Datos de Japón

Sonrisas sanas: los estudiantes japoneses sufren hoy menos caries

Sociedad

Desde la década de 1980 el número de caries ha disminuido sensiblemente entre los menores japoneses, lo que demuestra la efectividad de la educación sobre higiene en las escuelas y otros programas de concienciación.

En las últimas dos décadas en Japón, las iniciativas para luchar contra la caries—mushiba—entre los menores parecen haber surtido efecto: el país ha visto cómo la cifra de caries ha disminuido notablemente. Las estadísticas sobre la salud de los escolares, publicadas en diciembre de 2018 por el Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología, muestran que el 45,3 % de los estudiantes la enseñanza primaria, el 35,4 % de estudiantes de la enseñanza secundaria y el 45,3 % de los estudiantes de instituto tenían caries, incluyendo aquellos que habían sido tratados de las mismas. Este dato señala un descenso anual en los tres grupos y un mínimo histórico para los estudiantes de secundaria e instituto.

Las cifras históricas sobre la incidencia de la caries entre los menores revelan que en la década de 1980 más del 90 % de los estudiantes de secundaria las sufrían. No obstante, esta tasa comenzó a reducirse en la década de 1990, hasta llegar a hoy, donde solo uno de cada tres estudiantes tiene caries.

Los programas educativos han sido esenciales para mejorar la higiene dental. En el pasado, en Japón apenas se desarrollaban campañas para prevenir la caries entre los niños dado que se asumía que los dientes primarios o de leche serían reemplazados en algún momento por dientes adultos permanentes. No obstante, a comienzos de la década de 1980 las autoridades comenzaron a ofrecer directrices a las escuelas de enseñanza primaria y secundaria sobre cómo evitar la caries. Las revistas centradas en el cuidado de los niños también comenzaron a recomendar que los padres cepillaran los dientes de sus hijos pequeños en lugar de dejar que los menores realizaran esta tarea.

Además, los caramelos y dulces fabricados con edulcorantes artificiales que no provocan caries con tanta facilidad aumentaron su presencia en el mercado, y la pasta de dientes con flúor también comenzó a ser utilizada por más personas.

Desde 1984 el Gobierno ha monitorizado la tasa de caries en dientes permanentes entre los estudiantes de 12 o más años. Los últimos datos, que muestran que ha habido un descenso anual prácticamente desde que comenzó a realizarse este estudio, vuelven a mostrar un descenso respecto al año anterior de 0,08 caries hasta el 0,74, marcando un nuevo mínimo histórico.

(Fotografía del encabezado: © Pixta.)

salud