Tokio y en las prefecturas de Kanagawa y Chiba.

El 94 % de los casos, 468 en total, fueron de adultos y afectaron a 401 hombres y 95 mujeres. Los casos entre hombres en la treintena y la cincuentena fueron los más comunes.

Entre agosto de 1977 y marzo de 1995 solo las estudiantes de secundaria fueron vacunadas en grupo en las escuelas. Los hombres comenzaron a recibir la vacuna de la rubeola a partir de abril de 1995, lo que significa que muchos hombres nacidos antes del 1 de abril de 1979 (mayores de 39 años a septiembre de 2018) no han sido inoculados.

Incluso después de abril de 1995, el rango de edad de los receptores cambió debido a que las inmunizaciones en grupo fueron sustituidas por la vacunación individual en centros de salud privados. Esto provocó que la cobertura de esta vacuna no fuese total. Algunas personas nacidas a partir del 2 de abril de 1979 en adelante no han sido vacunadas y alrededor del 20 % de los hombres en la treintena o mayores no cuentan con anticuerpos de la rubeola. Debido a los cambios en el sistema de vacunación, hoy hay pocos pacientes de rubeola en su veintena o más jóvenes ya que recibieron esta vacuna en dos dosis cuando eran niños.

La rubeola es una infección viral que provoca tos, fiebre y sarpullidos. Los síntomas de esta enfermedad no suelen ser graves y a veces los pacientes ni siquiera se percatan de que la tienen. No obstante, cuando una mujer enferma de rubeola durante las primeras 20 semanas del embarazo, el feto también se infecta, lo que puede provocar el nacimiento de bebés con el síndrome de la rubeola congénita y generar enfermedades cardíacas o sordera.

El Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas ha instado en particular a los hombres de entre 30 y 59 años que nunca han contraído la rubeola y que no han sido vacunados (o no recuerdan haberlo sido) a inmunizarse cuanto antes, de forma que puedan evitar el riesgo de transmitir el virus a las mujeres embarazadas con las que estén en contacto, incluyendo sus parejas y compañeras de trabajo.

El Gobierno se ha puesto como objetivo eliminar el síndrome de la rubeola congénita próximamente y erradicar la rubeola en Japón hacia 2020, cuando se celebrarán los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio. No obstante, si los hombres en su treintena o mayores no reciben la vacuna, el virus podría continuar extendiéndose más allá de 2019. Aunque existen pruebas para confirmar la presencia de los anticuerpos de la rubeola y asistencia a la vacunación, estas varían dependiendo según el gobierno, por lo que actualmente no se está desarrollando ningún plan general.

(Fotografía del encabezado: © Pixta.)

Etiquetas:
  • [05.10.2018]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia