Enfoques Datos de Japón
Ei Mei: un panda en Japón, padre de 15 bebés en 18 años
[30.01.2019] Leer en otro idioma : 日本語 |

Aprovechando su visita a China, el primer ministro Abe Shinzō le transmitió a su homólogo chino, Li Keqiang, deseos de recibir nuevos pandas gigantes en préstamo. Los osos panda son un símbolo de la mejora en las relaciones entre Japón y China. Revisemos el árbol genealógico de aquellos que han vivido en Japón.

La primera vez que un oso panda llegó al Parque Zoológico de Ueno, en Tokio, fue en octubre de 1972. Kang Kang (macho) y Lan Lan (hembra), donados a Japón por China como conmemoración de la normalización de las relaciones diplomáticas entre ambos países, fueron el comienzo de una verdadera fiebre por los pandas entre los japoneses. Después de la muerte de estos dos animales llegaron a Japón, a principios de los ochenta, Huan Huan (hembra) y Fei Fei (macho), de los cuales nacieron Tong Tong (hembra), en 1986, y Yū Yū (macho) en 1988.

Ling Ling (macho) llegó al parque en 1992, y por medio de un proyecto conjunto con un zoológico de México se envió al animal tres veces a dicho país para intentar aparearlo con Shuan Shuan, una hembra. Estos esfuerzos resultaron infructuosos y Ling Ling terminó por fallecer en 2008. Después de ello, el zoo de Ueno pasó tres años sin pandas entre su población animal, pero en 2011 llegaron de China Ri Ri (macho) y Shin Shin (hembra). De ellos nació, en 2017, Xiang Xiang (hembra), y el zoológico de Ueno vio renacer el interés por los pandas.

Un ejemplo de éxito en la crianza de pandas que llamó la atención a nivel internacional es el parque temático Wakayama Adventure World de la ciudad de Shirahama, en la prefectura de Wakayama. Desde que llegara con dos años de edad a Japón Ei Mei (macho), nacido en 1992, ha podido procrear una vez cada dos años desde 2001, y son ya quince los saludables hijos de este panda que se crían en el parque.

Ei Mei no tuvo hijos con su primera pareja. Mei Mei, que recibió en su día en China un tratamiento para inseminarla artificialmente, llegó a Wakayama Adventure World en 2000, y ese mismo año dio a luz a Rau Hin (hembra). Posteriormente quedó embarazada de Ei Mei y dio a luz cuatro veces, trayendo al mundo un total de seis bebés. Desde 2008 Ei Mei comenzó a aparearse con Rau Hin, hija de Mei Mei (pero no emparentada con Ei Mei), y también tuvo descendencia. La época de celo para los pandas dura unas dos semanas, y se da entre marzo y mayo, con lo que las posibilidades de que las hembras pueden quedarse embarazadas quedan reducidas a unos pocos días, y los embarazos completamente naturales son extremadamente difíciles. Es posible que en todo esto también haya influido la fertilidad de Ei Mei, la compatibilidad con su pareja, el amplio espacio que permite a los animales hacer algo de ejercicio y el tranquilo ambiente en el que viven.

El tráfico internacional de osos panda está prohibido; los que llegan a Japón desde China son animales alquilados. Se han devuelto ya a China once hijos de Ei Mei, incluyendo los que nacieron en Japón. Actualmente son seis los pandas que viven en Wakayama Adventure World: Ei Mei, Rau Hin y cuatro de sus hijos.

Una imagen familiar de Wakayama Adventure World: Rau Hin con sus gemelos (mayo de 2015)

Kou Kou (macho, también llamado Xing Xing) y Tan Tan (hembra) llegaron en julio de 2000 al parque zoológico Ōji de la ciudad de Kobe, en espíritu de cooperación para la reconstrucción de la zona, tras el terremoto de Hanshi-Awaji (1995). Kou Kou era estéril, al parecer, y se devolvió a China, tras lo cual llegó a Kobe otro panda bajo el mismo nombre. Pese a que Tan Tan dio a luz dos veces, en ambas ocasiones el bebé nació muerto o murió poco después; el propio Kou Kou murió en 2010, y en la actualidad Tan Tan vive sola en el zoológico.

(Imagen del encabezado: Xiang Xiang en el zoológico de Ueno)

Etiquetas:
  • [30.01.2019]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia