Enfoques Datos de Japón
La carne de ballena apenas se consume hoy en Japón
[25.12.2018] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | العربية | Русский |

En el Japón de posguerra la carne de ballena era un producto valorado al ser una fuente de proteínas. A raíz del establecimiento de un mayor control sobre la caza comercial de cetáceos, no obstante, se ha convertido en un bien escaso que suele consumirse únicamente en tiendas especializadas.

El consumo de carne de ballena, considerada una valiosa fuente de proteínas, vivió una época de rápido crecimiento durante la posguerra. En 1951 Japón pasó a formar parte de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) bajo la pretensión de “Realizar la caza comercial de cetáceos bajo las directrices de la CBI para proveer a la población de una fuente de proteínas de calidad a través de la carne de ballena”.

Los datos de la tabla sobre la oferta y la demanda de alimentos publicados por el Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca revelan que en 1960 se llegaron a consumir en Japón 154.000 toneladas de carne de ballena en un año. En la década de 1960 esta cifra superó incluso las 200.000 toneladas. En las décadas de 1960 y 1970 la carne ballena frita se servía habitualmente en los almuerzos escolares.

A partir de la década de 1970, no obstante, con el desarrollo de la producción de carne de cerdo y ave, el consumo de carne de ballena comenzó a reducirse paulatinamente. Después de que la CBI estableciera una moratoria internacional sobre la caza comercial de ballenas en 1982, y desde que Japón reconociese de forma efectiva esta prohibición a comienzos de 1988 a pesar de continuar con la caza científica, el consumo ha venido situándose en varios miles de toneladas. En la actualidad es poco frecuente ver carne de ballena en supermercados y otros establecimientos comerciales, y se ha convertido en un producto escaso que puede consumirse fundamentalmente en establecimientos especializados.

Si observamos el consumo anual de carne per cápita en Japón, en 1960 se comía una media de 5,2 kilos en total, de los que 1,6 kilos eran carne de ballena. En 2017, en cambio, el consumo anual de carne per cápita alcanzó los 32,7 kilos de media, de los que 13,4 kilos fueron de ave y 12,8 kilos de cerdo, siendo estas las principales carnes consumidas, y la mitad de esta cantidad correspondió a la carne de ternera. Estadísticamente, el consumo de carne de ballena por persona en un año en 2017 fue de 0 kilos.

Fotografía del encabezado: PIXTA.

  • [25.12.2018]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia